Santander

1 / 3

Foto: iStock

1 / 3

Santander

Pocas ciudades en España pueden presumir de tener tantos encantos. En Semana Santa, Santander se queda fuera del imaginario turístico español, de ahí que sea una época perfecta para descubrirla con calma y sin demasiado folclore. ¿Los imprescindibles? Sus paisajes naturales, la península de la Magdalena y, sobre todo, la Fundación Botín que exhibe una interesante colección de arte actual y cuenta con una interesante programación cultural. 

2 / 3

Santander

Las más de 70 casetas que acoge este Mercado de Navidad se instalan en la plaza de las Farolas. Este mercado ha pasado a lo largo de historia por muchas localizaciones -la Plaza Porticada, Jardines de Pereda, Plaza de Pombo- y todas tenían en común los tipos de artículos que se vende: adornos de navidad y todo tipo de artesanía relacionada con esta época de año. Del 5 de diciembre de 2018 hasta el 6 de enero de 2019.

Foto: Turismo Cantabria

3 / 3

Playa de Covachos, Soto de la Marina (Santa Cruz de Bezana)

Esta cala de apenas 50 metros de largo es una de las playas más bellas de Cantabria y acostumbra a aparecer en todas las selecciones como una de las mejores playas de España. Algo remota y poco frecuentada, es una de las favoritas para los que gustan practicar el nudismo. Recibe su nombre del característico islote unido a tierra en bajamar. Se encuentra próxima a la ciudad de Santander, a unos 3 km de Soto de la Marina. Hay que descender unas escaleras para acceder, por lo que no es apta para todo tipo de público. Al bañarnos hay que ser cuidadosos, porque con viento, algo frecuente, hay fuerte oleaje.