Vídeo: el Elevador de Santa Justa de Lisboa en 90 segundos

Construido a inicios del siglo XX, conecta dos de los barrios lisboetas más populares.

Es el único de los cuatro elevadores de Lisboa que no funciona como un funicular, sino como un ascensor. Construido entre 1900 y 1902, el elevador de Santa Justa se construyó para conectar el barrio de Baixa Pombalina con el de Chiodo, separados por una elevación de 45 metros. También conocido como elevador do Carmo, fue ideado por el ingeniero Raoul Mesnier de Ponsard, artífice del lisboeta elevador de Lavra.

Santa justa

Influenciado por la industrialización y marcado por la transformación urbana y el florecimiento cultural, el elevador traslada al visitante a inicios del siglo pasado. Responsables de ello son su estructura de hierro forjado de estilo neogótico que recuerdan a las construcciones francesas de la época. Cuando se accede a su interior, el viajero se encuentra con dos ascensores revestidos de madera, que pueden albergar hasta 24 personas cada uno.

Durante sus primeros años de actividad, funcionaba con vapor, hasta que en 1907 su maquinaria original se sustituyó por motores eléctricos.

Elevador de Santa Justa
Foto: iStock

Se construyó para facilitar la vida de los vecinos de los barrios de Lisboa. Sin embargo, hoy ha perdido su función principal -ambos barrios se conectan mediante escaleras mecánicas- y se ha convertido en una atracción turística más de la ciudad. En el último nivel, al que se accede a través de una escalera helicoidal, ofrece una de las mejores vistas sobre el barrio de la Baixa, la Plaza del Comercio y el Castillo de San Jorge.