🥗

Geografía del tabulé, la ensalada libanesa más fresca

La mezcla de vegetales que componen el plato tiene como ingrediente estrella el perejil y las hierbas aromáticas.

La cocina libanesa es una de las más extendidas de Oriente Medio hacia el resto del mundo. La historia del país, sumada a la influencia del Mediterráneo y de Europa, ha creado un fondo de menú ligero y fresco que se apoya en el uso de especias, legumbres y vegetales, pero también de productos animales, cocinados de forma muy saludable.

 

Tabulé

iStock

tabulé

España, Francia, Grecia… el Líbano ha absorbido toques gastronómicos de todos estos países, y uno de sus platos más representativos es el tabulé, una ensalada tradicional utilizada en la mayoría de las ocasiones como acompañante o entrante y que la inmigración hizo popular en todo el mundo, con especial énfasis en América Latina.

Como muchos platos populares, el tabulé viene acompañado de una leyenda, según la cual, quienes la idearon por primera vez fueron los caldeos en la antigua Mesopotamia, concretamente en una fecha próxima al 1.800 a.C.

Serían ellos, según este relato, los encargados de dar a conocer este plato a los fenicios, afincados en el Mediterráneo. La etimología de la palabra le daría parte de la razón a esta historia, puesto que la raíz de tabulé, tbl, que sirve de base para el verbo sazonar o para la palabra condimento, proviene de la lengua caldea.

Los ingredientes más básicos de esta ensalada son el perejil y la hierbabuena frescos, tomate, zumo de limón, sal y aceite. Sin embargo, dada su naturaleza de ensalada fría, en muchos lugares se le añaden otros alimentos, como la cebolla dulce, cebolleta o cebollino, pepino o incluso lechuga, pasas o hierbas aromáticas, además de las mencionadas anteriormente.

En general, esta ensalada también tiene otro componente no vegetal, el trigo bulgur, una variedad de Oriente Medio, que también se encuentra substituido por cous cous, dependiendo de los gustos personales o la zona, ya que es una receta muy extendida.

Uno de los lugares más lejanos a los que primero llegó fue América Latina, donde arraigó rápidamente, especialmente en Brasil. Este gran viaje al otro lado del charco se debe a que muchos libaneses huyeron hacía allí para evitar los conflictos armados que asolaban el país, llevando consigo algunas tradiciones, incluidas las gastronómicas.

Para preparar la ensalada hay que cocer el bulgur o preparar el cous cous previamente. Una vez listo, se cortan el perejil, la hierbabuena y el resto de hierbas aromáticas para que estén lo más frescas posible. También se corta, de forma muy pequeña, el tomate, el pepino y la cebolleta, y se mezcla todo con el jugo de limón antes de servir.