Brujas

1 / 23

1 / 23

Brujas mágica

La ciudad de Brujas, en Bélgica, es una ciudad de cuenta de hadas atravesada por canales. Este destino es el más visitado por los turistas en Bélgica y por ello, el Puente de Diciembre es una época perfecta en la que hacerlos, porque el número de visitantes, aunque elevado, es considerablemente inferior que en verano. Además, la Grote Markt y la plaza Burg están en esta época repletas de bombillas y luces que anuncian la Navidad, decoración que no se puede ver en otra época del año. En esta ciudad, tampoco hay que dejar de ver su magnífico Belfor, o Torre del Reloj, de estilo gótico, ni la Basílica de la Santa Sangre o la La Iglesia de Nuestra Señora, cuyo campanario es la estructura más alta de Brujas.

Getty Images

2 / 23

Apoteosis de canales

En el antiguo muelle de Rozenhoedkaai, el río Djiver traza una fotogénica curva, justo donde antes atracaban los barcos que transportaban los prestigiosos paños de Brujas. Al fondo de la imagen emerge la Torre Belfort, que guarda un carrillón de 43 campanas.

ACI

3 / 23

El placer del chocolate

En Brujas las chocolaterías con pralinés y bombones artesanos en los escaparates se cuentan por decenas. La Ruta del Chocolate enlaza las más famosas y acaba en el museo dedicado al cacao de la calle Vlamingstraat. Algunas tiendas muestran el proceso de elaboración de estas delicias

Getty Images

4 / 23

¿La sala del colegio Hogwarts de Magia?

El Ayuntamiento de Brujas (siglo XV) es uno de los más antiguos del país. La Sala Gótica presenta pinturas murales y una bóveda policromada.

AGE Fotostock

5 / 23

un picnic en el parque Minnewater

En un extremo del parque se conservan las casitas del Beaterio de Brujas. Fundado en 1245, posee un pequeño museo.

Getty Images

6 / 23

La postal de Brujas

Considerada el alma de Brujas, la Grote Markt es una plaza siempre animada gracias a su mercado de los miércoles y a los restaurantes que la rodea. Está rodeada por edificios gremiales, culminados con su característico hastial triangular.

SYMBIOT / SHUTTERSTOCK

7 / 23

Brujas

El lago Minnewater es uno de los rincones más plácidos de esta ciudad surcada por canales y calles repletas de tiendas de encajes y chocolaterías.

STANLEY CHEN / GETTY IMAGES

8 / 23

Brujas

El río Dijver ha sido durante siglos la principal vía para transportar mercancías hasta el mar del Norte.

 

GONZALO AZUMENDI

9 / 23

Delicias de cacao

La pasión belga por los bombones tiene su origen en 1880. La historia del producto y su comercio se explica en el Museo del Chocolate de Brujas.

AGE FOTOSTOCK

10 / 23

Circuito artístico

Gante reúne un valioso patrimonio entre sus canales. En las imágenes, el castillo de Gravensteen y el tríptico de la catedral pintado por Jan van Eyck.

Mapa: BLAUSET

11 / 23

Las tres joyas de Flandes

1 Brujas. Surcada por canales, conserva su carácter medieval en el beaterio, las iglesias y las plazas Markt y del Burg.
2 Gante. Visitar el castillo y pasear por el puerto de Graslei y el Korenmarkt es como viajar al pasado.
3 Amberes. Es la segunda ciudad en tamaño de Bélgica. La plaza Grote Markt conserva el encanto de su época dorada.

TOBIAS RICHTER

12 / 23

Brujas

Los paseos en barco circulan junto a los muelles donde antiguamente se decidía el comercio mundial del paño.

Mapa: BLAUSET

13 / 23

Seis ciudades inolvidables

1 Brujas. Esta ciudad medieval surcada por canales tiene dos plazas principales: la plaza del Markt, donde se erige la torre Belfort, y la del Burg o del Ayuntamiento.  
2 Damme. La travesía desde Brujas siguiendo el canal Damse Vaart conduce hasta esta localidad medieval, con molinos de viento en sus alrededores.  
3 Gante. Visitar el castillo y pasear por el puerto de Graslei y el Korenmarkt es como viajar al pasado.
4 Amberes. Segunda ciudad en tamaño de Bélgica, conserva el encanto de su época dorada como centro del comercio textil y de diamantes.
5 Malinas. El mercadillo de su Grote Markt, donde se erige la catedral, es uno de los más animados.
6 Lovaina. En las plazas Oude Markt y Grote Markt se concentran los edificios medievales más destacados.

 

Mapa: BLAUSET

14 / 23

El centro de Brujas

1 Minnewater. Al sur de la ciudad antigua, este parque tiene un lago rodeado de senderos. En un extremo se halla el beaterio o Begijnhof.

2 Iglesia de Nuestra Señora. Su torre es la más alta de la ciudad.

3 Catedral de San Salvador. Del siglo XIII, fue el primer templo construido en ladrillo de Bélgica. Alberga tapices y pinturas de artistas flamencos.

4 Rozenhoedkaai. Este muelle fue un ajetreado lugar de embarque de mercancías en la Edad Media. Se halla detrás de las plazas Markt y Burg.

5 Callejón del Burro Ciego. Bonito pasaje detrás del Ayuntamiento.

6 Damme. Esta ciudad medieval es una agradable escapada de un día.

KRISTELL RICHARD / 4 CORNERS / FOTOTECA 9 X 12

15 / 23

Rozenhoedkaai

El río Djiver traza una curva donde antes se concentraban los muelles en los que se cargaban los famosos paños de Brujas. La torre Belfort emerge al fondo.

NÚRIA PUENTES

16 / 23

Minnewater

En un extremo de este parque se halla el Beaterio, fundado en 1245 para alojar a mujeres solteras, viudas o con el marido en el ejército.

MARKUS HILLBICH / AGE FOTOSTOCK

17 / 23

Nuestra Señora

La torre de 123 metros de este templo del siglo XIII es un referente durante cualquier paseo por el centro antiguo de Brujas.

ACI

18 / 23

El placer del chocolate de Flandes

Si hay un producto que se repite en las casas flamencas y en las maletas de los viajeros que visitan Flandes es el chocolate. En Brujas, las chocolaterías con pralinés artesanos se cuentan por decenas pero, sin duda, la más recomendable es el Chocolade Line, en la pequeña plaza de Simon-Stevinplein. Tras su delicado escaparate, el cliente puede ver el proceso de elaboración y encontrar después cientos de bombones diferentes: con frutos secos, especias y aromas que siguen una tradición de varios siglos.

JEVGENIJA PIGOZNE / AGE FOTOSTOCK

19 / 23

Catedral de San Salvador

Su grandiosa nave central y las pinturas y tapices que alberga dan testimonio de la época de esplendor de Brujas. Fue la primera iglesia gótica de ladrillo de Bélgica.

GUNTER KIRSCH / AGE FOTOSTOCK

20 / 23

Brujas

La torre Belfort, el campanario de la plaza Markt, se divisa desde cualquier punto de esta ciudad de canales, puerto destacado en el comercio del paño entre los siglos XII y XIV.

NURIA PUENTES

21 / 23

Brujas

El callejón del Burro Ciego conduce a la plaza de Burg, antiguo centro administrativo de la ciudad.

NEIL FARRIN / AWL

22 / 23

Ciudad de canales

Antiguo puerto, Brujas está surcada por numerosos canales navegables, flanqueados por casas señoriales y palacios.

Mapa: BLAUSET

23 / 23

Ruta por las ciudades flamencas

1. Brujas. Es una de las ciudades medievales mejor conservadas del mundo. La pintura flamenca, los canales y el chocolate son sus alicientes.

2. Gante. Muestra su rica herencia de gran ciudad portuaria medieval. El Ayuntamiento (Stadhuis), la Catedral y sus museos de arte son ineludibles.

3. Amberes. Ciudad de los diamantes, los tapices y el carrillón, se ha convertido en un centro de tendencias de moda y diseño.

4. Malinas. El paseo por el Gran Canal permite tomar el pulso a la ciudad.

5. Lovaina. En esta ciudad universitaria destaca la plaza Oude Markt, donde se erige el Ayuntamiento. Posee el beaterio más grande de Flandes.