Microguía gastro

Huesca al plato: cinco planes para comerse la ciudad... y la provincia

Desde una tienda centenaria a un restaurante Michelin basado en el tapeo. Huesca está para comérsela.

Aunque les sobran motivos para estar orgullosos del patrimonio gastronómico que tienen, no se habla lo suficiente del mundo culinario oscense. La alta gastronomía, en sus diferentes versiones se adapta a todos los públicos y se reparte desde la capital por toda la provincia. Tampoco faltan las tiendas y las pastelerías gourmet, que ponen ese punto goloso a cualquier viaje a la ciudad.

1 /5
Sabor a chocolate

© LAPACA

1 / 5

Sabor a chocolate

A las afueras del casco histórico de Huesca, en un espacio moderno en manos del maestro chocolatero Raúl Bernal se encuentra LAPACA, un pequeño obrador con cafetería donde la mayor parte de sus elaboraciones giran en torno al chocolate. Y no es para menos, porque Bernal se llevo en 2011 el premio al Mejor Maestro Chocolatero de España.

Sus creaciones, que utilizan como base el chocolate, buscan crear desde cero nuevos productos con combinaciones únicas como su crema de avellanas y chocolate de leche, las cookies de chocolate y avellana, las paquitas de pistacho y té verde o las de cacahuete y chocolate caramelizado, las rocas de barquillo o las trufas de romero. Elaboraciones perfectas para un desayuno acompañado de café de especialidad, gran variedad de bollería y elaboraciones saladas. ¡Ojo, porque a LAPACA hay que ir a desayunar o a darse un capricho a media mañana, porque a partir de las 14:00 horas bajan la persiana!

LAPACA
Calle Alcalde Emilio Miravé, 14, 22004, Huesca, España.

Tapeo oscense

Liebre a la royal © Tatau

2 / 5

Tapeo oscense

Al frente de los fogones de Tatau está Tonino Valiente, un chef canalla -tanto o más que su cocina- que deja claro que su local no es un restaurante al uso, y tampoco un bar como los demás. Tatau es disfrutar de alta cocina de tapeo informal en un espacio en el que las paredes no existen y el backstage se fusiona con la sala. Su carta no solo responde a la temporada, si no que está viva, por eso no sorprende que muchos de sus platos sean efímeros y que la novedad sea una de sus líneas de trabajo.

Tatau
Calle Azara, s/n, 22002 Huesca, España.

Una tienda con historia

La Confianza © Natalia Martínez

3 / 5

Una tienda con historia

Con casi un siglo y medio de vida, La Confianza se ha convertido en la tienda de ultramarinos más antigua de España y la quinta de Europa, una visita indispensable si se pasa por la capital de provincia.

Nombrada Patrimonio Histórico Comercial de la Humanidad y ubicada en los soportales de la plaza mayor de la ciudad, tras su mostrador se encuentra María Jesús San Vicente, quién despacha las conservas, los aceites, chocolates, quesos, legumbres y hasta bacalao salado que todavía se siguen vendiendo en su interior, como hace más de 100 años. Hasta esta tienda convertida en un museo viviente, hay que acercarse a admirar su historia y, por qué no, a comprar algunos de sus productos gourmet con sello Huesca.

La Confianza
Plaza Luis López Allué, 8, 22001 Huesca, España

Al rico ají

Ceviche peruano © iStock

4 / 5

Al rico ají

La gastronomía peruana fusión ha aterrizado con fuerza en la capital de provincia gracias a Olluko, un restaurante peruano que hace honor con su nombre a uno de los tubérculos andinos más conocidos del país. El local está en manos de una familia peruana que, tras el fin del confinamiento, se lanzó a la piscina a montar un espacio con el que hacer disfrutar a locales y visitantes de su cocina tradicional.

En su carta, además de las elaboraciones más típicas, incluyen platos de cocina fusión nikkei y chaufa, influencia de las migraciones japonesas y chinas que llegaron a Perú en el siglo XIX. Recetas como su causa nikkei de atún, el arroz chaufa o el arroz saltado comparten página junto a su causa limeña, su ceviche tradicional, sus tiraditos o su lomo saltado.

Olluko
Calle Artiga, 9, 22001 Huesca, España.

Alta cocina aragonesa

© Espacio N

5 / 5

Alta cocina aragonesa

El recetario tradicional de la región es la base de inspiración de la cocina de Eduardo Salanova en el restaurante Espacio N -uno de los locales estrellas Michelin con los que cuenta la provincia. Su menú degustación es un viaje por el rico legado culinario aragonés transformando la cocina tradicional aragonesa en alta gastronomía.

En su menú no faltan productos como la borraja de la zona, el bacalao ajoarriero, los típicos potajes de la zona, la trucha aragonesa o el ternasco en tres pases. Estos solo son algunas de las sorpresas que aguarda Salanova en Espacio N.

Espacio N
Carretera A-132, Km. 14, 22810 Esquedas, Huesca, España.

Alta cocina aragonesa