Dos en uno

Vietnam y Camboya ¡con toda la familia!

Porque el Sudeste asiático no es un destino solo para mochileros

 

 

1 / 9
iStock-538868764. Hanoi (intro)

Foto: iStock

1 / 9

Hanoi sobre (3) ruedas

Hanoi, la milenaria capital de Vietnam, es una ciudad trepidante y caótica como pocas. Su casco antiguo, fundado en el siglo XV, se reduce a tan solo 1 km cuadrado compuesto por 36 calles que tienen la nomenclatura de los gremios artesanos que históricamente las poblaban: calle de las sedas, calle del bambú... Una propuesta que encantará a mayores y a jóvenes consiste en recorrer el Old Quarter en un tradicional cyclo de tres ruedas. Mercados, vendedores ambulantes y una locura de gente por doquier. 

iStock-606714610. Hanoi (marionetas en el agua)

Foto: iStock

2 / 9

Marionetas acuáticas

En el encantador lago Hoan Kiem se encuentra el Teatro de las Marionetas acuáticas. Este espectáculo data del siglo XI y representa escenas de la vida rural de Hanoi, acompañándose de música tradicional. Los titiriteros, sumergidos en el agua hasta la cintura con postes de bambú, hacen funcionar las marionetas de madera lacada desde detrás de una pantalla. 

 

iStock-1200495765. Cat Ba

Foto: iStock

3 / 9

Halong Bay: una de las 7 maravillas naturales del mundo

A la isla de Cat Ba se llega tomando un ferry rápido y, una vez allí, toca relajarse, sobre todo después de la locura de Hanoi. Pasear por la ciudad de Cat Ba y disfrutar de la playa es más que suficiente, no hay que olvidar que los pequeños viajeros necesitan descansar...

Al día siguiente, dependiendo de lo aventurera que sea la familia, nada mejor que un crucero de un par de días por el tranquilo mar turquesa salpicado por las miles de rocas de la bahía de Halong. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es una de las 7 maravillas naturales del mundo, perfecto también para disfrutar de una excursión en kayak, descubrir impresionantes cuevas y darse cuenta de lo gamberros que son los monos vietnamitas. 

iStock-1154005238. Hue

Foto: iStock

4 / 9

Hue, a orillas del río Perfume

La preciosa y fotogénica ciudad de Hue con las murallas y el foso que la protegen, es la siguiente etapa de este inolvidable viaje. Los niños serán los primeros en subirse a la bicicleta para recorrer el puente Thanh Toán y el recinto de la tumba del emperador Gia Long. Después, con el estómago rugiendo de hambre, es momento de disfrutar de la legendaria gastronomía de Hue. Al caer la tarde, un crucero por el río Perfume en un barco con forma de dragón será el fin de fiesta perfecto para los pequeños aventureros. 

 

 

iStock-1049523062. Hoi An

Foto: iStock

5 / 9

Hoi An: farolillos y camisas a medida

Es al caer la noche cuando los visitantes de la bella ciudad portuaria de Hoi An se quedan indudablemente asombrados al contemplar cientos de farolillos encendidos e iluminando las callejuelas del barrio antiguo de la localidad. A pesar de eso, dada la cantidad de turistas que toman las calles cada noche, es aconsejable pegarse un buen madrugón para disfrutar del casco antiguo con más tranquilidad. Ya se sabe que allá donde fueres, haz lo que vieres, así que lo primero es alquilar una bicicleta para recorrer las callejuelas como un lugareño más. Lo segundo, Hoi An es el paraíso de las sastrerías, en uno o dos días se puede ir uno de la ciudad con una camisa hecha a medida. 

 

iStock-589556284. Hoi An Noodles

Foto: iStock

6 / 9

El paraíso de los noodles está en Hoi An

¡Fideos para todos! Los estudiantes del tour «Oodles for Noodles», promovido por G Adventures con el propósito de formar a jóvenes en el ámbito hostelero, dirigen una divertida y original clase de preparación de noodles para viajeros. Además de disfrutar de la deliciosa comida vietnamita, los instructores les enseñarán sobre los veintiséis tipos diferentes de fideos disponibles en Hoi An. 

 

iStock-982069046. Ho Chi Minh

Foto: iStock

7 / 9

Ho Chi Minh, ¡bienvenidos al caos!

Esto es Ho Chi Minh, la capital económica del país y una de las urbes más pobladas de Vietnam. Lo primero que hay que aprender al aterrizar aquí, es a cruzar la calle. Lo que en cualquier otro lugar no reviste mayor complicación, aquí se convierte prácticamente en una aventura de riesgo extremo. Existe tal cantidad de motos circulando que asusta, y además, ninguna tiene la menor intención de parar para que crucen los peatones. Lo mejor, lanzarse a la carretera sin dudar y con paso firme: se supone que las motos esquivarán a los valientes. 

Para disfrutar de unas vistas incomparables de la ciudad, se puede subir a la planta 52 del rascacielos Saigon Skydeck. A 178 metros de altura todo se ve muy diferente. 

 

iStock-476109497. Cu Chi

Foto: iStock

8 / 9

Los túneles de la guerra de Cu Chi

Una de las excursiones más destacadas es visitar los túneles de Cu Chi, situados al noroeste de Ho Chi Minh y que albergan una red de más de 250 kilómetros de túneles, que fueron utilizados por el Vietcong durante la Guerra de Vietnam. Debido a lo angostos que son los túneles y sus entradas, dependerá de la edad de los niños, que seguro quedan impactados con la visita. 

 

 

iStock-465155084. Angkor Wat

Foto: iStock

9 / 9

Tras los pasos de Lara Croft en Angkor Wat

En la profunda selva de Camboya se encuentra el antiguo complejo de templos de Angkor. Dos de los templos más sorprendentes son el de Angkor Thom (la Gran Ciudad) donde los chavales pasarán el rato intentando contar cuántos elefantes aparecen en la Terraza de los Elefantes. El otro es Tha Phrom, del siglo XII y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, conocido sobre todo por las espectaculares raíces que casi cubren la puerta. Existen agencias que organizan visitas guiadas para emular a Lara Croft, puesto que es este el templo que aparece en la película Tomb Raider

 

iStock-589556284

Vietnam y Camboya ¡con toda la familia!

Aunque de entrada se antoje un viaje complicado con niños, el sudeste asiático tiene muchos atractivos para disfrutar en familia. Majestuosos palacios, mercados llenos de olores y colores, playas de agua turquesa, ruinas históricas y la selva de Lara Croft. ¿Quién dijo miedo?

Compártelo