Viajar a Italia este verano: sin certificado COVID ni mascarilla... pero con muchas novedades

Con la eliminación del pasaporte de vacunación y del test COVID, el país de la bota afronta tres meses llenos de actividades culturales.

Desde que el día 1 de abril de 2022 Italia decidió poner fin al estado de emergencia que había decretado el día 31 de enero de 2020, el gobierno ha anunciado medidas que eliminan las restricciones para viajar al país. La primera llegó el 1 de mayo, cuando el Ministerio de Salud anunció que ya no era necesario rellenar ni presentar el Formulario Digital de Localización del Pasajero (dLPF) para entrar a Italia. Un mes más tarde, el 1 de junio, dejó de ser obligatorio el Certificado COVID digital de la Unión Europea, así como la necesidad de presentar un resultado negativo de prueba diagnóstica PCR o de antígenos.

Junto a estas medidas, Italia da la bienvenida al viajero con novedades que permiten regular el turismo, pero también con aperturas e inauguraciones que arrojan luz sobre la historia y la cultura italiana.

Italia

Foto: iStock

Cinque Terre

Adiós a las mascarillas

Desde el pasado 1 de mayo tampoco es necesario presentar el certificado COVID de la Unión Europeo para acceder a hoteles, restaurantes, museos o el transporte público, siendo solo estrictamente necesario para los sanitarios y hospitales. A partir del día 15 de junio, tampoco será necesario usar la mascarilla FFP2 hasta ahora obligatoria en el transporte público local e interurbano, en los cines, teatros, espectáculos en espacios cerrados, eventos deportivos, salas de concierto y otros locales de ocio. Eso sí, se sigue recomendando la mascarilla en lugares con aglomeraciones o centros comerciales. Tampoco es necesario guardar cuarentena si se ha tenido un contacto con un positivo.

Asimismo, aquellas personas que den resultado positivo en un test COVID estando en Italia, están obligadas a someterse a un período de cuarentena de 7 días de aislamiento, con seguimiento de las autoridades sanitarias y hasta dar negativo. Si no se dispone de un lugar en el que pasar el período de aislamiento, las autoridades sanitarias ofrecen lugares donde poder prolongar la estancia en Italia, pero los gastos corren a cuenta propia.

Venecia
Foto: iStock

Con estas medidas para poner fin al estado de emergencia que se decretó hace más de dos años, el turismo regresa a Italia sin restricciones ni el sistema de semáforos por regiones según su situación epidemiológica.

Echando la vista atrás, el 3 de junio de 2020 Italia reabrió sus fronteras para salvar el turismo después de cinco meses. Las imágenes de calles vacías en Roma o de la vuelta de la naturaleza a los canales de Venecia sorprendieron al mundo, pero pronto quedaron atrás con el regreso a la normalidad. Fue paso a paso y con idas y venidas, pero el verano de 2021 el país de la bota volvió a ser uno de los favoritos entre los europeos para pasar sus vacaciones.

¿Qué hay de nuevo en Italia?

Destinos como Venecia han vuelto a cifras de visitantes previas a la pandemia y han necesitado volver a tomar medidas para regular el turismo. Ya en marzo de 2021, el Gobierno de Italia acordó un plan para desviar temporalmente el tráfico de los cruceros de Venecia hacia Marghera hasta la realización de un plan definitivo que saque los barcos de la Laguna. Este 2022 pone en marcha la prueba piloto de la reserva previa, aunque su obligatoriedad se retrasa hasta 2023. Aquellos viajeros de día que no pernocten a la ciudad, deberán reservar con antelación y pagar una tasa. De momento es voluntario, pero quienes lo hagan recibirán descuentos en museos y transporte público.

El 23 de abril se inauguró a 59a Bienal de Venecia como uno de los alicientes culturales de la ciudad. Junto a las exposiciones a Giardini, Arsenale y numerosos palacios de la ciudad, otros centros cultuales como la Fundación Peggy Guggenheim inauguran espectaculares exposiciones como Surrealismo y magia: modernidad encantada, que puede visitarse hasta el 26 de septiembre.

Cinque Terre
Foto: iStock

Pero si hay que hablar de arte y cultura en Italia, este año el destino protagonista es Procida. Capital Italiana de la Cultura 2022, cuenta con un total de 330 días de programaciones, la participación de 240 artistas y una cuarentena de proyectos cultuales que llenarán la isla de arte y vida durante todo el verano. De hecho, el golfo de Nápoles es uno de los destinos más deseados entre los italianos y extranjeros para conocer este 2022 junto a otros como Sicilia, la Puglia y Cinque Terre.

Procida toma el relieve de la ciudad de Parma que, aparte de por todo su patrimonio cultural, es uno de los destinos gastronómicos más interesantes de Italia con sus imprescindibles prosciutto de parma y parmigiano reggiano. Otra de las rutas culinarias más interesantes de este año se puede realizar por los pueblos de la región de Le Marche.

Procida
Foto: iStock

Y cómo olvidar las grandes ciudades. Roma llega a este 2022 con la inauguración de Largo di Torre Argentina, el lugar donde Julio César fue asesinado. En el Palacio del Quirinale también aterriza Superbarocco. Arte en Génova, de Rubens a Magnascocomo una de las exposiciones del año.

Pompeya acoge una de las exposiciones más ambiciosas sobre el sexo y el erotismo en la antigua roma con Arte y sensualidad en las casas de Pompeya. Además, este verano será posible viajar desde Nápoles hasta Génova en menos de siete horas gracias a las nuevas rutas en tren que ha estrenado recientemente el país de la bota.