Ámsterdam

1 / 31
En el #3 Ámsterdam (Países Bajos)

Foto: iStock

1 / 31

En el #3: Ámsterdam (Países Bajos)

Siguiendo muy de cerca a Estocolmo, Ámsterdam tiene 858 km de carriles bici, lo que supone 0,99 metros por habitante. La capital de los Países Bajos es una ciudad donde hay cuatro veces más bicicletas que coches y casi el 60% de los ciudadanos se desplaza a pedales. Es tan extendido el uso de este sistema de transporte que, para llegar al colegio, algunos niños no tienen autobús, pero sí un carril bici que los lleve hasta allí.

Ámsterdam no ha sido así siempre. Hace décadas, el boom del automóvil provocó, como en otras ciudades de todo el mundo, que el entorno urbano se destinara a carriles y aparcamiento de forma masiva. Con el paso del tiempo y una política de altos impuestos y pequeños impedimentos, los ciudadanos han dejado de ver el coche como una necesidad y la bicicleta se ha hecho con las calles.

Ámsterdam

Foto: iStock

2 / 31

Ámsterdam

La capital holandesa nació en el siglo XIII como un pequeño puerto de pescadores. Los habitantes construyeron un dique y un puente sobre el río, lo que dio origen a su nombre actual. El significado proviene de la suma de los vocablos neerlandeses dam, que significa embalse, y Amstel, que es el nombre que recibe el río que pasa por la ciudad. Amstel proviene del antiguo holandés Aemestelle, que quiere decir agua, o Aeme-stelle, que significa lugar cubierto por agua. Dam es un sustantivo que significa barrera o dique y proviene del medio bajo germano dam o del nórdico antiguo dammr, sufijo que llevan otras ciudades del país.

3 / 31

Tomar una Heineken

La antigua fábrica de cerveza de Heineken está equipada con los últimos recursos multimedia para poder ver, oír, oler, probar y disfrutar de Heineken. Se trata de la Heineken Experience, una forma distinta de conocer el mundo de esta popular bebida.

Foto: John Lewis Marshall / Rijksmuseum

4 / 31

Visitar el Rijksmuseum

Este es el Museo Nacional de Ámsterdam y fue fundado en el 1800. En su colección se encuentran casi todos los grandes maestros holandeses de los siglos XV al XVII: desde Rembrandt hasta Jan Vermeer o Nicolaes Maes. También posee pinturas de otros artistas extranjeros como Goya, Rubens o Fra Angélico. Además de la colección permanente, a menudo organiza otras temporales también muy interesantes.

 

Foto: Museo Van Gogh

5 / 31

Museo Van Gogh

Otro de los museos más importantes de Ámsterdam es el Museo Van Gogh. Con más de 200 obras del pintor, la pinacoteca alberga la mayor colección del mundo de obras de Van Gogh. 'Los girasoles', 'Almendro en flor' o 'El sembrador' son algunos de los cuadros que se pueden ver expuestos en sus paredes. Este museo, en un esfuerzo por difundir la obra y la persona del artista neerlandés, también organiza talleres, actividades y otros eventos relacionados con la figura de Van Gogh.

Foto: Gtres

6 / 31

Hacer un crucero por los canales

Con 165 canales construidos a lo largo de siglos, Ámsterdam es una ciudad de reflejos y de agua. Para conocerla bien desde todos los puntos de vista, hay que embarcarse y contemplar como se desarrolla la vida en ellos. Hay un sinfín de posibilidades, desde las motoras que hacen recorridos completos por la red de canales declarada Patrimonio de la Humanidad en 2010, hasta pequeñas embarcaciones que ejercen de taxis acuáticos o embarcaciones que se pueden alquilar de forma particular.

Foto: Gtres

7 / 31

Ámsterdam en bici

La capital holandesa es la ciudad con mayor tráfico de bicicletas de Europa. Aunque a priori puede parecer un poco complicado moverse por esta ciudad sobre dos ruedas debido al sistema de tranvías, canales, coches y autobuses, pasear en bici es muy sencillo por los que merece la pena emular a los habitantes de Ámsterdam y montarse en la bici para recorrer la ciudad.

Foto: Gtres

8 / 31

Disfrutar de los tulipanes y los narcisos

Uno de los lugares que no se debe dejar de visitar en cualquier época del años es el mercado de flores flotante que desde 1862 se sitúa en el canal Singel. Aquí se pueden comprar bulbos de tulipanes y narcisos y todo tipo de flor. En primavera, se hace indispensable, además hacer una escapada a Lisse, a media hora de Ámsterdam, con sus inmensos campos de colores, y visitar el jardín de Keukenhof en el que cada año se plantan más de siete millones de bulbos.

 

Foto: Museo Hermitage de Ámsterdam

9 / 31

Visitar el Hermitage de Ámsterdam

El Hermitage de Ámsterdam es el mayor museo satélite del Hermitage de San Petersburgo. Se encuentra en un edificio del siglo XVII, el Amstelhof, a orillas del río Amstel. La exposición principal es itinerante y cambia cada seis meses. Cuenta también con dos exposiciones permanentes: una narra la historia de la dilatada relación entre Rusia y los Países Bajos, mientras que la otra se centra en la historia del edificio Amstelhof, que durante 324 años fue una residencia de ancianos.

Foto: Gtres

10 / 31

Centro de Ámsterdam

El gran arco que traza la ciudad alrededor de la Central Station depara muchas sorpresas. No hay que dejar de pasear por las Nueve Calles, con tiendas vintage y de diseño y encantadoras cafeterías. O por el Joordan, el antiguo barrio obrero, hoy convertido en un agradable rincón, con mercados y restaurantes de comida orgánica. Tampoco el clásico Barrio Rojo, ni el el Nieuwmarkt, el más antiguo de la ciudad que alberga el barrio chino de Ámsterdam. Quienes gusten de las antigüedades y de las piezas de arte deben visitar Spiegelkwartier (barrio de los espejos).

Foto: AGE

11 / 31

Perderse por el Plantage

El este de la ciudad es un lugar sorprendentemente verde y espacioso. Además de albergar el barrio judío y su famoso mercadillo Waterlooplein, y la antigua casa de Rembrandt, también tiene una gran oferta para ir de compras, comer y beber.

Foto: Gtres

12 / 31

Dar un paseo pausado por el Noordt y el Waterfront

La zona más actual de la ciudad está en el norte. Está cuajada de edificios de arquitectura vanguardista y se respira arte por todos lados, lo que contrasta con algunos núcleos rurales muy vivos que comparten este mismo espacio. Para acceder a este rincón de la ciudad, hay que tomar un ferri (son gratuitos) detrás de la Central Station y surcar el río Ij hasta la zona Noordt.

 

Foto: MX3D

13 / 31

The Bridge

“The Bridge”, es totalmente funcional y está pensado para que cruce uno de los canales más antiguos y famosos de Ámsterdam, el Oudezijds Achterburgwal, en el famoso Barrio Rojo.

Foto: MX3D

14 / 31

Primeros pasos

"The Bridge" fue propuesto por primera vez en 2015. La idea inicial fue la de imprimir el puente en el propio canal, aunque finalmente se desechó a favor de una impresión en un entorno controlado.

Foto: MX3D /Olivier de Gruijter

15 / 31

Brazo robótico

Para la construcción de The Bridge crearon herramientas específicas y desarrollaron un software propio para controlar a los robots, que fueron programados para controlar máquinas de soldadura a gran escala siguiendo las normas y regulaciones de seguridad.

Foto: MX3D / Thijs Wolzac

16 / 31

Contrucción de The Bridge

El primer puente del mundo de acero inoxidable impreso en 3D lleva el sello de la compañía de robótica holandesa MX3D,.

Foto: MX3D

17 / 31

Últimos retoques

The Bridge fue presentado durante la Dutch Design Week el pasado mes de octubre.

Foto: AgeFotostock

18 / 31

Ámsterdam

Vale que las noches son más frías; pero quien recorrió los canales de Ámsterdam en diferentes estaciones del año, sabe que en otoño es cuando son más bellos. Los dorados de las copas de los árboles se reflejan en el agua mientras el manto de hojas va creciendo en las riberas. El viento empujará algunas hojas hasta la corriente, llenándolo todo de otoño. Además, en otoño llegan algunos de los mejores festivales holandeses que le darán un toque cultural a tu viaje. Por ejemplo podrás viajar en el viaje por todo el mundo a través de grandes historias gracias al Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam (IDFA) que se celebra cada noviembre. En el Moeders podrás entrar en calor con sus fenomenales quiche de verduras. Para los más festivaleros, en octubre el Amsterdam Dance Event (ADE) llena los clubs de la ciudad con lo mejor de la música electrónica.

Foto: Maurizio Rellini / Fototeca 9 x 12

19 / 31

Ámsterdam y Bleemster

Aunque siempre apetece hacer una escapada a Ámsterdam, los amantes del mar y de las embarcaciones tienen su gran oportunidad en agosto, cuando se celebrará la Sail Amsterdam. Este evento, que reúne grandes veleros, barcos antiguos y modernos, tiene lugar una vez cada cinco años y va acompañado de un nutrido programa de espectáculos y conciertos. Tras el encuentro naviero, se puede optar por una ruta en bicicleta por los alrededores de Ámsterdam como la que recorre el pólder de Beemstera a través de grandes pastos rodeados de campos de bulbos, molinos y granjas. La experiencia no puede ser mejor, ya que es una zona magnífica para la observación de aves y además cuenta con cinco fortalezas que forman parte del Stelling van Amsterdam, la antigua línea defensiva de la ciudad. En las lindes de los pólders hay preciosos pueblos típicos, como De Rijp y Grootschermer, donde parar a comer y reponer fuerzas.

Foto: Gtres

20 / 31

Ámsterdam

(5,8 millones de turistas en 2015)

La capital de los Países Bajos puede ser una ciudad poco convencional, con propuestas originales alejadas de lo más turístico, o bien una ciudad algo más tradicional, con clásicos como su mercado de flores, o un paseo por sus canales, o, ¿por qué no?, tomarse una cerveza en alguno de sus bares. Ámsterdam es una ciudad imprescindible para los amantes del diseño y del arte, con museos como la Casa de Rembrandt o el Museo Van Gogh.

Foto: Waterlooplein

21 / 31

Waterlooplein, Ámsterdam

Entre los más de veinte mercados que se pueden encontrar en las calles de la capital holandesa, destaca el de Waterlooplein que abre todos los días de lunes a sábado y donde se puede comprar ropa militar, artesanía, música, piezas de anticuario, curiosidades y en general objetos de los años 70. Pero, sobre todo, merece la pena ir por su ambiente divertido.

22 / 31

Keukenhof (Holanda)

La mayor exposición de tulipanes del mundo se localiza a solo 36 km de Ámsterdam. Dividido en 9 jardines temáticos que reúnen 7 millones de bulbos, Keukenhof exhibe diseños florales distintos cada primavera. El recinto abrió en 1950, pero su origen se remonta al siglo xv, una historia que se explica en el pabellón Juliana. 

Foto: TURISMO DE ÁMSTERDAM

23 / 31

Amsterdam

Ámsterdam es un destino perfecto en cualquier época del año, pero desde el día 28 de noviembre se llena de luces y figuras virtuales en Festival de la Luz que se podrá disfrutar hasta el 17 de enero de 2016. Esta cuarta edición del festival que lleva por lema “Amistad” llenará de esculturas luminosas y hologramas el centro de la ciudad, con obras como Northern Lights, de la artista sueca Aleksandra Stratimirovic, que recrea una aurora boreal con tubos de neón sobre el río Ámstel. 

24 / 31

Museo Van Gogh, Ámsterdam

Ámsterdam acoge la colección más importante de Van Gogh del mundo. En las diferentes salas de este museo se exponen obras de coetáneos como Gauguin o Toulouse-Lautrec, todo ello mostrado en un montaje ameno, didáctico y divertido. El museo que ha sido recientemente remodelado aborda el 125 aniversario de su muerte con una exposición que confronta la obra de Van Gogh con la del sueco Edward Munch (desde el 25 de septiembre hasta el 17 de enero de 2017).

25 / 31

Las perlas de Holanda

Las posibilidades de recorrer Holanda en bicicleta son inabarcables, cualquier camino y ciudad está preparado para estos vehículos de dos ruedas. Una de ellas es la que parte de Ámsterdam y en siete días recorre 200 kilómetros en los que engarza algunas de las ciudades más emblemáticas del país como Haarlem, con el imprescindible museo Franz Hals y un centro histórico bellísimos; Delft, con su cerámica y una de las plazas más bellas de Holanda; la animada Leiden y Gouda, famosa por su queso. Entre ciudad y ciudad se extienden preciosos parajes naturales, campos de bulbos, el jardín de Keukenhof, humedales, pólders, viejos ríos... Así que, además de lo mejor de la cultura holandesa, esta ruta permite también disfrutar de los paisajes más hermosos.

Foto: Gtres

26 / 31

Vondelpark, Amsterdam

Abierto desde 1864 en el sur de la ciudad, en donde hoy se ha consolidado el Barrio de los Museos, está siempre lleno de gente joven y ciudadanos que escapan en busca de algunos rayos de sol, a deleitarse con el Jardín de Rosas y a disfrutar de un día de campo. De su historia sorprende que fuera creado por una asociación de ciudadanos, en lugar de por la realeza, como era costumbre en esa época. 

Foto: Gtres

27 / 31

Bloemenmark, Ámsterdam

Desde el año 1862, el Mercado de las Flores de Ámsterdam hace las delicias de los visitantes y habitantes de Ámsterdam que acuden a este mercado anclado junto al canal Singel para comprar flores y los famosos bulbos de narcisos y tulipanes. En sus orígenes, llegaban a diario hasta Bloemenmarkt cientos de embarcaciones para vender en el centro de la ciudad esta delicada mercancía. Hoy en día, apenas se percibe de que se trata de un mercado flotante porque está dispuesto sobre plataformas y barcazas muy bien sujetas al borde del canal.

Foto: iamsterdam.com

28 / 31

Rijsksmuseum, Ámsterdam

Ámsterdam cuenta con museos de talla internacional como el Rijksmuseum, remodelado en 2013 y que exhibe obras de los más importantes pintores clásicos holandeses, Rembrandt, Vermeer y Frans Hals; y el Van Gogh Museum, con la colección más completa del genial pintor impresionista. Ambos están situados a poca distancia, en el Barrio de los Museos, un área cultural y comercial repleta de tiendas, cafeterías y restaurantes, que tiene en el Vondelpark su gran espacio verde.

MASSIMO BORCHI / CORBIS

29 / 31

Nemo

Este edificio con forma de barco, obra de Renzo Piano, es la sede de un centro dedicado a las ciencias. Tiene cinco plantas con salas de exposiciones y un escenario en la terraza del último piso.

IAN CUMMING / GETTY IMAGES

30 / 31

Vondelpark

Esta gran área verde se halla en el barrio de los Museos. Cuenta con numerosos senderos, lagos y un escenario al aire libre que acoge conciertos.

Mapa: BLAUSET

31 / 31

Un paseo por la Capital

1. Centrum. El casco histórico de Amsterdam está dividido en dos zonas, presididas por las iglesias Oude y Niewe Kerk. La plaza Dam es su centro neurálgico y la Estación Central, el punto de partida habitual para recorrerlo.

2. Rijksmuseum. El museo de arte por excelencia del país.

3. Canal Prinsengracht. Es el más largo de la capital. Está flanqueado por algunas de las casas más antiguas. En sus muelles atracan barcos-vivienda.

4. Vondelpark. Es la gran zona verde de la ciudad. Tiene un teatro al aire libre, un zoo y numerosos senderos para pasear a pie o en bicicleta.

5. Nemo. Este centro dedicado a la ciencia fue diseñado por Renzo Piano.