Cartagena

1 / 2

Foto: Turismo Región de Murcia

1 / 2

Cala cortina, Cartagena (Murcia)

Con apenas 200 metros de largo y 18 de ancho en forma de herradura, Cala Cortina es una de las playas más pequeñas de la zona y, sin duda, una de las mejores de Murcia. A pesar de encontrarse en el término municipal de Cartagena, se trata de una playa aislada de cualquier centro urbano y ocupa una zona protegida. A pesar de ello cuenta con algunos servicios como un área de picnic, aseos adaptados y papeleras. A todo ello hay que sumarle una arena dorada y un mar tranquilo y muy limpio, por lo que en verano su ocupación suele ser alta.

Foto: Murcia turística

2 / 2

Cabo de Palos-Islas Hormigas, Murcia

Esta reserva marina situada en Cartagena, Murcia, ha sido declarada hace unos días como el mejor destino europeo para practicar el submarinismo. La razón es que este área guarda una de las biodiversidades más ricas de todo el continente. Bajo sus aguas se pueden contemplar corales, diferentes tipos de peces, algas, cetáceos que se dirigen hacia el Atlántico, y hasta pecios hundidos. Uno de los barcos más conocidos que yacen bajo el mar de esta reserva es El sirio, que naufragó en 1906 y que fue el mayor hundimiento civil en aguas españolas. Una de las atracciones favoritas de los submarinistas, aunque no es la única. Antes de la reconstrucción del faro de Cabo de Palos, en 1865, esta zona de Cartagena estuvo marcada por numerosos naufragios cuyos restos aún continúan en las profundidades marinas.