Ávila

1 / 10

1 / 10

Ávila, la ciudad mística

Desde el mirador de Los Cuatro Postes se divisa el prodigioso recinto amurallado y las iglesias románicas de Ávila, que le valieron la declaración de Patrimonio de la Humanidad en 1985. Recorriendo la villa, es fácil sentir el misticismo de San Juan de la Cruz y de Santa Teresa de Jesús. Las huellas de ambos pueden seguirse en el convento y museo de Santa Teresa y en el monasterio de la Encarnación. Está además el Centro de Interpretación del Misticismo. Otro de los itinerarios más fascinantes que se pueden hacer en la ciudad de Ávila es el de la judería, una de las más bellas de España. Para retomar fuerzas, lo mejor es probar las judías cocinadas con tocino, o con rabo, patata y oreja de cerdo. La otra a alternativa: el chuletón de ternera de Ávila. Sin duda, difícil decisión.

2 / 10

Ciudad vieja de Ávila e iglesias extramuros

Fundada en el siglo XI, Ávila tiene las murallas medievales más completas de España con 82 torres semicirculares y nueve puertas. Y fue esto, junto con la historia que se ve en sus calles los que le llevó a ser inscrita en la Lista de Patrimonio de la Humanidad en 1985.

Foto: AGE fotostock

3 / 10

Iglesia de San Vicente, Ávila

Los orígenes de la iglesia de San Vicente conectan la historia de la ciudad con la presencia judía. Cuenta una leyenda que, tras haber sido mordido por una serpiente venenosa, la víctima, un judío, prometió a Dios convertirse al cristianismo si conseguía curarse. Como se salvó, construyó él mismo el templo primitivo que se convertiría en esta iglesia. A pesar de que los testimonios arquitectónicos que quedan en pie en la judería de Ávila son escasos, aún se pueden recorrer calles como la de los Reyes Católicos, donde había instalados numerosos comercios judíos y la sinagoga de Belfarad, o la antigua calle de los Zapateros –hoy Vallespín– en referencia a uno de los oficios más extendidos entre la comunidad sefardí.

Foto: Rvedipress | Miguel Angel Muñoz Romero

4 / 10

XXII Jornadas medievales de Ávila

Las Jornadas Medievales de Ávila llegan a su edición número veintidós como Fiesta de Interés Turístico Regional. Este año, se celebran del 7 al 9 de septiembre. El evento es una excelente oportunidad de disfrutar del conjunto histórico de Ávila, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Foto: Rvedipress | Miguel Angel Muñoz Romero

5 / 10

Ambientación medieval

Ávila está rodeada por el recinto amurallado medieval mejor conservado del mundo. Una muralla llena de historia que podemos descubrir siguiendo el paseo que sobrevuela este adarve de 2,5 km de perímetro, muros de 12 m de alto y 3 m de grosor, 87 torreones, 2.500 almenas y hasta 9 puertas que mantienen el nombre que describía su función, como la del Peso de la Harina, por ejemplo, que da acceso a la plaza de la Catedral. Sin duda, el mejor espacio para escenificar estas jornadas medievales.

Foto: Rvedipress | Miguel Angel Muñoz Romero

6 / 10

Un amplio programa de espectaculos

Más de 80 espectáculos diarios del 7 al 9 de septiembre serán los encargados de mantenernos en permanente diversión. Hay de todo: Danza, malabares, circo acrobático aéreo, música en vivo, fuego, pirotecnia, gigantes artesanales... Aunque en la edición XXII de las Jornadas medievales de Ávila se ha querido dar mayor importancia a las actuaciones teatrales y a la música en vivo, seguramente los asistentes esperarán con emoción como cada año los espectaculares torneos de justas y caballeros.

7 / 10

Ávila

¿Que si hay vida más allá de Madrid? Claro está que nos referimos a vida cultural. Y la respuesta es que sí; sólo hace falta ver Ávila, a menos de 120 kilómetros de la capital española. La ciudad es perfecta para una escapada de fin de semana: Ahí están sus murallas dándonos la bienvenida como uno de los monumentos medievales mejor conservados de España (la única que ha llegado completa a nuestros días). La Catedral con su espectacular claustro, sus numerosos palacios de cuando el máximo esplendor de la ciudad y sus plazas son de obligado paso. En fácil sentir el misticismo de San Juan de la Cruz y de Santa Teresa de Jesús. De ésta última se proponen recorridos por los escenarios vitales más importantes. Por supuesto, hay que dejarse tentar por la rica gastronomía de Ávila. En septiembre, se celebran las Jornadas Medievales de Ávila, que son una oportunidad espectacular de conocer el patrimonio monumental de la ciudad.

Foto: Gtres

8 / 10

Año jubilar Teresiano en Ávila

Ya ha comenzado el primer Jubileo Teresiano, que se prolongará hasta el 15 de octubre de 2018. Diferentes templos jubilares de gran riqueza patrimonial, como la iglesia del convento de Santa Teresa de Jesús, la Catedral del Salvador, la iglesia del Real monasterio de Santo Tomás, o el Convento de la Anunciación Madres Carmelitas Descalzas, acogerán a los distintos peregrinos que recorrerán los bellos paisajes de los diferentes municipios de la provincia de Ávila. Hay hasta cuatro diferentes rutas temáticas para completar tu propio Jubileo y, de paso, disfrutar de algunos de los lugares Patrimonio de la Humanidad en los alrededores de Madrid.

Choniron

9 / 10

Ávila

Las murallas de Ávila fueron declaradas Monumento Nacional en 1884. Más de un siglo después, en 1985, su conjunto histórico-artístico compuesto por la ciudad antigua, la muralla y las iglesias de San Vicente, San Pedro, San Andrés y San Segundo entraron a formar parte de la lista como Patrimonio de la Humanidad

Foto: Gtres

10 / 10

Ávila, España

Con un perímetro de 2,5 kilómetros (abarca un área de 33 hectáreas), 87 torreones, 9 puertas y 2.500 merlones, el de Ávila es el recinto amurallado mejor conservado del mundo. Aunque empezó a ser construida en el siglo V, fue en la Edad Media cuando adquirió la magnificencia de la que hoy todavía somos testigos. Su contundencia no solo es visual, ya que fue levantada sobre roca caliza y algunos algunos tramos de sus muros tienen hasta tres metros de grosor. Se puede visitar buena parte de su trazado y es accesible desde Casa de las Carnicerías, la Puerta del Alcázar y la Puerta del Puente.