Luxor

1 / 1

1 / 1

Tebas, Egipto

A orillas del Nilo, donde hoy se encuentran los antiguos templos de Luxor y de Karnak, antiguamente se erigía la ciudad de Tebas, capital de los Imperios Medio y Nuevo de Egipto. Fue a manos del faraón Mentuhotep II, quién emprendió una guerra para reunificar Egipto y quien decidió trasladar su capital, que hasta el 2040 a.C. se encontraba en Menfis. La urbe, que en su día fue una de las mas prósperas del país, cuenta con algunas de las edificaciones más importantes del imperio: el templo funerario de la reina  Hatshepsut, los templos de Luxor y Karnak  (unidos entre sí por una gran avenida de esfinges), los colosos de Memnón, el Valle de los Reyes y el Valle de las Reinas. Todos ellos se pueden visitar actualmente.

El declive de Tebas se produjo en el siglo VII a. C., cuando la ciudad fue saqueada por los reyes de Asiria. Tres siglos después sería conquistada por Alejandro Magno, quien fundó Alejandría al norte del país y trasladó allí la capital de Egipto.