Varsovia

1 / 3

Foto: Gtres

1 / 3

Varsovia

La Ciudad Vieja es uno de los lugares más pintorescos de la ciudad. Varsovia, la actual capital de Polonia, se erigió a finales del siglo XIII alrededor del actual Castillo Real, pero en la Segunda Guerra Mundial fue totalmente destruida por los nazis (como la gran mayor parte de la ciudad) para ser posteriormente reconstruida hasta el más mínimo detalle lo cual hizo posible que que el conjunto fuese declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La Ciudad Vieja bulle de ambiente a cualquier hora del día, es ideal para las compras y para degustar la deliciosa comida polaca. El paseo por la ciudad no debe obviar el Palacio de Cultura, un edificio mastodóntico construido en plena época soviética como un regalo de Stalin a la ciudad. Varsovia atesora también varios palacios barrocos que merecen una visita y grandes parques en los que se suceden conciertos al aire libre que interpretan obras de Chopin, uno de uno de sus más ilustres ciudadanos. 

Turismo de Varsovia

2 / 3

Nowy Swiat, Varsovia

La calle comercial más visitada de Varsovia forma parte de la llamada "Ruta Real", un paseo del siglo XVI utilizado por los reyes de Polonia para cruzar desde el castillo a alguno de sus palacios de las afueras que servían como residencias veraniegas. En ella se ubican algunos de los edificios históricos de la ciudad como los palacios de Kossakowski, Zamoyski o Staszic, además de los monumentos en homenaje a Charles de Gaulle y Nicolás Copérnico.

Foto: GTRES

3 / 3

Polonia

Otro antiguo país de la órbita soviética que merece un viaje. En estos últimos años la economía polaca ha resistido el embate de la crisis y se ha posicionado como destino emergente. Además de la visita a las clásicas Varsovia y Cracovia, este año brilla Breslavia (Wroclaw, en la imagen), ciudad designada Capital Europea de la Cultura de 2016.