Cracovia

1 / 9

1 / 9

Cracovia

La Plaza del Mercado (Rynek Glowny), una de las más hermosas de Europa, suele estar nevada en esta época del año, lo que añade un mayor atractivo al mercadillo navideño que se organiza en ella. Este enorme espacio se llena de casetas de madera que ofrecen productos tradicionales, juguetes, puestos de comida y donde se degusta el clásico vino caliente especiado. Además, el mercado navideño de Cracovia tiene otro aliciente, pues al estar situado junto a la histórica Lonja de los Paños –el gran mercado de artesanía de esta ciudad polaca, donde se está muy calentito– permite combinar el recorrido exterior con el interior, cosa muy recomendable a causa de las temperaturas extremas de Cracovia. Del 30 de noviembre al 26 de diciembre.

Foto: Gtres

2 / 9

Campo de concentración de Auschwitz (Oświęcim, Polonia)

El campo de concentración y exterminio de Auschwitz, en Polonia, es símbolo de las cuotas más altas de barbarie a las que puede llegar el ser humano. Ninguna prisión debería ser olvidada; pero esta, menos: Situado a unos 43 km al oeste de Cracovia, se convirtió en el mayor centro de exterminio de la historia del nazismo. Aquí, bajo la supervisión del cruel Heinrich Himmler, fueron encarceladas aproximadamente un millón trescientas mil personas. Murieron un millón cien mil, muchas de ellas judías. En la puerta de una de las entradas se podía leer “Arbeit macht frei” (“El Trabajo libera”). Construido en 1940 fue liberado por las tropas soviéticas en 1945. Hoy, más que un museo, es todo un monumento en recuerdo al Holocausto. La Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1979. Entrar en las cámara de gas conociendo lo que sucedió, emociona a todos los visitantes.

Foto: Zorro2212

3 / 9

Imágenes de los trabajadores

La popular lista de Schindler tenía el poder de salvar de la cámara de gas a los judíos que contratase para su empresa. Estas son algunas de las personas que formaron parte del equipo y lograron sobrevivir al Holocausto. 

Foto: Adrian Grycuk

4 / 9

Exhibición en el museo de Oskar Schindler

En el interior del museo de Cracovia se puede observar parte de la producción realizada por los judíos, así como una recreación de la invasión nazi y sus consecuencias.  

Foto: Jennifer Boyer

5 / 9

Museo Oskar Schindler en Cracovia

El museo se encuentra situado en Podgórze, el barrio donde los alemanes crearon el gueto judío de Cracovia. 

Foto: Gtres

6 / 9

Fábrica Oskar Schindler en Cracovia

La antigua fábrica del empresario checo en Cracovia es actualmente un museo sobre la ocupación nazi desde 1939 hasta 1945. 

Foto: GTRES

7 / 9

Polonia

Otro antiguo país de la órbita soviética que merece un viaje. En estos últimos años la economía polaca ha resistido el embate de la crisis y se ha posicionado como destino emergente. Además de la visita a las clásicas Varsovia y Cracovia, este año brilla Breslavia (Wroclaw, en la imagen), ciudad designada Capital Europea de la Cultura de 2016.

GTRES

8 / 9

Cracovia

También en la bella ciudad polaca los enamorados pueden jurar su amor cerrando un candado junto a un sentido mensaje en las barandillas del puente de los Enamorados y luego tirando la llave al río Vístula. Es difícil encontrar un hueco, pero quizás es eso mismo, la proeza de incluir el amor entre tanto candado, lo que convierte esta acción en una verdadera prueba de amor. El puente de los Enamorados ofrece unas bellas vistas del Castillo de Cracovia y de las iglesias bulbosas del centro medieval. El paseo por las riberas del Vístula hacia una u otra dirección asegura un momento de intimidad entre los amantes.

Gtres

9 / 9

Cracovia

La plaza del Mercado (Rynek Glowny), una de las más hermosas de Europa, suele estar nevada en esta época del año, lo que añade un mayor atractivo al mercadillo navideño que se organiza en ella. Este enorme espacio se llena de casetas de madera que ofrecen productos tradicionales, juguetes , puestos de comida y donde se degusta el clásico vino caliente especiado. Además, el mercado navideño de Cracovia tiene otro aliciente, pues al estar situado junto a la histórica Lonja de los Paños –el gran mercado de artesanía de esta ciudad polaca, donde se está muy calentito– permite combinar el recorrido exterior con el interior, cosa muy recomendable a causa de las temperaturas extremas de Cracovia. Del 24 de noviembre al 7 de enero.