Madrid

51 /167

Foto: AgeFotostock

51 / 167

Madrid

Madrid tiene fama de inviernos duros; pero el otoño es otra cosa… Como mucho, estrenarás aquel abrigo que compraste y aún no tuviste ocasión de sacar del armario. Sin duda, el mejor lugar para disfrutar del otoño en Madrid es el Parque del Retiro. Es todo un espectáculo pasear por sus 125 hectáreas y ver cómo los árboles de hoja van tomando los colores típicos del otoño que van desde el amarillo al rojo hasta caer al suelo. Otro lugar estupendo para pasear son los mercadillos, ¡y el otoño es la época perfecta para ello! No dudes en pasarte por el Mercado de Motores, en la histórica estación de Delicias, si quieres lucir un otoño en plan vintage.

Foto: AgeFotostock

52 / 167

El Mercado de San Miguel se renueva

Tras diez años desde su reapertura en el centro de Madrid, el mercado renueva su propuesta gastronómica con nuevos fichajes de chefs nacionales e internacionales. A la vez, se renuevan gran parte de los puestos actuales.

Foto: AgeFotostock

53 / 167

El Mercado de San Miguel es uno de los templos gastronómicos de Madrid

El mercado de San Miguel, ubicado junto a la Plaza Mayor, se inauguró en 1916 como mercado de abastos. Tras años abandonado, renació como espacio gastronómico en el 13 de mayo de 2009. Desde entonces, es uno de los planes imprescindibles en toda escapada a Madrid. Al menos, los más de 10 millones que lo visitan al año, así parece indicarlo.

Foto: Museo Nacional del Prado

54 / 167

Museo del Prado

La que probablemente es la mejor pinacoteca del mundo, celebró en 2019 su 200 aniversario. Abrió sus puertas el 19 de noviembre de 1819 con apenas 311 obras de la Colección Real. Hoy esta colección asciende hasta las 16.028 piezas. Disfrutar de todas ellas en una sola sesión es tarea imposible, por lo que lo mejor es preparar bien el recorrido a realizar, visitar el museo durante varios días o, simplemente, ver la colección completa a través de internet. La web del Museo del Prado cuenta con un apartado llamado “Colección” en el que desgrana cada cuadro y cada obra de arte del museo. Con obras de cientos de autores de todos los tiempos perfectamente catalogadas, una simple búsqueda ofrece los resultados deseados: descripción, contexto de la época o autoría, además de la posibilidad de descargar parte de esta información y ver al detalle cada pincelada del lienzo gracias a un potente zoom.

Por otra parte, con motivo del 200 aniversario, en el perfil del Museo del Prado de Instagram cada día, un experto explica detalladamente una de las obras expuestas a través de una emisión en directo en los “stories”.

 

Foto: Open House Madrid

55 / 167

Behind the Scenes, not only a car wash (Burbucar)

No lo parece, pero se trata de un lavacoches, ubicado en la calle Costa Rica de Madrid. Es un negocio consolidado que utiliza procesos limpios e innovadores, y que busca visualizar su filosofía a través de una imagen renovada.

Foto: Open House Madrid

56 / 167

Sede Save The Children

El proyecto consiste en la rehabilitación y ampliación de un inmueble de los años cincuenta para la creación de un nuevo centro de atención a la infancia. Después de la actuación, el edificio luce una nueva fachada que descuelga sobre la ya existente integrando un sistema de jardineras, aleros y toldos que mejora su rendimiento energético. El interior se modula con paneles móviles y está equipado con una serie de elementos que procuran una relación afectiva de los usuarios con el espacio, facilitando la interacción.

Foto: Open House Madrid

57 / 167

Fundación Fernando Higueras

Esta es una de las obras más características del arquitecto Fernando Higueras, al que se le dedica la nueva edición del Open House Madrid. Se trata de un único espacio de 8 metros de altura, sin tabiques ni ventanas, limitado por 4 muros de hormigón que unen las dos plantas, iluminadas por 4 claraboyas que dan al patio grande. El trabajo con la luz cenital hace que no se encuentren a faltar las ventanas tradicionales.

Foto: Open House Madrid

58 / 167

Escuela de minas

Foto: Open House Madrid

59 / 167

Coworking Twisttt

Twisttt tiene su propia personalidad, fresca y atrevida. ¿O acaso no os gustaría trabajar en este espacio? Todo un entorno inspirador con puestos de coworking, despachos privados, salas de reuniones, salas de innovación y formación, y terraza. En Calle Princesa, 5, Planta 4 .

Foto: AgeFotostock

60 / 167

Oktoberfest en Madrid

En Madrid es tanta la afición que se adelantan a Munich dos días. ¡Y lo hacen por quinto año consecutivo! Así pues, desde el 20 hasta el 29 de septiembre, el emblemático Palacio de Vistalegre será el espacio de una divertidísima fiesta ambientada al más puro estilo alemán. Días más tarde, del 27 al 29 de septiembre, el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, acogerá un segundo Oktoberfest con el que se vivirá el centro de la ciudad con el mejor ambiente bávaro.

AGE Fotostock

61 / 167

Toledo, un Patrimonio de la Humanidad con color otoñal

Imaginad la silueta del Alcázar de Toledo rodeado de color otoñales, ¿no os parece más imponente aún? Efectivamente, a la "ciudad de las tres culturas" le sienta como a pocas el otoño. A un paso de la ciudad de Madrid, en esta época del año, Toledo recibe menos visitantes y el tiempo aún resulta agradable. Ideal como escapada para un fin de semana y disfrutar de la gastronomía y de sus tesoros artísticos. Aquí encontrarás los lugares de visita imprescindible de Toledo.

 

Foto: Hot Now

62 / 167

Hot Now, solo pizzas a la brasa

Aparentemente, la pizza es un plato bastante sencillo de cocinar -masa horneada, salsa de tomate, queso e ingredientes (casi) al gusto-. Pero cada día surgen más ejemplos que confirman que hacer una buena pizza tiene más de un secretillo. Sucede con las de Hot Now, la nueva pizzería de Chueca en la que solo hay una mesa, para compartir, y un horno, el único elemento de su cocina a la vista. Insistimos, son pizzas napolitanas, o lo que es lo mismo: masa fina y borde grueso y esponjoso, hechas con masa madre y un proceso de fermentación que tarda al menos 72 horas. ¿Capricho? No, es que así el resultado es mucho más digestivo y menos pesado en el estómago. En carta se puede elegir entre las clásicas, margarita o pepperoni (en este caso picantona y con un toque de miel para contrastar) o las más innovadoras, como la de pistaccio, con pesto de pistacho, calabacín, tomate confitado y hasta ralladura de lima.

Calle Barbieri, 14

Foto: Carbón Negro

63 / 167

Carbón Negro, calidad a la brasa

Este sitio es imponente. Un edificio con forma de cubo, totalmente forrado de piedra tanto en el interior como en el exterior y de gran altura vertical acoge un nuevo templo de cocina a la parrilla. Muy solemne, elegante y señorial, que para eso estamos en el barrio de Salamanca, y donde lo importante es, de nuevo, el producto. Excelentes materias primas que se lucen casi sin esfuerzo tras su paso por las brasas. Pescados y mariscos que vienen directamente de Galicia, carnes tratadas y maduradas por proveedores madrileños y vascos, y hortalizas de cultivo ecológico procedente de las mejores huertas de España. Para no perderse en una primera vez, imprescindible probar sus puerros a la brasa, las yemas de espárragos de Navarra con vinagreta, y el rodaballo o lenguado a la parrilla. Los amantes de las carnes pueden recrearse con diferentes cortes -solomillo o chuleta- y su inconfundible sabor a brasas. Y como esta es una cocina de campo, cada carne se acompaña por ensalada, que siempre viene bien para aligerar el trago, además de pimientos de piquillo que le aportan ese toque dulzón tan sabroso y unas imprescindibles patatas fritas. Así es este Carbón Negro.

Calle Juan Bravo, 37

Foto: Charrúa

64 / 167

Charrúa, carnes a la uruguaya

De los creadores de Cannibal Raw Bar, en Salesas, llega ahora Charrúa. Además del parentesco directo, resulta que también son vecinos, pero no tienen nada que ver el uno con el otro: si el primero es un paraíso para los amantes de la cocina en crudo, Charrúa lo va a ser para los aficionados de la cocina al fuego, porque aquí todo gira en torno a la parrilla. Parrilla uruguaya, para más señas. De allí es uno de los dos socios de este restaurante, donde el fuego se convierte en parte esencial y la carne en identidad de prácticamente toda su carta, con permiso de algunas ensaladas y guarniciones vegetales -boniato, verduras a la parrilla, patatas fritas-. Viajamos hasta Argentina y Uruguay con el entrecot de novillo y el bife de chorizo, a Australia con la picaña Black Angus, a Alemania con el lomo simmental e incluso al norte de España con el chuletón de rubia gallega. Un recorrido por las carnes más prestigiosas del mundo a través de los genuinos cortes del cono sur. Tándem perfecto para este restaurante en el que se come casi en penumbra, porque todo su interior es negro como el carbón, pero tan acogedor como una cabaña en la Pampa.

Calle Conde de Xiquena, 4.

Foto: El Señor Martín

65 / 167

El Señor Martín, la parrilla del mar

Y ahora un templo para los fanáticos del buen pescado. El mar es la despensa de El Señor Martín, un nuevo restaurante abierto en la zona de Salesas que ha elegido la parrilla como la mejor manera de expresarse en la cocina. Y siempre con una obsesión: elegir el mejor producto de las cosas españolas. Decimos siempre porque, aunque se trata de un recién llegado al barrio, este ‘señor’ es un viejo conocido de la capital: nació como pescadería de referencia en el mercado de Chamberí para convertirse después en una pescadería de autor en el gastronómico Mercado de San Miguel. De ahí dio el salto a la calle, calle Mayor para más señas, con su primer local, El Chiringuito del Señor martín y, aunque ya está cerrado, el espíritu de aquel chiringuito revive en este nuevo local, un restaurante muy marinero en el que han apostado por subir el niivel. Cuenta con dos plantas: una principal con barra de tapas y picoteo, y un salón en la planta baja para sentarse a disfrutar de lo que sale de esa parrilla. Desde ostras y quisquillas, a jurel de Rota o borriquete aliñado, dos piezas nada habituales en las cartas de Madrid. Por piezas enteras, ofrecen caballas, lubinas, sargo, virrey, besugo de Tarifa… Eso sí, conviene dejar algo de sitio para el postre, donde sorprenden con una cuidadísima carta de quesos que, por cierto, no pasan por la brasa. Ni falta que hace.

Calle General Castaños, 13

Foto: Roostiq

66 / 167

Roostiq, cocina hecha al fuego

Chueca también echa humo, el que sale por la chimenea del restaurante de finca Roostiq. Y decimos ‘de finca’ porque se trata de una apuesta por el producto y las materias primas de calidad -hortalizas, pollos de corral, cerdo de bellota…-, las mismas que sus propietarios crían y cultivan en una dehesa de la vecina Ávila. Una vez llegan a Roostiq, las trabajan con varios tipos de fuego. Por un lado, la parrilla de carbón, en la que se elaboran sus sugerentes carnes, como el entrecot, la picanha, el chuletón y la hamburguesa de buey, además de otros platos más sofisticados, como las espinacas baby y rúcula con vinagreta de bacon y huevo frito. Y por el otro, el del horno de leña napolitano, una pieza construida por expertos italianos en este tipo de hornos. Aquí se cuecen sus pizzas artesanas, como la de rúcula, la de enchilada de carne de buey o la calzone con torreznos, pero también pasan otros platos, como el arroz integral salteado con verduras o el lomo de salmón con cebolleta.

Calle Augusto Figueroa, 47

Foto: Limbo

67 / 167

Limbo, donde el pollo es el protagonista

Lejos de ser una comida viejuna, el pollo asado resurge con fuerza en este restaurante recién abierto en los bajos de un hostal de diseño, de nombre Bastardo. Muy pensado para un público joven y cosmopolita, que le gusta viajar y el ambiente informal a la hora de comer. Porque Limbo es cualquier cosa menos un asador tradicional. Su estética industrial y de colores llamativos nos da la pista, y la carta nos lo confirma. Y es que, además de pollo asado, aquí hay sitio para tres propuestas más: hamburguesa de ternera a la brasa, bocadillo de brisket con pan de pueblo y costilla de cerdo levemente ahumada. Solo mencionarlos consiguen que se nos haga la boca agua. Y eso que aquí el trago favorito es la cerveza, con un espacio propio -con barra y graderío- dedicado solo a ella. ¿Suena bien, verdad? Pues sabe aún mejor.

Calle San Mateo, 3 (Bastardo Hostel)

Foto: Gtres

68 / 167

Madrid durante la Guerra Civil

La Guerra Civil española es el primero de los grandes conflictos bélicos que Saint-Exupéry vivió en primera persona. El escritor acudió a cubrir la guerra en dos ocasiones, primero a Barcelona y después a Madrid, donde coincidió con los más grandes reporteros de entonces: Ernest Hemingway y Martha Gellhorn, John Dos Passos, George Orwell o Robert Capa. Son días en los que despierta su consciencia más política: “no es una guerra sino una enfermedad”, llegará a decir. En Barcelona estuvo a punto de ser fusilado una noche; pero ese no era el destino que le aguardaba. En Madrid, en abril de 1937, se encontró una ciudad completamente asediada por las tropas franquistas. De alguna forma, frente a la sinrazón de tanta muerte, Saint-Exupéry comenzó a reflexionar sobre qué era lo que daba sentido a la vida de los hombres y mujeres ante los poderes autoritarios: “¿Qué necesitaríamos -se preguntó en uno de los reportajes de aquel tiempo- para nacer a la vida?”.

 

Foto: MAN José Barea

69 / 167

Museo Arqueológico Nacional

Desde que fuera fundado en 1867 por orden Isabel II, el Museo Arqueológico Nacional de Madrid ha ido albergando momias, objetos de la Antigüedad, piezas de la Hispania romana y de la Edad Media, y más recientes, de los Austria y de los Borbones. Es uno de los museos imprescindibles a visitar de Madrid. Aquí, entre otras joyas, está la Dama de Elche, la Leona de Baena, o el Bote de Zamora. Desde su reapertura en el 2014, la institución cuenta con 10.000 m² de superficie y 40 salas de exposiciones tanto para las colecciones centradas en la Península Ibérica (la mayoría) como foráneas procedentes de Grecia, o en menor medida del Antiguo Egipto y Oriente Próximo.

Foto: AgeFotostock

70 / 167

Madrid

De Madrid al cielo. O, al menos, así reza el dicho que parece ser se remonta al Siglo XVIII, cuando Carlos III inició una serie de obras para modernizar y embellecer la ciudad. La frase significa que como en Madrid, en ningún sitio. La verdad es que basta subir a alguno de sus muchos miradores para comprobar la belleza de la ciudad como, por ejemplo, la azotea del Círculo de Bellas Artes o, como la imagen, desde el mirador del Palacio de Cibeles (el Ayuntamiento de Madrid).

Foto: AgeFotostock

71 / 167

La playa de Madrid se suma al listado de banderas azules

La playa de Virgen de la Nueva es una de las 590 de todo España que lucirán el galardón que otorga, desde 1987 la Fundación Europea de Educación Ambiental. La comunidad autónoma con más banderas azules es Valencia, le sigue Galicia y Cataluña.

Foto: AgeFotostock

72 / 167

Playa de Virgen de la Nueva

Es la primera bandera azul que logra la Comunidad de Madrid. Se encuentra en la localidad de San Martín de Valdeiglesias, a poco más de una hora en coche siguiendo la M-501 desde la ciudad de Madrid. 

Foto: AgeFotostock

73 / 167

La playa de Virgen de la Nueva es una playa interior

La playa se formó por el embalse del río Alberche, que se construyó en 1955. En total, son 14 kilómetros de playa y cumple con las condiciones ambientales e instalaciones necesarias establecidas para la concesión del galardón.

Foto: Museo Reina Sofía

74 / 167

Fernando Pessoa retratado por Almada Negreiros

La muestra comienza con una primera sección (Pessoa y los heterónimos) en la que se puede contemplar el famoso retrato de Pessoa realizado por José de Almada Negreiros, en 1964. En esta primera parte, se profundiza en el papel que como teórico y pensador tuvo el poeta en el ambiente intelectual del Portugal de la época.  A continuación, se profundiza en las diferentes corrientes modernistas a través de las diferentes manifestaciones teóricas de la obra de Fernando Pessoa –el paulismo, interseccionismo y sensacionismo–.

Foto: Museo Reina Sofía

75 / 167

Pessoa. Todo arte es una forma de literatura

“Pessoa. Todo arte es una forma de literatura” es la propuesta del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía que pretende descubrir al público la escasamente conocida escena vanguardista portuguesa desarrollada durante la primera mitad del siglo XX y en la que el poeta Fernando Pessoa intervino de forma activa. Se podrá ver en el Edificio Sabatini hasta el 7 de mayo de 2018.

Foto: Museo Reina Sofía

76 / 167

Una completa muestra de artistas de la vanguardia portuguesa

Para “Pessoa. Todo arte es una forma de literatura” se han reunido más de 160 obras de arte (pintura, dibujos y fotografía) de artistas como José de Almada Negreiros, Amadeo de Souza-Cardoso, Eduardo Viana, Sarah Affonso, Júlio o Sonia y Robert Delaunay. También, una gran cantidad de documentación original como manifiestos vanguardistas, libros y revistas, y correspondencia de Fernando Pessoa. Todo ello procedente de diversas colecciones privadas e instituciones como la Fundación Calouste Gulbenkian, la Biblioteca Nacional de Portugal o el Centre Georges Pompidou, entre otras.

Foto: Gtres

77 / 167

Madrid

No podía faltar la capital de España entre las mejores ciudades del mundo. A un paso de Chicago, Madrid es la onceava mejor ciudad del ranking "World’s Best Cities". Con una buena puntuación media en cuanto a su entorno urbano, promoción y desarrollo económico, Madrid destaca por sus museos (algunos de los mejores del mundo) y el ocio nocturno.

Foto: Teatro Real | Javier del Real

78 / 167

Madrid y los 200 años del Teatro Real

Siempre es buena idea viajar a Madrid. Los clásicos nunca fallan, y, ya se sabe, de Madrid, al cielo, o, en este caso, al Teatro Real. Uno de los iconos de la capital de España cumple años: nada más y nada menos que 200 años. Para celebrar el bicentenario, la institución ha preparado un detallado programa conmemorativo. Sin duda, una excelente oportunidad para conocer Madrid dando la nota. 

Foto: Cultura de San Lorenzo de El Escorial

79 / 167

Belén monumental del Escorial

El belén monumental del Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial es una tradición para miles de madrileños y turistas que disfrutan de la Navidad en Madrid. Este nacimiento es el resultado de la participación popular y ocupa una extensión de unos 5.000 m2 y se usan alrededor de 500 estatuas de tamaño natural y animales. 

Foto: Biblioteca Nacional de España

80 / 167

Todas las exposiciones de la Biblioteca Nacional en 2018

La Biblioteca Nacional de España avanza su programa de exposiciones para 2018: el teatro del Siglo de Oro, el Cosmos, los dibujos de Rosario Weiss o la historia del cómic serán algunos de los protagonistas. De este modo, las exposiciones del Museo de la BNE se suman, junto a la de los museos más importantes de Madrid, a la amplia oferta cultural y de ocio en la capital española. Puedes consultar la página web de la BNE para más información.

Foto: Biblioteca Nacional de España

81 / 167

Juanelo Turriano, genio del renacimiento

Del 8 de febrero al 6 de mayo de 2018 podremos conocer la historia de este genio del renacimiento, famoso por sus extraordinarios relojes astronómicos. Nacido en Cremona en torno a 1500, fue muy conocido en su época gracias a sus trabajos en los estados de Italia, de Alemania, de los Países Bajos, en Inglaterra y, sobre todo, en los reinos ibéricos, donde fue conocido como Juanelo Turriano. Para preparar tu visita no dudes en pasar por la página web de la exposición.

Foto: Biblioteca Nacional de España

82 / 167

Beato de Liébana BNE2018

"Del Beato al Mecachís. 1000 años de tebeos" hará un recorrido cronológico salteado de pequeños flashforwards en los que se buscarán conexiones entre los tebeos de mil años atrás y los contemporáneos. La podrás ver en el museo de la BNE  del 27 de septiembre al  13 de enero de 2019.

Foto: Biblioteca Nacional de España

83 / 167

Aida:el Egipto imaginado

De Egipto a Madrid. En el 2018 la BNE dedicará una exposición a la ópera Aida que Verdi estrenó en 1871. El enorme éxito de Aida puso sobre la escena mundial un Egipto imaginado, que se convirtió en un tópico desde entonces.

Foto: Biblioteca Nacional de España

84 / 167

Teatro español del Siglo de Oro en la BNE

Durante el otoño del próximo año, Madrid vivirá teatralmente. La Biblioteca Nacional de España finalizará la digitalización del fondo de teatro español del Siglo de Oro, uno de los más importantes de la literatura universal. Para celebrarlo, la institución está preparando una exposición sobre el teatro clásico español, con Lope de Vega como figura destacada.

Foto: Biblioteca Nacional de España

85 / 167

Cosmos

¿Sabías que fueron los griegos los primeros en usar el término “cosmos”? Para ellos describía una totalidad ordenada y bella. La BNE presenta "Cosmos" del 16 de marzo al 9 de septiembre de 2018, en Madrid una visión sobre el contenido del Universo y los sistemas científicos elaborados a lo largo de la historia con más de 200 piezas de destacados científicos como Arquímedes, Ptolomeo, Galileo, Newton o Darwin.

Foto: Biblioteca Nacional de España

86 / 167

Dibujos de Rosario Weiss (1814-1843)

Rosario Weiss Zorrilla (Madrid, 1814-1843) es más conocida por su relación con Francisco de Goya. Ahora esta exposición de la BNE nos trae a Madrid la figura de esta genial artista. La muestra recupera su trayectoria y pone en valor la obra que desarrolló adaptando el estilo del romanticismo hispano. La podrás ver del 31 de enero al 22 de abril de 2018. 

Foto: BNE

87 / 167

"Cartografías de lo desconocido", un buen plan para Madrid

El mundo cartográfico desde la antigüedad a la actualidad es el tema de la exposición "Cartografías de lo desconocido". Se podrá visitar en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid, hasta el 28 de enero de 2018. En ella se exhiben algunos mapas que son auténticas joyas, como el de la imagen, un mapa de los Países Bajos en forma de león (Leo Belgicus) de Pieter van den Keere (1622).

88 / 167

Representación de África

La Biblioteca Nacional de España tiene importantes fondos de un valor inestimable que incluye mapas, manuscritos, incunables, grabados, atlas, o cartas náuticas. Ahora, en muchos casos, parte de este fondo se expone por primera vez.  La muestra contiene más de doscientas piezas, como esta representación de África, parte de la serie "Los cuatro continentes", de Adriaen Collaert y Maarten de Vos (1588-1589)

Foto: BNE

89 / 167

Planisferio celeste

"Cartografías de lo desconocido", comisariada por Sandra Sáenz-López Pérez y Juan Pimentel, persigue  acercar el arte de la cartografía al público en general con mapas y diversas obras de gran belleza, como este "Planisferio celeste", de Frederick de Wit (1688)

Foto: BNE

90 / 167

Una increíble representación del Polo Norte

Los mapas son objetos que nos despiertan fascinación: representan lugares a donde viajar, zonas que conocer, aventuras. Los mapas han ido evolucionando según lo hacía nuestro conocimiento de la tierra. Es el caso, por ejemplo, de esta representación del Polo Norte. Data de 1630, mucho antes de la conquista de los polos, y se encuentra en el "Septentrionalium terrarum descriptio", de Gerardus Mercator, geográfo famoso por idear la llamada proyección de Mercator, en el que se respeta la forma pero no el tamaño de los continentes.

Foto: BNE

91 / 167

El Paraíso Terrenal

Entre las obras que se exponen en "Cartografías de lo desconocido" están los mapamundi medievales o las cartas de los descubrimientos. Incluso hay mapas que recogen lugares fabulosos y otros que reflejan fenómenos invisibles. En la imagen un bello ejemplo de este tipo de piezas expuestas: "El Paraíso Terrenal" del Beato de Liébana, en el códice de Fernando I y Doña Sancha (1047).

Foto: BNE

92 / 167

Mapas de lo imaginario

Los mapas van más allá de representar lo físico. En “Cartografía de lo desconocido” también hay mapas de lugares imaginarios. Como el de la imagen, un mapa de Región; el mundo que ideó Juan Benet, según un dibujo de José María Sainz (1983). También se exponen un mapa de la Tierra Media de Tolkien o, por ejemplo, un mapa con los pasos de Don Quijote y Sancho.

93 / 167

Fondos cartográficos de gran valor en BNE

"Cartografías de lo desconocido" no solo pone en valor los ricos fondos cartográficos, sino que lo hace junto con otras obras que en sentido estricto, no serían catalogadas como mapas. Así en el recorrido de la exposición, encontramos manuscritos iluminados, incunables, grabados, libros de viaje, tratados astronómicos, fotografías, pinturas, e, incluso, instrumentos científicos. En la imagen, el "Claudii Ptolemaei Geographicae" de Claudio Ptolomeo, según xilografía atribuida a Alberto Durero (1525).

Foto: Gtres

94 / 167

El Guernica, en Madrid

Una de las obras cumbre de Pablo Picasso. Este mural, que pintó en 1937, mide 3,50 metros de alto por 7,80 metros de largo y tiene una estructura de tríptico. El "Guernica" está pintado en blanco, negro y grises. Para verlo hay que ir al Museo Reina Sofía, uno de los museos imprescindibles de Madrid.

Foto: Open House Madrid

95 / 167

Biblioteca Regional Joaquín Leguina

De fábrica de cervezas a biblioteca y archivo regional por arte y gracia del equipo formado por Luis Moreno García-Mansilla y Emilio Tuñón Álvarez, encargados de la rehabilitación de la antigua sede de cervezas “El Águila” tras concurso público convocado por la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid. Un edificio emblemático de Madrid para guardar el fondo bibliográfico de la Comunidad. Una de las bibliotecas más impresionantes de Europa: 1.276.966 de documentos, casi 30.000 m² de superficie, 72 depósitos para custodiar 83 kilómetros de documentos, talleres de restauración, encuadernación y reprografía, salas de referencia y consulta de documentos, salón de actos para 147 personas, sala de exposiciones y zonas de oficinas. 

Foto: Círculo de Bellas Artes

96 / 167

Círculo de Bellas Artes

En pleno corazón de Madrid, encontramos la sede del Círculo de Bellas Artes, uno de los centros culturales privados sin ánimo de lucro más importantes de Europa. El objetivo de la institución es el de recoger las más destacadas e innovadoras corrientes artísticas. Si el edificio, obra del arquitecto Antonio Palacios e inaugurado en 1926 por el rey Alfonso XIII, es un hito del centro de la ciudad, no lo es menos su azotea, famosa por proporcionar una de las mejores vistas sobre Madrid. Fue declarado en 1981 “monumento histórico artístico “de carácter nacional.

Foto: Open House Madrid

97 / 167

Hospital de Maudes

La construcción del Hospital de Jornaleros de San Francisco de Paula, popularmente, Hospital de Maudes por la calle anexa, es una de las más singulares de Madrid. Es obra de los arquitectos Antonio Palacios Rámilo y Joaquín Otamendi, autores también de otros edificios importantes de Madrid como como el de la sede del Círculo de Bellas Artes. Un hospital ya centenario, pero cuando se inauguró en 1916, el Hospital de Maudes era uno de los más avanzados de Europa. Fue construido como hospital de beneficiencia para prestar asistencia sanitaria gratuita a los jornaleros madrileños.

Foto: Museo del Prado

98 / 167

Museo del Prado

Uno de los representantes del "Triángulo del Arte" y  el más famoso de los museos imprescindibles de Madrid, el Museo del Prado es uno de los museos más importantes de Europa. Su pinacoteca es representativa de los mejores maestros europeos de los siglos XVI al XIX, como Goya, el Greco, Velázquez o Rubens. El Museo del Prado conforma en la actualidad un campus compuesto por varios edificios situados en pleno centro de la ciudad de Madrid.

Foto: Metro de Madrid

99 / 167

Estación de Chamberí

Hasta 2008, cuando fue transformada en museo, los viajeros de la línea 1 del Metro de Madrid miraban tras el cristal la estación fantasma que aparecía  entre las estaciones de Bilbao e Iglesia. Durante unos segundos, aparecía la antigua estación de Chamberí como un recuerdo. La antigua estación pertenece a la primera línea de metro inaugurada en Madrid en 1919. Con el aumento de la longitud de los trenes, la estación se clausuró el 22 de mayo de 1966. Hoy el andén cero se ha convertido en el Centro de Interpretación de Metro de Madrid, que acerca su historia y su patrimonio a los ciudadanos y visitantes. la historia del metropolitano es la historia de la propia ciudad de Madrid.

Foto: Jose Hevia

100 / 167

Fundación Francisco Giner de los Ríos

La Fundación Francisco Giner de los Ríos encarna desde 1916 a la Institución Libre de Enseñanza (ILE). La Institución Libre de Enseñanza fue fundada en 1876 por un grupo de catedráticos obligados a continuar su tarea educadora al margen los dogmas oficiales en materia religiosa, política o moral. La Institución fue defenestrada tras la Guerra Civil y vivió un largo paréntesis hasta 1978. Esta importante institución tiene su sede en el número 14 del paseo del General Martínez Campos de, Madrid, en un edificio rehabilitado en 2014, que recibió en 2015 el Primer Premio COAM (Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid).