Oslo

1 / 15

Foto: Ignaz Wiradi

1 / 15

El frío de Oslo

La capital noruega será en 2019 Capital Verde Europea y se tiene bien merecido el título. Además de realizar grandes esfuerzos en materia de sostenibilidad, la ciudad es una urbe en la que los espacios verdes y abiertos se ven por doquier. Ubicada al fondo del fiordo que le da nombre, Oslo es una ciudad vanguardista que lleva la arquitectura por bandera. Desde la Fortaleza de Arkeshus hasta su Ópera en forma de iceberg, cualquier edificio es una prueba de que se quiere convertir en todo un icono en cuanto a arquitectura se refiere.

Foto: Didrick Stenersen / Visit Oslo

2 / 15

Oslo verde

Oslo se ha tomado muy en serio la lucha contra el cambio climático por lo que hace años que ha comenzado a tomar medidas en contra de la contaminación. Entre ellas, aumentar el número de zonas verdes de la ciudad.

Foto: Didrick Stenersen / Visit Oslo

3 / 15

Niña sin miedo

"Niña sin miedo" es el nombre de la réplica de la escultura homónima que se encuentra frente al toro de Wall Street, en Nueva York. En Oslo, se ubica frente al Gran Hotel. La estatua representa el empoderamiento femenino.

Foto: Tord Baklund / Visit Oslo

4 / 15

Ópera de Oslo

La Ópera de Oslo es uno de los grandes atractivos de la ciudad. Se sitúa en el fiordo de Oslo y se asemeja a una gran iceberg que emerge del mar.

Foto: Didrick Stenersen / Visit Oslo

5 / 15

Fortaleza de Akershus

La Fortaleza de Akershus es un conjunto de edificios militares junto al fiordo de Oslo. Construida durante la Edad Media como castillo real, en el siglo XVII se convirtió en la fortaleza que se ve hoy día.

Foto: AGE fotostock

6 / 15

Parlamento de Noruega, Oslo

Algunas de las experiencias más interesantes de la capital noruega están escondidas en sus museos. El Museo Noruego de Historia Cultural, el Museo de los Barcos Vikingos, el Museo Munch y el FRAM– donde se puede conocer muy de cerca la expedición de Amundsen al Polo Sur– son una manera de conocer la cultura y la historia de este país nórdico. Todo ello se puede completar con un paseo en barco por el fiordo de Oslo, una vuelta por el mercado de Mathallen y un descanso obligado en el parque Vigeland.

Foto: Agefotostock

7 / 15

Ópera y el Ballet Nacional de Noruega

La ópera de Oslo no es el futuro, es el presente. Subir a la cubierta de este edificio icónico ha pasado a ocupar la agenda de los imprescindibles que hacer en la capital de Noruega. Levantada frente al fiordo de Oslo, Se inauguró en 2008 y fue diseñada por el estudio de arquitectura noruego Snøhetta. Un año después de su apertura, ganó el  premio Mies Van der Rohe 2009 de arquitectura contemporánea.

Foto: Estudio Herreros

8 / 15

Nuevo Museo Munch de Oslo

El Museo Munch tendrá nueva sede en el centro de Oslo, en 2019. El edificio cuyo proyecto firma el arquitecto español Juan Herreros, será una pieza vertical donde a través de un recorrido ascendente, los visitantes descubrirán la historia de la ciudad. Ocupará un espacio en la recientemente desarrollada área portuaria de Bjørvika, junto a la Ópera y la nueva Biblioteca Pública de Oslo.

Foto: Haptic Architects MIR

9 / 15

Oslo es un destino sostenible de arquitectura espectacular

Oslo es cada vez más un referente en arquitectura y sostenibilidad. A cada poco, nuevas construcciones se suman a las joyas arquitectónicas y desarrollos urbanos que se van  incorporando al poderoso skyline de la ciudad. En la capital de Noruega, el aburrimiento arquitectónico no existe y ello la convierte en un destino muy demandada por miles de viajeros urbanos a la búsqueda de las tendencias más actuales en arquitectura.

Foto: MIR AS, Kleihues + Schuwerk Gesellschaft von Architekten MBH

10 / 15

Museo Nacional de Oslo

A partir de 2020, se finalizará el edificio del museo nacional de Noruega. Toda la cultura de la capital de Noruega se trasladará a este único espacio de arquitectura innovadora. El museo ha sido diseñado para que encaje en el entorno y los monumentos ya existentes en la zona muy cerca del Ayuntamiento de Oslo.

Foto: Haptic Architects MIR

11 / 15

El acuario de Oslo

Oslo tendrá en 2023 el acuario más grande del norte de Europa. Un edificio espectacular construido en los terrenos del antiguo aeropuerto de Fornebu que parece surgir del agua, con una superficie de más de 10.000 metros cuadrados y una piscina de más de siete millones de litros.

Foto: Lund Hagen Architect - Atelier Oslo

12 / 15

Biblioteca Deichman de Oslo

Durante 2018 se inaugurará una biblioteca moderna y dinámica que contendrá las extensas colecciones de libros de Deichman además de una sala de cine, talleres, zonas de juegos, salones y un restaurante. La arquitectura de la biblioteca está estrechamente ligada a su papel como espacio público. Con la noche, la nueva biblioteca de Oslo se encenderá y cambiará de aspecto al igual que las actividades y acontecimientos que albergará en su interior.

Foto: Ignaz Wiradi

13 / 15

Ópera de Oslo

Galardonado por su diseño en el Festival Mundial de Arquitectura celebrado en Barcelona en 2008, este imponente edificio que se erige frente el fiordo de Oslo es uno de los edificios más llamativos de la capital noruega. Fue construido con mármol de Carrara y grandes ventanales de cristal, por lo que sus interiores, revestidos de madera, cuentan con gran luminosidad. Compuesto por tres escenarios y un vestíbulo en forma de herradura, como los teatros clásicos, su diseño corrió a cargo del estudio de arquitectos noruegos de Snøhetta. Actualmente en sus interiores se organizan conciertos y espectáculos de ballet.

Foto Nancy Bundt

14 / 15

Karl Johans Street, Oslo

Es una de las arterias principales de Oslo, y posiblemente la calle más bonita de la ciudad. Además de un gran número de comercios de todo tipo, en ella podemos admirar sus múltiples plazas y jardines, además de sus edificios, palacios y sedes gubernamentales. Uno de los tramos es peatonal y en él encontramos pequeñas iglesias, la catedral de la ciudad, la Universidad de Oslo y el Teatro Nacional. El paseo es uno de los más agradables de la urbe y suele estar ambientado con música de diversos artistas callejeros.

Foto: Gtres

15 / 15

Noruega

Cuatro son los lugares esenciales para conocer  el legado de los vikingos en este país escandinavo. El museo de los Barcos Vikingos en Oslo, que expone dos de las embarcaciones de madera mejor conservadas del mundo. El museo Vikingo de Loftor, en las islas Lofoten que permite viajar en el tiempo y experimentar cómo era la vida en un hogar vikingo. La visita al asentamiento vikingo de Karmøy Kulturopplevelser, donde se celebra un festival vikingo. Y el Campamento Vikingo en el pequeño pueblo de Gudvangen, situado a la orilla del pintoresco fiordo Nærøyfjord.