Toledo

1 /17
Estación de Toledo

Foto: iStock

1 / 17

Estación de Toledo

Si Toledo tiene una estación como la actual es, en parte, gracias a su histórica relación con la monarquía española, y es que fueron los constantes viajes de Alfonso XIII a la antigua capital los que provocaron que el rey impulsara la construcción de una estación acorde con la monumentalidad de la ciudad castellana. Dicho y hecho, a finales de 1918 se terminaban las obras dejando a la vista un edificio que bien podría ser el palacio de algún rey árabe. De estilo neo mudéjar, toda la estructura está decorada con arcos polilobulados y almenas escalonadas. Y, aunque la estación nunca llegó a inaugurarse como tal, alguno de sus primeros pasajeros fueron nada menos que los ganadores del Nobel, Santiago Ramón y Cajal y Marie Curie.

 

¿Qué la hace singular?

Más que una estación, la de Toledo podría ser considerada como una pieza de orfebrería y es que el arquitecto Narciso Clavería encargó las piezas a algunos de los artesanos más reconocidos del momento para que diseñaran hasta el más mínimo detalle del edificio, desde ceramistas o vidrieros, hasta carpinteros y forjadores de hierro. El resultado es un monumento que trasciende más allá de su función práctica. Es por ello que desde 1991, la estación de Toledo está catalogada como Bien de Interés Cultural e integrada en el Patrimonio Histórico Español.  

Toledo

Foto: iStock

2 / 17

Toledo

Su nombre original proviene del latín Toletum y significa ‘tierra en alto’ o ‘ levantado, en lo alto’. La palabra sufriría posteriormente varias deformaciones Tollitu, Tollito, Tolleto y Tolledo hasta llegar a la actual Toledo. Por su parte, los árabes la denominaron Tulaytulah, que significa ‘alegre’.

AGE Fotostock

3 / 17

Ciudad histórica de Toledo

Fue en 1986 cuanto Toledo fue declarada Patrimonio de la Humanidad. La llamada "ciudad de las tres culturas" (judaísmo, cristianismo e islamismo) narra a través de sus calles y edificios la historia de España desde tiempos inmemoriables. 

AGE Fotostock

4 / 17

Las momias de Toledo

Sí, que Toledo es todo lo bonito que queráis; pero también es verdad que tiene rincones que dan cierto repelús… Sólo con pensar en los oficios de la Inquisición ya se te ponen los pelos de punta. Pero es que, además, el subsuelo de Toledo está lleno de momias, ¿lo sabías? Parece ser que las condiciones son ideales para procesos de momificación naturales. Así se encontraron más de sesenta momias pertenecientes desde principios del siglo XIX en los sótanos de la iglesia de San Andrés, ¡la mayor concentración de momias jamás encontrada en España! ¿Cuál es el origen de estas momias? ¿Por qué se encontraron en una fosa todas amontonadas? ¿Cómo es que cerca se encuentra el Callejón de los muertos? Bastante espeluznante todo.

Foto: AGE fotostock

5 / 17

Sinagoga de Santa Maria la Blanca, Toledo

La que se considera la antigua sinagoga Mayor de Toledo es uno de los mayores símbolos de la presencia judía en la célebre ciudad de las Tres Culturas. Se cree que fue construida en el siglo XII, durante el reinado de Alfonso VIII, con una fuerte influencia del arte nazarí. La presencia judía en Toledo es fechada, al menos, desde el periodo visigodo, y en su máximo momento de apogeo llegó a albergar hasta diez sinagogas. Actualmente, ocupa casi el 10% del espacio urbano y la mejor manera de descubrirla es dejarse perder por su intrincado laberinto de calles.

AGE Fotostock

6 / 17

Toledo, un Patrimonio de la Humanidad con color otoñal

Imaginad la silueta del Alcázar de Toledo rodeado de color otoñales, ¿no os parece más imponente aún? Efectivamente, a la "ciudad de las tres culturas" le sienta como a pocas el otoño. A un paso de la ciudad de Madrid, en esta época del año, Toledo recibe menos visitantes y el tiempo aún resulta agradable. Ideal como escapada para un fin de semana y disfrutar de la gastronomía y de sus tesoros artísticos. Aquí encontrarás los lugares de visita imprescindible de Toledo.

 

AGE Fotostock

7 / 17

El Alcázar de Toledo

La imponente silueta de este monumento domina la ciudad desde su construcción en 1535. Toledo se eleva sobre un amplio meandro que ciñe su núcleo amurallado.

AGE Fotostock

8 / 17

"El entierro del conde de Orgaz"

Este emblemático cuadro de El Greco se contempla en la iglesia de Santo Tomé de Toledo.

Getty Images

9 / 17

Catedral de Toledo

El gran templo toledano empezó a construirse en el siglo XIII y fue culminado en el XVIII.

Getty Images

10 / 17

Monasterio de San Juan de los Reyes

Detalle de la decoración de estilo mudéjar del monasterio.

Getty Images

11 / 17

Monasterio de San Juan de los Reyes

Una de las gárgolas góticas que decora el exterior del recinto.

Getty Images

12 / 17

Iglesia de Santa Maria la Blanca

Este templo mudéjar fue construido el año 1180 como sinagoga y funcionó como tal durante 211 años. En el siglo XIV fue expropiada y transformada en la iglesia de Santa María la Blanca.

Foto: Boa Mistura

13 / 17

Artistas de Laberintos líricos en Toledo

La próxima exposición de Laberintos líricos de Bio Mistura tendrá lugar en Toledo este fin de semana. Las pinturas estarán disponibles hasta el próximo domingo. 

Foto: Boa Mistura

14 / 17

Frase de Laberintos Líricos en Toledo

El verso "Ve como la palabra asume su presencia", perteneciente al poema "Resurrección formal" de Jesús Pino, fue el elegido para ser plasmado en los prismas de Toledo. 

Foto: Boa Mistura

15 / 17

Ubicación de Laberintos líricos en Toledo

Los prismas de Laberintos líricos son colocados en zonas amplias para permitir que el observador pueda moverse entre ellos hasta encontrar el punto óptimo de lectura. 

Foto: Boa Mistura

16 / 17

Los prismas ubicados en Toledo

El objetivo de Laberintos líricos es aunar los versos de las diferentes ciudades para crear un poema único que guarde la esencia de cada una de las 15 localidades que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad. 

Dan Vaquerizo Molina

17 / 17

Toledo

Su original emplazamiento, en lo alto de un promontorio sobre el río Tajo, ha hecho que esta ciudad histórica ocupada por los romanos, visigodos y los reyes de Castilla, haya sido distinguida por la UNESCO en 1986.