Vídeo: el Empire State Building en 90 segundos

El emblemático rascacielos que da forma al skyline de Nueva York esconde dentro de su altura de vértigo una gran cantidad de curiosidades.

Desde que se empezaron a construir sus cimientos en 1930, la intención del Empire State Building siempre fue la de impresionar. Las cifras que definen uno de los rascacielos más icónicos de Manhattan lo corroboran. El esqueleto del edificio está sustentado por unos 200 pilares de hormigón y acero, que soportan el peso de un armazón de 60.000 toneladas. La fachada está revestida por 10 millones de ladrillos y en ella se abran hasta 6.514 ventadas que contribuyen al estilo Art Déco que lo caracteriza. Una de sus mayores joyas es el impresionante vestíbulo que tras una intensa restauración recuperó la apariencia original que ofrecía en los años 30. 

El perfil de esta construcción es uno de los edificios que define el skyline de la ciudad y es, a su vez, el reflejo de la historia más reciente de Nueva York. Su presencia es ya indisociable de la imagen urbana y a día de hoy, cerca de su centenario, sigue cumpliendo el propósito de deslumbrar a todos sus visitantes.

ESB