🍲🍲🍲

Geografía del 'hot pot': la receta imperial de la gastronomía china

Una elaboración, llamada Huo Guo en su país de origen, que se sirve al centro y en la que cada comensal prepara a su gusto.

huo guo

© iStock

huo guo

A pesar de lo inabarcable de China, y de que este país podría congregar en su interior un continente entero por la diferencia de sus regiones y gastronomías, el huo guo es uno de los platos más populares de todo el país, aunque sus orígenes lo sitúan en Mongolia. Si bien cada región cuenta con sus propias recetas y su punto diferencial, todas tienen en común el uso de las verduras, las carnes, los dumplings y los pescados. Y, por supuesto, todas cuentan con su versión picante.

Buscando el origen

El huo guo, también conocido como hot pot en su traducción al inglés y olla caliente, caldero mongol o fondue china en castellano, es una de las recetas más características de la cocina china.

Su origen se remonta hasta hace más de 4000 años, cuando durante las Dinastías Shang y Zhou, comienza a extenderse la elaboración de este plato alrededor de todo el país. Aunque el origen de esta receta era popular, por servir para entrar en calor, aprovechar todo tipo de insumos y alimentar a la población, terminó por convertirse en una receta imperial cuando comenzaron a incluir ingredientes provenientes de las cacerías.

La base de la olla caliente

Lo interesante, y divertido, del huo guo es que el plato se cocina mientras se come, es decir, cada uno prepara su propia receta al instante en función de sus gustos y de los ingredientes con los que cuente.

El huo guo es un plato que se hace y se come alrededor de una mesa creada específicamente para ello, pues lo normal es que cuenten con un espacio en el centro donde colocar una olla debidamente dividida en dos secciones. En ellas se calienta por una parte un caldo picante acompañado de guindillas y pimienta de Sichuan y, por otra, uno normal. Dos caldos que sirven como base de este plato y que no llegan a combinarse a pesar de estar en la misma olla, con el objetivo de que cada cual decida qué sopa escoger en cada momento, si mezclarlas o no, y añadir el grado de picante. Y es ahí, cuando comienza a hervir, cuando en su interior se cocinan los diferentes ingredientes.

huo guo
© iStock

Habitualmente, la carne y el pescado se congela previamente con el fin de poderlos cortar al momento del consumo en delgadas láminas y de que puedan cocinarse de forma más sencilla en la olla. Además de estos ingredientes, el plato termina de completarse con una combinación de salsas y toppings que se sirven directamente sobre los productos cocinados o, incluso, en la sopa. Soja, salsa de ostras, aceite de sésamo, salsa agridulce o mirin, además de cacahuetes, semillas de sésamo blanco o negro y hasta cebolla crujiente, son solo algunos de los condimentos que se utilizan para aportar un punto más de sabor y textura a este plato.

De la China imperial a Madrid

Por suerte, no es necesario viajar hasta China para buscar el verdadero huo guo. Cada vez aparecen más locales, especialmente en Madrid, enfocados al disfrute de este plato. Entre ellos se encuentra China Crown, que ha creado un menú -disponible durante todo el mes de febrero- con el que dar la bienvenida al nuevo año chino, o La Olla de Sichuan, un local conocido y frecuentado más por asiáticos que por españoles.