Imprescindibles

Vídeo: Alemania en siete lugares Patrimonio de la Humanidad

Catedrales, puntos neurálgicos de grandes ciudades y paisajes culturales protegidos por la Unesco conforman este viaje por el país europeo.

Un total de 51 bienes inscritos convierten Alemania en el tercer país con más lugares protegidos por la Unesco, solo por detrás de Italia y China. Fue en 1978 cuando el país pasó a formar parte del listado de Patrimonio de la Humanidad con la Catedral de Aquisgrán, a la que se le sumaría la de Espira en 1981. Desde entonces, las catedrales, castillos y palacios alemanes se han convertido en símbolo de poder y religiosidad. 

Alemania

Ejemplo de ello es la catedral de Aquisgrán, que cuenta con una capilla palatina en forma de basílica octogonal e imita las iglesias del Imperio Romano. Se empezó a erigir en época de Carlomagno, cuyos restos yacen en su interior, y durante la Edad Media adquirió nuevos revestimientos y elementos decorativos.

Otra de las catedrales alemanas que ha recibido la protección de la Unesco es la de Colonia (en 1997), que se levanta 157 metros de altura en pleno centro de la ciudad. Iniciada en 1248, esta obra de arte gótico no se culminó hasta después de siete siglos, en 1880.

Catedral de Colonia
Foto: iStock

La Abadía y monumental entrada -conocida como Torhalle- que conforman el conjunto de Lorsch se incluyeron en la lista de Patrimonio de la Humanidad en 1991. Destaca por ser uno de los testimonios arquitectónicos carolingios más importantes y por el buen estado de conservación de sus esculturas y pinturas.

Dos años más tarde, se inscribió el complejo monástico de Maulbronn con su abadía cisterciense de 1147. Era una época de transición del románico al gótico, y el complejo desempeñó un importante papel en la propagación de la arquitectura de este último estilo en el centro y el norte de Europa.

En 1999 fue el turno de uno de los espacios más emblemáticos de Berlín: la Isla de los Museos (Museumsinsel), formada por cinco centros culturales de gran interés internacional capaces de sintetizar la evolución del concepto museístico en los cien años que estuvo en construcción, entre 1824 y 1930. Asimismo, los museos que la conforman son un testimonio de la evolución de la civilización.

Isla de los Museos
Foto: Shutterstock

El ayuntamiento y estatua de Rolando de Bremen se incluyeron a la lista en 2004 como representantes de las tradiciones del Sacro Imperio Romano Germánico, tales como la autonomía cívica y la soberanía. El edificio del ayuntamiento es, además, uno de los más importantes ejemplos del gótico báltico y Renacimiento del Weser en Europa.

Un par de años antes, en 2002, se incluyó el paisaje cultural del Valle del curso medio del Alto Rin, un total de 65 kilómetros repletos de castillos, ciudades históricas y viñedos alrededor del curso del Rin.