Xian

1 / 4

1 / 4

Xian, China

La primera capital del Imperio chino es conocida actualmente por albergar la colección de guerreros de terracota más grande del mundo. Su historia se remonta al siglo II a. C., cuando el emperador Qin Shi Huang unificó los reinos regionales para formar un solo territorio. También promovió la existencia de un idioma y una moneda únicos, y construyó numerosas vías de comunicación para el transporte de mercancías, personas y militares. El Imperio chino llegó a competir con Roma y Constantinopla por la hegemonía mundial.

A esta época pertenecen los afamados guerreros de terracota,  más de 8.000 esculturas que el emperador chino ordenó construir para que le acompañasen en el Más Allá. Su hallazgo no tuvo lugar hasta el siglo XX, cuando algunas de las piezas fueron encontradas por un campesino de la zona. Actualmente este espectacular hallazgo puede visitarse a unos treinta kilómetros de Xian, y es uno de los lugares más turísticos de China. Algunos monumentos de otras épocas también son importantes en la ciudad: la Gran pagoda del ganso salvaje, la muralla de la ciudad, la Estela nestoriana y la Gran mezquita, una de las más grandes de China.

DANITA DELIMONT / AWL IMAGES

2 / 4

El ejército de Terracota

En la actualidad el máximo reclamo de Xian son los Guerreros de Terracota, figuras a tamaño natural que representan a un ejército en posición de batalla y que unos campesinos hallaron por casualidad en 1974. Para palpar la vida de la ciudad, nada mejor que perderse por el barrio musulmán, hogar de la etnia hui, descendientes de mercaderes árabes llegados hace siglos. La Gran Mezquita (siglo VIII) reina en medio de ese intrincado conjunto con puestos callejeros que venden artesanías, pinchos de cordero y dulces árabes.

JB RABOUAN / GTRES

3 / 4

Xian

Los Guerreros de terracota fueron descubiertos en 1974 por unos campesinos que excavaban un pozo. Tras 2.000 años bajo tierra, la primera cripta fue abierta al público en 1980.

SHIGEKI TANARA / AGE FOTOSTOCK

4 / 4

Xian

La Gran Mezquita –en la fotografía–, la Torre del Tambor y la Torre de la Campana son los edificios más relevantes dentro de las murallas de la ciudad vieja