Barcelona es deliciosa

Los restaurantes del momento en Barcelona

Qué comer y dónde hacerlo ahora mismo en la ciudad condal. Una lista puntualmente actualizada con los lugares que merece la pena probar.

El restaurante del que todo el mundo habla desde hace tiempo, algunos clásicos que nunca fallan, bares históricos y aperturas que merece la pena conocer conforman nuestra actualizada lista de propuestas imprescindibles ahora mismo en Barcelona.

1 / 13
image. Nairod

Foto: Nairod

1 / 13

Nairod

Uno siempre se acerca con cierto temor al restaurante del que lleva escuchando maravillas desde hace meses. Al menos en el mundo de la gastronomía que, dicho sea de paso, no siempre coincide con esa otra realidad menos preocupada por el último plato de tal o cual chef o la apertura o cierre de turno.

 

El caso es que todo lo bueno escuchado de Nairod se cumple al pie de la letra. Incluyendo lo poco que a Rusti (David Ruistarazo, aunque nadie le llama así) le gustan los piropos sobre su cocina. Asegura que no hace nada especial, pero es que poder comer un excelente fricando o unos impecables guisantes con butifarra es casi algo exótico entre tanto ramen y experiencia gastronómica.

 

De su croqueta no hace falta hablar porque dice estar harto de que le digan que es lo mejor. Está buenísima (con pollo, especias y cheddar) pero algo de razón tiene, porque sería injusto darle más protagonismo que a platos del nivel del pichón de sangre.

 

Es uno de los clásicos de una carta que varía según temporada y mercado y que ha conseguido que sean muchos los clientes que repiten en este pequeño restaurante que, en sala, Rosa Coronado se encarga de hacer especialmente acogedor. Ojo, cierra sábados y domingos.

 

Aribau, 141
Ticket medio: 50 €
Indispensable por… su cocina sin concesiones a las tonterías

Pakta

Foto: Pakta

2 / 13

Pakta

No vamos a descubrir a estas alturas Pakta, el restaurante nikkei de los Adrià que desde 2014 luce una Estrella Michelin. Al menos con esa filosofía de fusión japo-peruana nació este proyecto que hace unos meses se reinventaba para, en cierto modo, cambiarlo todo pero sin cambiar nada.

Una especie de gatopardismo gastronómico que no siempre sale bien pero que Albert Adrià, con Jaume Marambio como nuevo jefe de cocina, ha sabido utilizar para convertir lo nikkei en una taberna japo-mediterránea que merece una visita. Tanto para quienes conocían la etapa anterior como para los primerizos.

¿Y cómo encaja el Mediterráneo en una izakaya? La respuesta no tarda en llegar en forma de bocados como el crujiente de jamón con guisantes lágrima del Maresme, alcachofas en tempura o platos como los callos con uni (erizo de mar) o sepionets con salsa de aceituna y kimchi. Qué bien cuando la fusión, ese concepto tan desgastado, funciona y tiene la capacidad de sorprender.

Muy recomendable dejarse guiar con los vinos y maridajes y dar una oportunidad a la impresionante carta de sakes que manejan.

Lleida, 5
.

Ticket medio: 120 €


Indispensable por… probar su nueva etapa como taberna japo-mediterránea

aurt. Aürt

Foto: Aürt

3 / 13

Aürt

Pese a las limitaciones de espacio el Capritx, Artur Martínez consiguió una Estrella Michelin en Terrassa y, lo que es más importante, el reconocimiento de su cocina. El traslado a Barcelona de la mano del hotel Hilton Diagonal Mar ha impulsado esta apuesta por lo que él mismo llama “sencillez reflexionada” para convertir el nuevo Aürt en uno de los restaurantes más interesantes de la ciudad.

 

Ubicado en el lobby del hotel, aunque suene raro el lugar acaba transmitiendo cierta intimidad. Aürt está pensado para que sólo 15 personas disfruten de esta cocina que en gran medida se ejecuta delante del comensal y que se ofrece sólo en forma de menú degustación: uno corto a 78 euros y el largo de 14 pases por 95 euros.

 

El maridaje de vinos (por 40 y 55 euros más, respectivamente) es muy recomendable para descubrir vinos naturales de pequeñas bodegas que sorprenderán -para bien- incluso a los que tienen poca fe en esto de la naturalidad.

 

¿Y qué se come en Aürt? ¿Cómo se puede definir la cocina de Martínez más allá de eso de la sencillez? La carta posiblemente haya cambiado cuando usted lea esto, pero si sirve como ejemplo merece la pena el  puerro con mahonesa de jengibre, una col a la brasa con anchoa o un curry verde mediterráneo excelentes.

 

Técnica y aires casi orientales para tratar el producto mediterráneo, lo que da como resultado una cocina elegante y sensata donde nada sobra y todo parece pensado al milímetro.

 

Passeig del Taulat, 262 (Hotel Hilton Diagonal)


Ticket medio: 90 €


Indispensable por… su cocina sencilla y sensata

cadaques. Cadaqués

Foto: Cadaqués

4 / 13

Cadaqués

 

Tras 25 años reivindicando la cocina a fuego lento y de producto, y ser embajadores por medio mundo de la parrilla vasca y su chuletón, ahora el Grupo Sagardi se atreve con un nuevo concepto en el que el Mediterráneo, los pescados y, por supuesto, la brasa son protagonistas.

 

Acercarse a conocer el nuevo restaurante Cadaqués -de momento sólo en Barcelona, pronto también en Madrid- es casi confirmar que algo que se sabe que va a funcionar bien, efectivamente lo hace a pleno rendimiento poco después de su apertura.

 

La carta recorre la costa con mariscos y tapas, desde el Delta con unas navajas o una anguila ahumada, hasta las gambas de puerto de Rosas. Pero sin duda lo más interesante es a la hora de agarrar la cuchara (judías con bacalao, albóndigas con sepia o pollo con cigalas son la prueba de que aquí hay que remangarse y untar sin miedo) o de pasar pescados y carnes por esa parrilla que manejan aquí como en pocos lugares.

 

De todos modos, algo dice que el fuego vivo de leña a la vista desde la calle y donde se cocinan los arroces no tardará en convertirse en uno de los grandes atractivos de Cadaqués. Arroces de conejo y caracoles, de bacalao con verduras o negro con sepia, rape y almejas sabrosos y en su punto. Y servidos al centro de la mesa para, si se quiere, compartir con cuchara de madera desde la propia paella.

 

 

Reina Cristina, 6


Ticket medio: 50 €


Indispensable por… sus arroces a la leña

Restaurante Nobu

Foto: Nobu

5 / 13

Restaurante Nobu

Fue una de las aperturas más sonadas del año pasado, tanto el hotel Nobu como el restaurante situado en la planta 23 con el mismo nombre. Todos lo conocen como el hotel de Robert de Niro -uno de los socios de la cadena- pero si se habla  de comer, aquí el protagonista es Nobu Matsuhisa el chef japonés que ha convertido su nombre en sinónimo de restaurantes de moda en ciudades de medio mundo.

Y aunque esté a un paso de la estación de Sants y con unas vistas estupendas, lo cierto es que en un plano más corto sería como cenar en Los Ángeles o Nueva York porque esa atmósfera internacional y de lujo sobrio -esto es un japonés, no lo olvidemos- se reproduce en todos sus locales.

Pero más allá de la concesión a uno de esos lugares que siempre están de moda y donde dejarse ver va incluido en el ticket, cualquier aficionado a la gastronomía en general y a la japonesa en particular debería, al menos una vez en la vida, probar la cocina de Matsuhisa.

Empezando por su clásico black cod con miso (bacalao negro con miso, sabroso, con un punto dulce), el hamachi con jalapeños y, por supuesto, sus makis, nigiris y sashimis. Aunque, pensándolo mejor, puestos a darnos un capricho, el menú degustación (omakase) que se ofrece por 90 euros es una excelente opción para recorrer algunas de las mejores opciones de su amplísima carta.

Av. de Roma, 2, 4


Ticket medio: 90 €


Indispensable por… su excelente sushi en uno de los nuevos place to be de la ciudad.

80804977 169417017761470 5174091296386333858 n. Bar Alegría

Foto: Bar Alegría

6 / 13

Bar Alegría

En estos tiempos de restaurantes clónicos y decoraciones que se repiten en cada esquina de cada ciudad entrar al Bar Alegría es, valga la contradicción, un soplo de aire fresco.

130 años de historia, nada menos, esperan en este negocio que se asoma con su terraza a la Gran Vía y a la casi peatonal Comte Borrell para reivindicar que en un barrio tan de moda como Sant Antoni -con todo lo bueno y lo malo que eso supone- sigue habiendo un espacio para negocios así.

Ahora en manos de Tomás Abellán, por si el apellido no le delata lo confirmamos: el hijo del chef Carles Abellán y su mano derecha en muchos de los negocios de este cocinero. Así que sabe de sobra lo que se hace y lo que se cocina en este su primer negocio por libre.

El espacio y la zona marcan un ritmo diferente entre la clientela de toda la vida de diario y los abarrotados fines de semana, donde el vermut se alarga. Con este panorama, la apuesta de una cocina sencilla y rica, a base de tapas y platillos es la opción más sensata.

Sobran tostadas de aguacate y ceviches en el barrio y faltan los boletus con huevo, las buenas conservas o unas albóndigas con sepia espectaculares. Prometedora también la apuesta por una carta de vinos bien elegidos y a precios más que razonables.

Comte Borrell, 133


Ticket medio: 25 €


Indispensable por… sus albóndigas con sepia y el precioso e histórico espacio

Baroz-03

Foto: Baroz.

7 / 13

Baroz

Marea Alta, el proyecto de Enrique Valentí en la Torre Colón de Barcelona, ya tiene hermano pequeño. Y es que un piso por debajo se sitúa el nuevo Baroz, dando el relevo a Marea Baja. La coctelería cede su lugar a una arrocería con vistas, posiblemente la definición más escueta y honesta de este restaurante.

No se puede decir que sea un bar -faltaría la barra- pero sí asume su filosofía, con horario ininterrumpido de cocina a partir de la una del mediodía, y una carta escueta, resultona y con precios muy bien ajustados para el lugar, el servicio y las vistas que los comensales tienen a sus pies.

Un homenaje a los desaparecidos chiringuitos de la Barceloneta que centra su propuesta en  tapas y platillos, como la excelente ensaladilla rusa, unos mejillones en escabeche realmente notables o un potente huevo bravo.

Palabras mayores son la media docena de arroces que se despachan (a banda, de pollo y cigalas, de alcachofas setas y butifarra…), las cazuelas y guisos de cuchara (garbanzos con berberechos, por ejemplo) y los pescados a la sal que preparan cada noche.

 

Av. de les Drassanes, 6 - 8, Piso 23
Ticket medio: 35 €
Indispensable por… sus vistas y arroces

MrPorter. Mr. Porter

Foto: Mr. Porter

8 / 13

Mr. Porter

Pocos restaurantes encajan tan bien ahora mismo en Barcelona dentro de la categoría de lugar de moda como Mr. Porter. Y aunque es un concepto que puede asustar, la buena noticia es que aquí el ambiente cool es compatible con una cocina a la altura de las circunstancias. Un lugar, en definitiva, donde no sólo dejarse ver, sino donde también se puede comer muy bien.

Ubicado en el nuevo hotel Sir Víctor -antes Omm- , y con espíritu de braserie moderna puede presumir de ambiente y decoración elegantemente desenfadada. La vajilla y cubertería son, por cierto, una maravilla.

Las carnes son el producto estrella de Mr. Porter, primera incursión del The Entourage Group en España. Pero lo cierto es que hay opciones muy interesantes más allá de los diferentes cortes con sus acompañamientos clásicos (buenas patatas fritas y salsas). Recomendables los carpaccios vegetales y el kofta de pescado, que aporta una nota exótica a una carta con guiños internacionales y una más que notable selección de vinos.

Para presupuestos más ajustados o para una primera prueba, entre semana ofrecen menú ejecutivo de mediodía

Roselló 265
Ticket medio: 50 €
Indispensable por… su carne y su ambiente

La Barra

Foto: La Barra de Carles Abellan

9 / 13

La Barra de Carles Abellán

La última aventura de uno de los clásicos de la cocina de Barcelona va ya por su segundo capítulo. Y es que La Barra de Carles Abellán abrió inicialmente en pleno barrio de la Barceloneta, donde consiguió una estrella Michelin.

Pero el local o el barrio se quedaron pequeños, así que Abellan decidió la primavera pasada ceder el espectacular espacio de su restaurante Bravo del Hotel W para convertirlo en la nueva Barra.

Misma filosofía marinera y de producto, mismo diseño, pero con un espacio mucho mayor que permite no sólo ampliar el número de comensales sino también dar rienda suelta a una cocina que apuesta por ingredientes de calidad casi desnudos sobre la brasa, tapas, arroces y unos guisos que merecen también ser protagonistas de la carta.

Aunque la terraza es tentadora, recomendable reservar uno de los 42 sitios en la barra que rodea la cocina con las brasas y robatas para disfrutar no sólo del espectáculo en el plato sino también de la ococina. Notable bodega con más de 700 referencias y menú degustación por 76 euros.

Hotel W Barcelona, Plaça Rosa Del Vents 1,
Ticket medio: 60 €
Indispensable por… el espacio y las brasas

fismuler plato 05 bcn

Foto: Fismuler

10 / 13

Fismuler

No es nuevo, pero por suerte la gastronomía de una ciudad no sólo puede vivir a base de aperturas. Hacen falta nuevos clásicos a los que poder volver en busca de tal o cual plato fetiche. El estreno de Fismuler en Barcelona no fue fácil. Situado en un buen local pero algo escondido (en el hotel Rec Barcelona, cerca de Arco de Triunfo) muchos se preguntaban si lo que arrasa en Madrid puede hacerlo también aquí. Camino de cumplir los dos años la respuesta es evidente.

 

Una carta corta que varía mucho y en la que no faltan -y esperemos que nunca falten- dos platos que han convertido este restaurante en lugar de peregrinación de muchos: su ya mítica tarta de queso (la mejor de la ciudad, aseguran algunos) y el escalope vienés, fino, crujiente y perfecto para reconciliarse con la carne empanada.

 

Las tortillas en sus diferentes variaciones según temporada y mercado son otro de los productos estrella de esta casa en la que juegan muy bien también con los fermentados. La decoración de la entrada así lo acredita. Quien dijo que las sucursales nunca tienen mucha personalidad es que no ha pasado por aquí.

 

Rec Comtal, 17

Ticket medio: 50 €
Indispensable por… su tarta de queso

La Catalista by @iamalexfroloff & @lamagacomunica 7

Foto: @iamalexfroloff & @lamagacomunic

11 / 13

La Catalista

Quienes a la hora comer fuera dan tanta importancia a los platos como a los vinos deberían apuntar este nuevo local que prácticamente acaba de abrir en el barrio del Born. Su nombre, la Catalistaya es una buena pista de una propuesta en la que el maridaje se plantea en el orden inverso al habitual gracias a una carta que invita a escoger primero el vino para descubrir luego el plato que mejor le acompaña.

 

Un wine bar agradable y sin pretensiones elevadas donde lo mejor es dejarse llevar por la sumiller Erin Nixon para descubrir las propuestas de pequeñas bodegas catalanas que se sirven por botellas, copas y medias copas.

 

En total son 13 vinos para los que, desde cocina, la chef Laila Bazham prepara otros tantos platillos -se puede pedir ración individual o para compartir- con presentaciones muy coloristas y sabores con una clara influencia internacional y guiños asiáticos.

 

Parece complicado, pero platos como las setas de temporada, el sándwich de pollo katsudon o las vieiras salteadas con tomate e hinojo tienen su maridaje perfecto.

 

Los domingos también ofrecen un brunch en el que, sorpresa, el vino y los espumosos vuelven a ser protagonistas.

 

Carders, 11
Ticket medio: 30 €
Indispensable por… sus maridajes

 

BoaBao-42

Foto: Boa Bao

12 / 13

Boa-Bao

Un viaje por el sudeste asiático en un local que abrió justo a tiempo para verano y que en pocos meses ya ha demostrado ser uno de los más animados de la ciudad. Buena cocina, coctelería creativa y un gran ambiente van de la mano en este Boa-Bao que tras triunfar en Lisboa y Oporto ha aterrizado también en Barcelona.

 

La barra recibe al comensal y puede convertirse en el lugar perfecto para hacer tiempo o para alargar la sobremesa o la velada. Pero también el sitio al que mirar a la hora de maridar unos platos de sabores potentes y exóticos que casan perfectamente con los cócteles de la casa.

 

Raciones generosas pensadas para compartir y las recetas más emblemáticas de esta amplísima región que gastronómicamente no conoce fronteras son los dos pilares de la amplia carta de Boa-Bao que recorre más de 60 platos de 7 países.

 

Para no perderse, probar alguno de los currys, el excelente pad thai que preparan o, por supuesto, los baos que le dan nombre puede ser un gran comienzo para este viaje.

 

Plaza del Dr. Letamendi, 1
Ticket medio: 30 €
Indispensable por… su pad thai y sus cócteles

LA-GORMANDA Pep-Avila-052-1

Foto: La Gormanda. Pep Ávila.

13 / 13

La Gormanda

Hace ya tiempo que a la pregunta cansina de algunos (¿dónde están las mujeres en la alta cocina?) se les responde sin miramientos: cocinando en los restaurantes, que es donde se supone que tienen que estar los chefs. Para quienes no tienen suficiente y quieren un ejemplo cercano, aquí lo tienen: Carlota Claver, alma de La Gormanda.

 

En pleno Eixample de Barcelona este sencillo pero acogedor restaurante -apetece llamarlo casa de comidas- hace ya años que ha dado con una fórmula que parece funcionar y que lo mantiene en la lista de los indispensables de la ciudad aunque no sea nuevo.

 

Aquí la cosa va de cocina y guisos tradicionales en una carta repleta de clásicos puestos al día y que lucen estupendos en el plato y la cuchara. Las gyozas de carn de olla con caldo son un ejemplo perfecto de la filosofía de esta casa en la que se atreven con caracoles, steak tartar, manitas de cordero o una merluza con garbanzos y col que no es ninguna broma.

 

Su menú degustación (4 entrantes, 2 principales y 2 postres) por 58 euros es una de esas joyas escondidas en el centro de la ciudad.

 

Aribau, 160
Ticket medio: 40 €
Indispensable por… los guisos tradicionales con un toque actual

aurt

Los restaurantes del momento en Barcelona

Compártelo