Cerdeña

1 / 33

Olimpio Fantuz / Fototeca 9x12

1 / 33

Faro capo Testa (Cerdeña)

El faro de Capo Testa, en el extremo norte de la isla de Cerdeña, se alza en un promontorio entre espectaculares rocas graníticas. Se trata del punto más septentrional de la isla. Desde 1845 ayuda a los marineros a pasar el Estrecho de Bonifacio que separa Cerdeña de Córcega

Foto: Daniele Macis

2 / 33

Cala Goloritze, en el golfo de Orosei

Una aguja rocosa de 148 metros de alto despunta en esta playa a la que se llega en barco o a pie tras una caminata de 1,5 horas aproximadamente

Daniele Macis

3 / 33

Cala Moresca, al noreste de Cerdeña

Su nombre alude a las incursiones de los piratas moriscos en el siglo VIII. Está cerca de la ciudad de Olbia.

Daniele Macis

4 / 33

Capo Ferro, en el noreste de la isla

El faro de esta punta al norte de Porto Cervo se asoma al islote de Bisce. Detrás emerge la isla de Caprera integrada en el Parque de La Maddalena

AGE Fotostock

5 / 33

Carnaval de Sa Sartiglia

El carnaval más famoso es el de Oristano. Allí decenas de jinetes enmascarados que representan al gremio de los carpinteros y de los agricultores luchan por ensartar con su espada una estrella que pende de un hilo.

Marco Dajethy

6 / 33

Cascada de Piscina Irgas

Este salto de 45 metros de altura se localiza dentro del área protegida de Monti Mannu (Villacidro). Se llega por un sendero señalizado que atraviesa el bosque.

Age Fotostock

7 / 33

Tumba del Gigante, Coddu Vecchiu

Los más de 7.000 nuragas repartidos por toda la isla  fueron realizadas hace entre 3.000 y 5.000 años. Los más famosos son los de Su Nuraxi, Nuraghe Arrubi y Santu Antine.

Olimpio Fantuz / Fototeca 9x12

8 / 33

Faro Capo Testa

El faro de Capo Testa, en el extremo norte de la isla, se alza entre espectaculares rocas graníticas.

Massimo Ripani / Fototeca 9x12

9 / 33

Cala Coticcio

En La Maddalena, en la isla de Caprera, se encuentra esta salvaje playa que hace las delicias de los bañistas que se acercan a descubrirla.

SeanPavonePhoto / Getty Images

10 / 33

Cagliari, la capital de Cerdeña

Al sur de la isla se encuentra la colorida y escalonada Cagliari, capital de la isla.

REDA &CO srl / AGE Fotostock

11 / 33

Cascada de Baus

El macizo kárstico de la provincia de Ogliastra, al norte de Santa María Navarrese, esconde rincones idílicos como esta cascada que cae sobre el mar

Marco Arduino / Fototeca 9x12

12 / 33

Capo Carbonara

Esta reserva marina situada al este de Cagliari alerga playas salvajes, como cala Sinzias, cala Pira o Punta Molentis (en la fotografía).

Foto: Turismo de Cerdeña

13 / 33

4. Cala di Volpe, en la Costa Esmeralda (Cerdeña)

La Costa Esmeralda, al norte de Cerdeña, tiene algunas de las playas más bellas del Mediterráneo occidental. En concreto, la Cala di Volpe, en el golfo de Arzachena, atrae los mayores elogios. ¿La razón? Ser un tesoro medioambiental de aguas puras y una rica fauna acuática. Su arena fina y rocas rojizas bien valen un viaje.  

Foto: FOTOTECA 9 X 12

14 / 33

6. Playa Stintino (Cerdeña)

Stintino es un encantador pueblo de pescadores.Tiene un puerto con barquitas de colores y, muy próxima, una de las playas más espectaculares de Cerdeña: La Pelossa. Este arenal es célebre por la transparencia de sus aguas y el islote con una torre vigía que los más aventureros pueden alcanzar a nado.

15 / 33

9. Cala Goloritzé (Cerdeña)

Afortunadamente, el Mediterráneo aún guarda rincones evocadores como éste. Se trata de la Cala Goloritzé, en la costa este de Cerdeña y dentro del Parque Nacional del Golfo de Orosei. Este arenal de rocas blancas queda encajonado entre acantilados en los que anida el amenazado halcón Eleonora. Es un paraíso accesible solo a pie o en barca.

16 / 33

S'Ena E Thomas, Cerdeña

Cerdeña cuenta con un impresionante conjunto de construcciones nurágicas diseminadas por todo la isla. Anteriores a los fenicios, los nuragos (entorno al 1.700 a.C.) dejaron una serie de torres cónicas llamadas nuraghi, palabra que significa «montón de tierra» en sardo. La de Santu Antine es la mayor y mejor conservada. También pertenecen a la cultura nurágica las llamadas «tumbas de los gigantes», monumentos funerarios construidos con planta rectangular con un ábside mediante grandes losas de piedra empotradas en tierra formando una cámara funeraria de entre 5 y 15 metros de largo y entre 1 y 2 metros de alto. La «tumba del gigante» de S'Ena E Thomas, en Dorgali es una de las más visitadas.

MASSIMO RIPANI / FOTOTECA 9 X 12

17 / 33

Cerdeña, playas cálidas de la Costa Esmeralda

Alghero es el mejor inicio para recorrer la isla en una ruta que, en el sentido contrario a las agujas del reloj, nos descubra pueblos tradicionales y calas encajadas entre acantilados. Visitar Cerdeña es llegar un auténtico paraíso en mitad del Mediterráneo. Los arenales de la Costa Esmeralda serán un final excepcional a nuestro viaje.

Gtres

18 / 33

Capo Testa

Cerca de la localidad de Santa Teresa de Gallura se halla este promontorio rocoso desde el que se vislumbra la cercana isla francesa de Córcega.

Gtres

19 / 33

Cultura nurágica

A pocos kilómetros de Olbia se halla el complejo nurágico de Cabu Abbas. Estos vestigios se hallan por toda Cerdeña. La cultura nurágica abarca un período que va desde la edad del bronce (del 1700 a. C.) hasta el siglo II.

Gtres

20 / 33

Santísima Trinidad de Saccargia

Es la más famosa iglesia románica de la isla. Su construcción data del año 1116 y se halla a unos 20 kilómetros de Sassari. 

Gtres

21 / 33

Archipiélago de la Magdalena

De la localidad de Palau zarpan los ferris que llevan hasta el archipiélago de la Magdalena, formado por siete islas agrupadas bajo la figura de parque nacional.

Gtres

22 / 33

Castelsardo

Este pequeño pueblo medieval situado en el golfo de Asinara está presidido por un imponente castillo desde el que se obtienen fantásticas vista de la costa. Castelsardo está a unos 30 kilómetros al este de Sassari.

Gtres

23 / 33

Santa Teresa de Gallura

Es una de las poblaciones más atractivas de la Costa Esmeralda, con sus estrechas callejuelas donde se alinean pequeños restaurantes. Merece la pena hacer un alto para probar la deliciosa gastronomía sarda. 

MASTERFILE

24 / 33

14. Cala di Volpe. Cerdeña (Italia)

La denominada Costa Esmeralda, en el norte de la isla italiana de Cerdeña, alberga algunas de las playas más bonitas del Mediterráneo occidental. En el golfo de Arzachena, la Cala di Volpe se lleva los mayores elogios. Se trata de una playa de piedra rojiza y arena rubia, orientada hacia el Parque Nacional del Archipiélago de La Maddalena, un paraíso ecológico por la pureza de sus aguas y su abundante fauna acuática. En las cercanías se halla el conjunto megalítico de la Tumba de los Gigantes, con más de mil años de antigüedad.

Turismo de Cerdeña 

Mapa: BLAUSET

25 / 33

La isla de Cerdeña en seis etapas

1 Alguer. Esta ciudad amurallada conserva en muy buen estado su puerto antiguo y el casco medieval.

2 Bosa. En la desembocadura del único río navegable de la isla, esta localidad tiene un castillo y antiguas casas de curtidores.

3 Iglesias. La ruta desde este pueblo hacia el sur pasa por playas tranquilas, un parque minero y aldeas tradicionales.

4 Cagliari. La capital isleña es un buen lugar para conocer la prehistórica cultura nurágica y las playas del sur.

5 Golfo de Orosei. Forma parte del Parque Nacional de Gennargentu. Cala Gonone es la localidad más importante.

6 Costa Esmeralda. Una exclusiva zona costera frente al Parque Nacional del Archipiélago de La Maddalena.

OLIMPIO FANTUZ / FOTOTECA 9 X 12

26 / 33

Golfo de Orosei

Sus calas de arena blanca, a menudo encajadas entre acantilados, son las más bonitas de la costa oriental de Cerdeña.

OLIMPIO FANTUZ / FOTOTECA 9 X 12

27 / 33

Alguer

El puerto amurallado de esta antigua villa pesquera apenas ha cambiado su aspecto desde la época en que pertenecía a la Corona de Aragón, entre los siglos XIV y XVIII.

PHILIPPE RENAULT / GTRES

28 / 33

Bosa

Su puerto fluvial fue una importante vía de comunicación con el litoral oeste de la isla. De su época como centro del curtido de pieles quedan casas señoriales y varios templos barrocos.

OLIMPIO FANTUZ / FOTOTECA 9 X 12

29 / 33

La costa de Iglesias

El Pan di Zucchero es el referente rocoso del litoral más salvaje del sudoeste. Los acantilados esconden minas de la época romana.

RIPANI MASSIMO / FOTOTECA 9 X 12

30 / 33

Cagliari

La Caralis romana fue siempre un puerto estratégico en el Mediterráneo occidental. El bastión Saint-Remy era uno de los tres que protegían la ciudad en el siglo XVI.

OLIMPIO FANTUZ / FOTOTECA 9 X 12

31 / 33

Cala Luna

El golfo de Orosei, dentro del Parque Nacional del Gennargentu, esconde playas tranquilas de gran valor natural.

PIETRO CANALI / FOTOTECA 9 X 12

32 / 33

Palau

La Roca del Oso, de 122 m de altura, fue en la antigüedad un punto de referencia para los barcos que navegaban por el norte de Cerdeña. Se localiza a 5 km del centro de Palau.

JOHANNA HUBER / FOTOTECA 9 X 12

33 / 33

P. N. La Maddalena

Cala Coticcio, en la isla Caprera, es uno de los rincones más salvajes del parque nacional. Se llega a pie por un sendero o desde el mar.