Shanghái

1 / 18

Foto: AgeFotostock

1 / 18

Centro Pompidou Shanghai: al dragón dormido le gusta el arte

La corriente artística francesa está viviendo días de expansión ajetreada y después de la llegada de Louvre a Abu Dhabi, le toca al Centro Pompidou hacer lo propio en Shanghai, donde inaugurará sede en la primavera de 2019. Del diseño del West Bund Art Museum se ha encargado la firma David Chipperfield Architects, quienes han preparado un complejo de edificios de baja altura en la Shanghai Corniche, conectando el distrito de Xuhui con el histórico Bund en un espacio que está llamado a concentrar todas las miradas de los pujantes coleccionistas de arte chinos. En España, hay otro Centro Pompidou más: el de Málaga, que abrió puertas en 2015 con obras destacadas de Francis Bacon, Picasso o Frida Khalo. ¡Todo un boquerón!

 

Foto: Pooja Chaudhary / Unsplash

2 / 18

Clases de Dim Sum en Shanghái

¿Quien no adora esas empanadillas rellenas de verduras, carne o mariscos y hechas al vapor o fritas? Media China está plagada de restaurantes especializados es todo tipo de dim sum y disfrutar de la cultura milenaria china mientras se come estas delicias es una experiencia única. Pero no nos engañemos, no conseguimos que nos queden igual que a ellos. Para aprender a hacer la masa y el rellenos perfectos existen en Shanghái muchas escuelas de cocina. Una de ellas, destinada a extranjeros, es Chinese Cooking Workshop  que ofrece cursos no solo de dim sum, sino de todo tipo de platos de la cocina china más tradicional.

3 / 18

Shanghai

La ciudad más poblada de China (20 millones de habitantes) ostenta el que probablemente sea el mirador urbano más alto del mundo: el de la Torre World Financial Center, que es el 2 º rascacielos más alto del mundo, solo superado por el Burj Khalifa. Aún así, su mirador, a 474 metros de altura, está situado por encima del gigantes de Dubái. Desde él hay estupendas vistas de la ciudad y de la no menos espectacular Torre Jinmao, con su característica cubierta que sigue el diseño tradicional de las pagodas chinas.

4 / 18

Una mañana en el distrito de Pudong

Pudong Promenade. Desde esta avenida se divisan los edificios europeos del paseo Bund, en la otra orilla del río. 

Torre Shanghai. La última construcción de la zona (de 2016) se eleva 632 metros y tiene forma de espiral. 

Torre Shanghai World Financial. De 492 metros de altura. Tiene un mirador en la planta 97 y otro en la 100.

Torre Jinmao. De 88 pisos, aloja un lujoso hotel, restaurantes y clubs privados.

Oriental Pearl TV. Los 468 metros del primer rascacielos de Shanghái se han quedado por debajo de las otras torres.

5 / 18

Paseos por la antigua perla de oriente

• Nanjing Road. El corazón comercial de Shanghái se sitúa en esta avenida peatonal, llena de grandes almacenes y boutiques. 

• Xintiandi. Los edificios centenarios de este barrio albergan hoy comercios y restaurantes que ofrecen platos típicos y también comida occidental. 

• The Bund. Esta avenida junto al río concentra edificios coloniales que pertenecieron a instituciones y bancos europeos.

• Hengshan Road. Eje principal de la antigua Concesión Francesa, hoy sus mansiones alojan bares, clubs y restaurantes. 

6 / 18

Templos y jardines en medio de la urbe

• Jardín Yuyuan. Un jardín de la época Ming en plena Ciudad Antigua. El recinto data de 1559 y perteneció a un oficial del ejército imperial. Alberga 40 edificios, colinas, lagos y canales cruzados por puentes de madera.  

• Templo Jing’an. Fue erigido durante el periodo de los Tres Reinos (220-280) junto al río Wusong. En el siglo XII fue trasladado a su actual emplazamiento en West Nanjing Road, una de las zonas más comerciales de la ciudad. También es conocido como "el templo de la paz y la tranquilidad".

• Templo Longhua. Budista. Sus campanas son ya las únicas que resuenan en el viejo Shanghái. A pesar de las reconstrucciones del último siglo, preserva buena parte de las estructuras del templo y monasterio original, del año 977.

• Templo del Buda de Jade. Fundado en 1882, posee dos estatuas de Buda traídas por mar desde tierras birmanas. El Buda sedente mide 1,92 metros y pesa una tonelada. El restaurante del templo se ha ganado fama por la calidad de sus platos vegetarianos.

7 / 18

Una gran oferta museística

• Museo de Shanghái. Con una colección de 120.000 objetos preciosos, está considerado el mayor de los museos de arte antiguo del país. Expone piezas de bronce, cerámica, porcelana, caligrafía y pintura. 

• Museo de Arte de China. Ocupa el pabellón de China de la Exposición Universal Shanghái 2010. Está dedicado a la evolución de las Bellas Artes en China desde la Antigüedad hasta nuestros días.

• Museo de la Ciencia y la Tecnología. Está dividido en 11 áreas temáticas que exploran todos los aspectos de la naturaleza, el hombre, la ciencia y la tecnología.  

• Acuario. En sus 9 zonas alberga más de 450 especies de animales acuáticos de todo el planeta. 

8 / 18

Ocio para todos los gustos

Desde la vertiente más cultural hasta el shopping más distendido, pasando por largas tardes de relax en cualquiera de sus bucólicos parques, Shanghái puede satisfacer los deseos del visitante más exigente. 

Foto: Gtres

9 / 18

Shanghai

(6,5 millones de turistas en 2015)

Es la ciudad más poblada de China. El Bund es el lugar donde nació esta importante metrópoli y sirve de contrapunto al skyline de Pundong, el área más moderna de la ciudad. Toda visita a Shanghái debe comenzar en El Museo de Shanghái, ubicado en la Plaza del Pueblo y seguir con la Casa del Té, uno de los edificios más típicos de la ciudad.

Gtres

10 / 18

The Bund. Shangai

Calle Zhongshan, en Shangai, también conocida como The Bund. Se extiende a lo largo de 13 kilómetros a orillas del río Huangpu. Se trata del barrio financiero de la gran metrópolis china. Durante las décadas de 1920 y 1930, The Bund era el punto neurálgico de las actividades financieras y sociales de la ajetreada ciudad, buena muestra de ello son los grandes edificios que la flanquean.

HP HUBER / FOTOTECA 9 X 12

11 / 18

Un inicio 'prohibido'

La Ciudad Prohibida de Beijing, residencia de las dinastías Ming y Qing durante casi 500 años, hasta que en 1912 fue derrocado el último emperador, es buena prueba de ello. Con pabellones separados por patios, delicados jardines y un canal que lo cruza de oeste a este, el recinto constituye una colosal obra de ingeniería y simbología confucianista en la que ningún elemento está colocado al azar. Al entrar en sus amplias estancias, orientadas para compensar las energías, es posible imaginar las audiencias de los emperadores con sus ministros y descubrir detalles que quizá se recuerden de haberlos visto en el film El último emperador (Bertolucci, 1987).

YI LU / CORBIS

12 / 18

La Gran Muralla

A pocos kilómetros de la capital y con la estela de sus bloques de piedra perdiéndose en el horizonte, se encuentra la fortificación más extensa del mundo, la Gran Muralla. Caminar por esta cresta legendaria es relativamente fácil, solo hay que contratar un coche con chófer o subir a un autobús que lleve a los tramos más famosos (Badaling, Mutianyu y Simatai), aunque existen otros también restaurados y con vistas de impresión, como el de Huangyaguan, unos cien kilómetros al este de la capital.

WILLIAM YU PHOTOGRAPHY / GATTY IMAGES

13 / 18

Muy cerca de Shanghai

Para descansar de la agitada Shanghai, resulta perfecto escaparse (en tren de alta velocidad) a las sosegadas poblaciones de Wuzhen y Hangzhou. La primera seduce por sus canales y puentes, sus edificios de madera asomados al río y los talleres artesanales que tiñen de azul índigo los tejidos de algodón que luego se venden por toda China. En cuanto a Hangzhou, el extenso Lago del Oeste invita a remar por sus plácidas aguas y acercarse a sus islas. Se dice que la ciudad hechizó al mismo Marco Polo cuando la visitó durante su segundo viaje. En esta antigua capital de la dinastía Song del Sur (1138-1279) cuentan que el gran mercader veneciano encontró «la Ciudad del Cielo, la más grandiosa del mundo».

14 / 18

mapa china

HP HUBER / FOTOTECA 9X12

15 / 18

La Gran Muralla

Esta kilométrica frontera de piedra, con torres de vigilancia y almenas, tiene tres tramos restaurados cerca de la capital: Badaling, Simatai y Mutianyu.

RAFAEL MACIA / AGE FOTOSTOCK

16 / 18

Shanghai

La avenida Nanjing es una de las principales arterias de la ciudad. Su extremo occidental desemboca en el Bund, un largo malecón flanqueado por hoteles de arquitectura europea

DAVID BANK / AWL IMAGES

17 / 18

Distrito de Pudong

La torre de la Perla Oriental se eleva 468 metros sobre las aguas del río Huangpu. En la otra orilla se erigen los edificios del Bund

Mapa: BLAUSET

18 / 18

Seis etapas imprescindibles

1 Beijing. En la capital china es ineludible visitar la Ciudad Prohibida y escaparse hasta algún tramo de la Gran Muralla.

2 Xian. Además del yacimiento de los Guerreros de terracota, la antigua ciudad imperial tiene bellos palacios y templos.

3 Guilin. Los arrozales y las montañas calizas son el gran atractivo de esta provincia del sur. Su principal ciudad es Guilin.

4 Suzhou. Ciudad de canales en el delta del río Yangtsé. Tiene 60 jardines con 500 años de antigüedad.

5 Hangzhou. A pocos kilómetros de Suzhou, fue una importante etapa en la Ruta de la Seda.

6 Shanghai. El barrio financiero de Pudong, el paseo por el Bund y el Museo de Arte son visitas indispensables.