Córdoba

1 / 19
iStock-1097465740. Un concurso con una historia de cien años

Foto: iStock

1 / 19

Un concurso con una historia de cien años

Los vecinos son los que han mantenido viva esta tradición durante un siglo. Ellos, que estarán en los patios para responder las dudas de los visitantes y, quien sabe, desvelar alguno de los secretos que hacen que sus patios luzcan tan bellos, son los herederos de la historia de este concurso que este año cumple un siglo. La imagen del patio es heredada de la tradición islámica de construir las fachadas orientadas hacia el interior de la casa, que rodeaban pozos o fuentes, y se engalanaban con vegetación, muebles antiguos y enseres de cocina. 

La Fiesta de los Patios Cordobeses se celebró por primera vez en 1921 y sólo participaron tres patios. Aun así, los ciudadanos ya llevaban tres años abriendo al público sus casas para mostrar sus coloridos recovecos. Por lo visto, el concurso no volvió a celebrarse hasta 1933 por la escasa participación en la primera edición. También dejó de celebrarse durante la Guerra Civil y se recuperó finalmente en 1944, aunque no fue hasta 1988 que se establecieron unas bases claras sobre los aspectos ornamentales que el jurado debía valorar para establecer el patio ganador: variedad floral, cuidado de macetas y arriates e iluminación natural. 

iStock-629961122. Una edición marcada por la seguridad sanitaria

Foto: iStock

2 / 19

Una edición marcada por la seguridad sanitaria

Una de las medidas que se han tomado este año para cuidar la salud de los visitantes y los cordobeses es establecer puntos de control de la temperatura en el acceso de cada uno de los patios, que servirá también para medir la afluencia de gente y crear alertas en tiempo real en Facebook, Twitter y la web oficial del concurso cuando algún punto se encuentre muy concurrido. Además de la recomendación de guardar silencio para respetar el descanso de los vecinos y poder disfrutar de los sonidos del lugar, es obligatorio el uso de mascarilla sin excepción de la toma de fotos o vídeos y no se permite tocar nada durante el recorrido.

Ya que los patios son espacios reducidos, es preferible que los visitantes no pasen mucho tiempo en ellos para poder asegurar un buen flujo de personas y una menor aglomeración. Es necesario que se respete también la distancia de seguridad de dos metros entre personas y los grupos de convivencia no deben separarse. En el recorrido se habilitarán aseos públicos y puntos de información que podrán consultarse en el mapa interactivo de la web del concurso, y también habrán carpas sanitarias en la zona del Alcázar y Conde de Priego.

iStock-1187366136. Seis rutas que recorren 50 patios llenos de color

Foto: iStock

3 / 19

Seis rutas que recorren 50 patios llenos de color

Los patios cordobeses se distinguen entre dos grupos básicos: los monumentales, como el Patio de los Naranjos o el del Palacio de Viana, y los participantes del concurso, todos aquellos que han formado parte del certamen desde su primera edición. Estos 50 patios se dividen a su vez en patios de arquitectura antigua, construidos antes de los 60, y los de arquitectura moderna, que se edificaron posteriormente o que sufrieron una reforma substancial. Estos recintos se dividen a lo largo de seis rutas: Santa Marina - San Agustín, San Lorenzo - San Rafael, San Andrés - Realejo, San Pedro - Santiago, Judería y Alcázar Viejo.

Uno de los patios más conocidos es el de la calle Martín de Roa, 2, en el que la pared engalanada forma parte de la muralla del Alcázar viejo, Patrimonio de la Humanidad. Otro de los más visitados es el de la calle Postrera, 28, un típico patio andaluz que mezcla el blanco y el azul añil con los adornos característicos. Para ver tres patios en uno, se puede visitar la Calle del Aceite, 8 y vale la pena no olvidar uno de los más conocidos, el Patio de Almonas. Aun así, como es imposible quedarse con uno, es mejor reservar unos días para admirarlos todos y que cada visitante haga su particular concurso.

iStock-1091550994. Dos semanas de recorrido multicolor

Foto: iStock

4 / 19

Dos semanas de recorrido multicolor

La Fiesta de los Patios de Córdoba recupera este año la fecha habitual de su celebración, durante la primavera, después de que en 2020 la pandemia de Covid-19 obligara a los cordobeses a trasladarla al mes de octubre. En esta edición, los patios se abren al público este lunes 3 de mayo y se podrán visitar hasta el domingo 16 de este mismo mes. Aunque no se necesita reservar entrada y la visita es libre y gratuita, se han establecido unos horarios que van de las 11.30 de la mañana a las 14 del mediodía, volviendo a abrir a las 18 de la tarde para cerrar a las 22 de la noche, con la excepción del último día del concurso, en el que se clausurará la edición de la fiesta de este año a las 20.30. Algunos de los patios que están fuera del concurso tienen un horario especial que se podrá consultar en la página web del evento.

patios córdoba

5 / 19

Córdoba

Como ocurre con otros topónimos, no existe consenso en definir la etimología de la palabra Córdoba. La primera referencia se remonta al siglo I a. C., momento de su fundación bajo el nombre de 'Colonia Patricia Corduba’. Sin embargo, el término sigue siendo objeto de investigaciones, aunque algunas hipótesis apuntan que significa 'molino de aceite'. 

Foto: iStock

6 / 19

El vergel del Alcázar de Córdoba

En el Alcázar de los Reyes Cristianos cordobés aún se percibe la sensorial tradición árabe de refrescar las huertas y los oasis con acequias, fuentes y canales. Donde los califas hacían cultivar hortalizas y hierbas aromáticas, hoy se puede pasear por un hermoso jardín de tres niveles que tiene senderos limitados por setos, cipreses, cítricos y palmeras.  En 1328, el rey Alfonso XI mandó construir sobre el antiguo palacio califal el actual recinto amurallado que, un siglo después, ocuparon los reyes católicos durante la reconquista de Granada. Situado entre el Guadalquivir y la Mezquita-Catedral, el Alcázar conserva las torres de los flancos (Leones, Homenaje, Inquisición y Palomas) y muestra restos romanos hallados en el subsuelo en la Sala de los Mosaicos.

7 / 19

Córdoba, ciudad de las luces antes que París

Córdoba está entre las ciudades más antiguas de Europa. Fundada por los romanos a mediados del siglo II a. de C., vivió su máximo apogeo histórico durante el periodo andalusí. Fue cuando se convirtió en la ciudad más espléndida de Occidente: sus mezquitas, mercados y viviendas seguían un sistema de urbanización único que incluía la iluminación de las calles principales, ¡siete siglos antes que la luz llegara a París! Cualquier visita a Córdoba, debe incluir su prodigiosa Mezquita, construida entre los siglos VIII y XI. Tras la Reconquista, en el centro de la Mezquita se construyó la Catedral cristiana. Detrás de la misma, aguarda el colorido Callejón de las flores. La mezquita-catedral de Córdoba fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984, y una década después, el reconocimiento se extendió a la totalidad del centro histórico.

Foto: AgeFotostock

8 / 19

Baena (Córdoba)

La bella ciudad de Baena, alzada sobre el cerro, vive con fervor cada Semana Santa una sonada tamborrada. Casi 6.000 participantes, "judíos" que según el color de las crines de su atuendo son "Coliblancos" o "Colinegros", desfilan entre imágenes religiosas dándole fuerte a los tambores. ¡Imaginad el estruendo que sale de las sinuosas calles del municipio!

Gtres

9 / 19

Centro histórico de Córdoba 

La magnífica conservación del centro histórico de Córdoba, en el que se pueden encontrar restos del siglo VIII, cuando se construyeron unas 300 mezquitas e innumerables palacios y edificios públicos, le valió su inclusión en la lista de la Unesco en 1994. Hasta entonces tan sólo la mezquita-catedral formaba parte de esta lista, en la que se incluyó en 1984.

Foto: AgeFotostock

10 / 19

Medina Azahara, Patrimonio de la Humanidad

El yacimiento de Medina Azahara en Córdoba ya es Patrimonio Mundial de la Unesco. “La ciudad brillante” pasa así a sumarse a los lugares de Andalucía reconocidos por la Unesco y coloca a España en el tercer lugar entre los países con más Patrimonios de la Humanidad del mundo, sólo detrás de China e Italia.

Foto: AgeFotostock

11 / 19

Medina Azahara, el Versalles de Abderramán III

La ciudad fue célebre en su época dada su belleza y ostentación de poder. Abderramán III la mandó construir en 936, escogiendo un lugar privilegiado en el valle del Guadalquivir y a los pies de Sierra Morena. Una vez acabada, la ciudad-palacio fue símbolo del poder de la dinastía de los Omeya.

Foto: AgeFotostock

12 / 19

Cómo visitar Medina Azahara

A unos seis kilómetros de la capital de Córdoba, la visita al yacimiento de Medina Azahara comienza en el museo diseñado por Nieto Sobejano y premiado con diferentes galardones en el mundo de la arquitectura. Una vez finalizado el paseo por sus salas, seguiremos dos kilómetros más en un autobús lanzadera que nos acerca al recinto de la ciudad. Allí el recorrido puede ser guiado o por libre.

13 / 19

El Puente Romano

Desde hace casi dos mil años cruza el Guadalquivir y da acceso al barrio de la Mezquita-Catedral.

14 / 19

La Mezquita

En la Sala de Oración, casi un millar de columnas unidas por arcos dobles de herradura se elevan como en un bosque de mármol. La Mezquita, declarada Patrimonio Mundial junto al barrio de la Judería, es uno de los grandes legados del arte musulmán en España, y testimonia el esplendor que alcanzó el Califato (años 929-1031). Los reinados de Abderramán III y su hijo Alkahén II lograron el apogeo político, cultural y económico del territorio llamado al-Andalus.
 

15 / 19

Sombreros cordobeses

Tradicionalmente fabricados en Córdoba, este tipo de sombrero se ha convertido en un símbolo de la comunidad andaluza. 

16 / 19

Callejón de las flores

Fachadas encaladas y coloreadas con geranios caracterizan el barrio de la Judería que se abre detrás de la Mezquita-Catedral.

17 / 19

Artesanía típica de Córdoba

Los productos que más trabajan los artesanos cordobeses son la platería, el cuero, la cerámica y la madera. 

Foto: Renfe

18 / 19

Al Andalus

Para disfrutar de lo mejor de Andalucía se puede optar por este tren de lujo que en siete días hace un periplo por las tierras del sur de España alojados en lujosos y confortables compartimentos y mientras se disfruta de vistas y de una gastronomía de autor. El viaje empieza en Sevilla y se detiene en poblaciones tan bellas como la gaditana Jerez de la Frontera, donde se pueden visitar bodegas, y la malagueña Ronda, con una de las plazas de toros más antiguas (siglo XVIII) y un vertiginoso desfiladero excavado por el río Guadalevín, al que se asoma su casco antiguo. Tras cruzar campos de viñas, cereales y girasoles, el tren llega el tercer día a la imprescindible Granada, con su Albaicín y la Alhambra, y luego emprende la ruta hacia tierras jienenses con parada en Úbeda y Baeza, las dos imponentes ciudades renacentistas. El colofón de la ruta es Córdoba.

MASSIMO RIPANI / FOTOTECA 9 X 12

19 / 19

Córdoba, Festival de los Patios

Cualquier fin de semana de mayo es perfecto para escaparse a Córdoba. Es el mes del Festival de los Patios que, desde 1918, anima la ciudad con eventos folclóricos, gastronómicos y, lo más esperado, la apertura de rincones habitualmente cerrados al público y decorados con flores. Las visitas nocturnas a la Catedral y la Mezquita, lugares Patrimonio de la Humanidad, completan el plan de esta escapada.