Milán

1 / 31
Milan. Una última cena en Milán

Foto: iStock

1 / 31

Una última cena en Milán

En 1482, Lorenzo de Médici decide enviar a Leonardo da Vinci, por entonces en su madurez creativa, a Milán como emisario florentino. En la carta que escribe de presentación, y que se conserva en el Códice Atlántico, describe las diferentes habilidades de su enviado; la principal, destaca, es la ingeniería. Así pasó a formar parte de los ingenieros ducales de los Sforza durante veinte años; algo que no perjudicó en absoluto para que el genio pintara La última cena, una de las obras más representativas del Renacimiento y que se puede ver en la iglesia y convento de Santa Maria delle Grazie, que es Patrimonio de la Humanidad.

La Triennale

Foto: La Triennale

2 / 31

La Triennale

Si Milán se considera la capital mundial del diseño es, en parte, gracias a este indispensable museo. En mitad de la magnífica extensión verde que es el Parque Sempione de Milán se yergue el edificio que alberga La Triennale, o como fue bautizada desde su aparición en la década de los 30, el Palazzo dell’Arte. Con el mismo espíritu que entonces, esta institución propone exposiciones acerca de las artes decorativas en su sentido más amplio que enfatizan la relación entre la industria, el arte y la sociedad.

Fondazione Prada

Foto: Istock

3 / 31

Fondazione Prada

Lo que a principios del siglo XX era una destilería en las afueras de Milán, es en la actualidad un moderno conjunto de edificios que, desde su rediseño en 2015, se presenta como un escaparate para las exposiciones más arriesgadas de los jóvenes diseñadores. La particular estética del lugar que mezcla lo antiguo con lo contemporáneo –concebida por la firma de arquitectos OMA– se ha convertido en un laboratorio de nuevas tendencias artísticas. Uno de sus reclamos: el Bar Luce ideado por Wes Anderson, inspirado en los cafés milaneses de los años 50.

Hangar Bicocca

Foto: Hangar Bicocca

4 / 31

Hangar Bicocca

El arte contemporáneo reina en el Hangar Bicocca. Las amplias naves de este espacio cultural, una antigua fábrica de Pirelli, constituyen un centro dinámico de arte donde cada proyecto tiene una estrecha relación con la arquitectura del edificio y una clara voluntad experimental. Cada año, artistas italianos e internacionales tienen un hueco entre sus paredes, donde los visitantes interactúan de manera directa con las obras expuestas. Además, también es muy recomendable una parada relajante en su sala de lectura o un cocktail en el restaurante gourmet Luta Bistrot.

GettyImages-464667263. Lago de Como

Foto: Getty Images

5 / 31

Lago de Como

Milán es la ciudad de moda. Tras un recorrido por la ciudad, en el que no deben faltar la vista al Duomo y el Palazzo Reale, a la Galleria Vittorio Emmanuelle y a la iglesia de Santa Marie delle Grazie, donde se halla la "Última Cena" de Leonardo da Vinci, una ruta por el cercano lago de Como puede ser el contrapunto natural a esta escapada urbana. El lago de Como se halla a unos cincuenta kilómetros al norte de la capital lombarda. Para tener un primer contacto con su entorno maravilloso, lo mejor es embarcarse y dar una vuelta completa por el lago, uno de los más profundos de Europa. A su alrededor hay pequeñas y pintorescas localidades, entre las que destaca la amurallada Bellagio, y el encantador pueblo de Varenna con sus callejuelas estrechas y empedradas. Como telón de fondo las imponentes cimas de los Alpes y en materia gastronómica, solo una palabra, insuperable.

625506BADG © Brescia Amisano Teatro alla Scala. La Scala, Milán (Italia)

Foto: Brescia Amisano, Teatro alla Scala

6 / 31

La Scala, Milán (Italia)

El nuevo teatro de la Scala fue levantado para sustituir el anterior edificio del Teatro Ducale que un incendio había reducido a cenizas en 1776. Las obras del nuevo edificio fueron sufragadas por los propietarios de los palcos, y se inauguró en 1778 con la ópera de L’Europa Riconosciuta de Salieri como primer estreno

shutterstock 449443141. Bosco Verticale

Foto: Roberto Lo Savio / Shutterstock

7 / 31

Bosco Verticale

Está compuesto por dos edificios, la torre de Castillia, de 111 metros de altura, y la torre Confalonieri, de 78 metros. Inaugurado en octubre de 2014, el Bosco Verticale se halla en una zona céntrica de la ciudad y su principal peculiaridad es que en sus fachadas están representadas más de 2.000 especies vegetales diferentes. 

9430 IT MILANO Mudec. Museo de las Culturas

Foto: Carma Casula

8 / 31

Museo de las Culturas

Bajo el lema "el conocimiento de las culturas favorece la integración y el diálogo", el Museo de las Culturas (MUDEC) está dedicado a la investigación interdisciplinar de las culturas del mundo y de la relación de estas culturas con la ciudad de Milán. Está situado en la zona de Tortona, flamante núcleo del arte, el diseño y la moda, el proyecto de David Chipperfield ha devuelto la vida a un antiguo edificio industrial, ahora un conjunto de formas cuadradas revestidas de zinc y cristal cuyas formas interiores y exteriores quieren ser un símbolo de las convergencia cultural que albergan.

HEMIS 2231747. Palacio de Italia

Foto: Gtres

9 / 31

Palacio de Italia

Para la Expo 2015 que se celebró en Milán se construyó este original edificio cuyo principal atractivo es la interacción entre la estructura arquitectónica de formas irregulares y la luz de su entorno. Está compuesto por cuatro bloques situados alrededor de una plaza central que fue el núcleo de los acontecimientos de la Expo. Tras su éxito inicial, se ha convertido en un centro de innovación e investigación tecnológica de referencia para la ciudad. 

AWL ITA3715. Plaza Gae Aulenti

Foto: Awl Images

10 / 31

Plaza Gae Aulenti

En pleno centro de Milán, nos sorprende la exuberante y serena modernidad de la Piazza Gae Aulenti, inaugurada en 2012. Debido a que está situada en sobre altiplano natural, el céntrico lugar ofrece grandes vistas del skyline de la ciudad. La vocación futurista de la plaza está en perfecta armonía con los edificios de su alrededor: la Torre Unicredit, el más alto de Italia con 231 metros, el Bosco Verticale y el Solar Tree, un sistema de iluminación que juega con los efectos de luz en la fuente de agua. 

qpx-143261111. Plaza del Duomo

Foto: Loïc Lagarde / Age Fotostock

11 / 31

Plaza del Duomo

La Catedral, el Palacio Real, el Museo del Novecento y el arco de la Galería Vittorio Emanuele II enmarcan este grandioso espacio, considerado el corazón de Milán.

Depositphotos 122960362 xl-2015. Museo del Novecento

Foto: Rossandhelen / Depositphotos

12 / 31

Museo del Novecento

El edificio rodeado de grandes ventanales con vidrieras ofrece una vista magnífica de la catedral de Milán.

SIM-702606. La catedral de Milán

Foto: Massimo Ripani / Fototeca 9X12

13 / 31

La catedral de Milán

Es uno de los mayores templos de Europa. La nave central mide 45 metros de alto y sus cuatro laterales están decorados con pinturas, esculturas y retablos.

AWL ITA4742AW. Castillo Sforzesco

Foto: Marco Bottigelli / AWL Images

14 / 31

Castillo Sforzesco

De origen medieval y sede de varios museos, esta fortaleza limita con el parque Sempione, la mayor área verde de Milán.

AWL ITA4743AW. Naviglio Grande

Foto: Marco Bottigelli / AWL Images

15 / 31

Naviglio Grande

Los restaurantes con terraza animan las riberas de este canal navegable de 50 kilómetros.

LMA MILANO2016 -76. El mural de Leonardo da Vinci

Foto: Lys Moya-Angeler

16 / 31

El mural de Leonardo da Vinci

El fresco de La Última Cena (s. XV)  decora el refectorio del antiguo convento de Santa Maria delle Grazie.

SIM-459308. Iglesia de San Ambrosio

Foto: Massimo Ripani / Fototeca 9X12

17 / 31

Iglesia de San Ambrosio

Es una de las más antiguas de Milán. Fundada en el siglo IV, su aspecto actual data del año 1099.

GettyImages-578338498. La plaza en 1865

Foto: Getty Images

18 / 31

La plaza en 1865

Comenzaba la remodelación de la Plaza del Duomo y Milán se consolidaba como capital cultural y económica de Italia tras la reunificación del país. La piazza, corazón de la ciudad desde el siglo XIV, vivía un trasiego enorme, con peones demoliendo edificios aledaños a la Catedral y erigiendo los Palacios de los Pórticos y la Galleria Vittorio Emanuele II (1877), un pasadizo comercial entre el Duomo y el teatro de La Scala realizado en hierro y cristal. Con los primeros tranvías eléctricos (1893) la plaza se convirtió en el nuevo eje viario del que partían las vías principales. La euforia enlazó los siglos XIX y XX, pero se truncó con las dos guerras mundiales, especialmente con los bombardeos de 1943 que devastaron el centro.

X8X-1601045. La plaza en 2016

Foto: Age Fotostock

19 / 31

La plaza en 2016

El fin de la segunda contienda dejó enormes vacíos en el corazón de Milán. Como un ave fénix, la ciudad resurgió de sus cenizas y creó una plaza inmensa (17.000 m2). Hoy, en este espacio conviven iglesias, museos, tiendas y cafés donde los milaneses se citan para el aperitivo. En el centro se alza la imponente catedral –la tercera más grande del mundo tras las de San Pedro y Sevilla– que,como un testigo mudo, lleva siglos presenciando la vida de la capital lombarda; el templo se inició en 1386 y fue concluido por Napoleón en 1805. El interior es magnífico, pero aún impresiona más recorrer el Paseo de los Tejados del Duomo donde, entre pináculos, se admira la plaza completa y se distingue el trazado radial que surge de ella. 

DL a00696911 045. El tejado del Duomo

Foto: Gtres

20 / 31

El tejado del Duomo

Los tejados del Duomo son otro de sus mayores atractivos y se encuentran abiertos al público. Desde lo alto de la Catedral se puede contemplar una gran panorámica de la ciudad y de la plaza. Las 135 agujas que rematan la construcción están decoradas con estatuas y rodean a la más alta de ellas, la aguja mayor, en cuyo punto más elevado se halla La Madonnina.

Museo de la Cultura

Foto: www.mudec.it

21 / 31

Museo de la Cultura

Inaugurado en marzo de 2015, el Museo de la Culturas es la última aportación museográfica de la cuidad. El de Arte Contemporáneo es otra visita oblidaga con obras de Boccini, Carà, Morandi, Klee, Modigliani…

Basílica de San Ambrosio

Foto: Novellón

22 / 31

Basílica de San Ambrosio

Uno de los templos más antiguos de Milán es esta bella construcción del siglo IX en estilo gótico lombardo, flanqueada por dos grandes torres. En su interior destaca el Sarcófago de Stilicho, una obra maestra del siglo XIV compuesta por detallados relieves religiosos.

Palacio Real

Foto: Goldmund100

23 / 31

Palacio Real

Es la sede del gobierno milanés desde la Edad Media, fue transformado en un suntuoso palacio en el siglo XVIII y hoy acoge las mejores exposiciones de la ciudad. Tiendas de grandes marcas y mucho glamour ocupan los pasadizos cubiertos por un techo abovedado de vidrio de la Gallería Vittorio Emanuele, construida en el siglo XIX.

Estación Central

Foto: Bjørn Christian Tørrissen

24 / 31

Estación Central

Llegar en tren a Milán es una auténtica gozada. La Milano Centrale es una de las estaciones más grandes y monumentales de Europa, en la que impera el gusto por el modernismo de principios del siglo XX, un brillante ejemplo de la simbiosis entre Art Nouveau y el Art Decó, dos estilos tan parecidos como distintos.

Iglesia de Santa Marie delle Grazie

Foto: Giovanni Dall'Orto

25 / 31

Iglesia de Santa Marie delle Grazie

Construido en el siglo XIV por mandato del duque Francisco Sforza, en este delicado templo se expone la Última Cena, que Leonardo da Vinci pintó entre 1495 y 1497. Para contemplar la magistral obra hay que adquirir las entradas con antelación.

Milán

Gtres

26 / 31

Milán

Desde 1876 Milán se mueve en tranvía. Como un tributo al pasado, el tranvía número 20, que utiliza vagones restaurados de la década de 1920, parte de la Piazza Castello y realiza un recorrido de un par de horas, pasando por lugares tan emblemáticos como la Catedral, la iglesia Santa María delle Grazie, la Piazza della Scala y la Pinacoteca de Brera. La capital lombarda posee una extensa red de tranvías con 17 líneas que abarcan 160 kilómetros de recorrido.

Piazza del Duomo

Gtres

27 / 31

Piazza del Duomo

Con el Duomo al frente y el Palacio Real y la Galería Vittorio Emanuelle a los flancos, es uno de los espacios arquitectónicos más bellos del mundo. 

Teatro alla Scala

Gtred

28 / 31

Teatro alla Scala

Uno de los más famosos teatros de ópera del mundo –o el que más– se puede recorrer mediante visitas guiadas que muestran su señorial vestíbulo, el patio de butacas y algunos palcos privados, y el museo, con una gran colección de pinturas, bustos, trajes y diferentes elementos relacionados con el mundo de la ópera. Justo al lado, la plaza de la Scala se ofrece como un rincón muy agradable para hacer un alto.

Castelo Sforzesco

Gtres

29 / 31

Castelo Sforzesco

 Es un auténtico placer deambular por estos jardines de finales del siglo XIX, con sus ordenados parterres y glorietas, que constituyen la mayor área verde de Milán. En su límite sur el castillo Sforzesco, sede de varios interesantes museos –de arte antiguo, egipcio, prehistoria…– y el de arte que aloja una de las obras maestras del gran Miguel Ángel, la Pietà Rondanini. Durante la Expo2015, la escultura se podrá ver en el Ospedale Espagnolo y la entrada es gratuita.

Navigli

Gtres

30 / 31

Navigli

El antiguo puerto fluvial de la capital de Lombardía es hoy uno de los barrios más agradables de la cuidad con sus canales y senderos de bicicletas, además de alojar los bares de moda y buenos restaurantes. La zona se ha convertido en destino de ocio para los milaneses y los sábados se organiza un mercado con productos gastronómicos que es una delicia.

Piazza Gae Aulenti. Barrio de Porta Nuova

Gtres

31 / 31

Barrio de Porta Nuova

En el súper moderno barrio financiero se aglutina la mejor arquitectura contemporánea, como la Torre Cesar Pelli, y se ha convertido en una de las zonas de ocio de la ciudad. El barrio toma el nombre de la puerta o arco triunfal que Napoleón mandó construir en 1810 y que da entrada a la zona.