Festival de la Lavanda en Brihuega

Una velada provenzal en el corazón de la Alcarria

Esta cita musical ha cambiado por completo la forma de disfrutar del verano en Brihuega.

El Festival de la Lavanda es una singular cita estival y un aliciente añadido para una escapada de fin de semana por tierras de Guadalajara. Se celebra cada mes de julio en Brihuega e invita a disfrutar de una velada musical al atardecer, entre campos de lavanda y dulces de miel.

1 / 5
FdL 2017 campos2. Un escenario multisensorial

Foto: Festival de la lavanda

1 / 5

Un escenario multisensorial

Los campos de lavanda de Brihuega, villa y comarca de la provincia de Guadalajara situada a unos 90 km de Madrid, se cubren cada verano de un hermoso violeta e impregnan el aire con su aroma provenzal. Desde hace 7 años este escenario natural acoge los conciertos del Festival de la Lavanda, donde la música, la naturaleza y la gastronomía se unen en una velada mágica. En esta 8a edición los artistas invitados son Luz Casal (19 de julio) y el grupo Ketama (20 de julio). Por cierto, el dress code requerido es vestir de blanco.

iStock-1016463042. Un agricultor pionero

Foto: iStock

2 / 5

Un agricultor pionero

En su origen, esta era una fiesta entre amigos y familias que se reunían para celebrar la cosecha de la flor de lavanda, que tiene lugar cada mes de julio. Todo comenzó cuando un agricultor local viajó a la Provenza, donde pensó que el cultivo de este aromático arbusto, que da flores de color lila azulado con forma de espiga, podía ser una solución para los campos que rodeaban a un pueblo cuya actividad agrícola estaba en retroceso.

Fdl 2016 campos. Con lavanda, todo es mejor

Foto: Festival de la lavanda

3 / 5

Con lavanda, todo es mejor

Desde entonces en la comarca de Brihuega se han plantado más de 1000 hectáreas (representan aproximadamente el 10% de la producción mundial) y en la zona se han establecido pequeñas factorías y talleres que elaboran perfumes, jabones… Así que en la actualidad Brihuega, en el corazón de La Alcarria, se ha convertido en uno de los más grandes productores de lavanda.

iStock-610223198. Más allá del espliego

Foto: iStock

4 / 5

Más allá del morado

Enclavada en el valle del río Tajuña, la monumental Brihuega invita a un atractivo paseo por las calles adoquinadas de su villa antigua. El pueblo, un enclave fundamental en las históricas campañas de la toma de Toledo por los cristianos, está amurallado y cuenta con el Castillo de la Peña Bermeja, construido a finales del siglo XI y que se usó más como residencia y lugar de recreo que como fortaleza. Cuenta con la iglesia de Nuestra Señora de la Peña, que transita desde el románico al gótico. La Peña Bermeja sorprende por su ubicación en la parte baja del pueblo. El motivo es que Brihuega se trasladó para huir de las crecidas del río que desde la Edad Media. En lo más alto también sorprende el edificio de la Real Fábrica de Paños en el que se descubre la relación siempre existente entre esta localidad y la cultura tintorera. 

iStock-462238179. Misterios a borbotones

Foto: iStock

5 / 5

Misterios a borbotones

Brihuega luce mucho bajo tierra. De hecho, al caminar por sus calles centenarias se pueden encontrar numerosas fuentes donde se desbordan los manantiales así como accesos a cuevas subterráneas. Desde antaño, este universo 'underground' ha sido origen de teorías y leyendas, desde lugares de rituales a misteriosas conexiones con el castillo. En realidad estos pasadizos nacieron como bodegas para conservar vinos y comida.

iStock-1016463042

Una velada provenzal en el corazón de la Alcarria

Compártelo