🍷🧀

Jon Cake & Wines: Las tartas de queso más famosas de Barcelona se maridan con vino

El nuevo proyecto incluye una carta de vinos de la mano de Partners in Wine, que capitanea el exsumiller de Disfrutar, Rubén Pol, junto a Lucía Viz.

La historia de Jon García se cuenta en tiempos y cantidades. Horas de estudio, de práctica y de elaboración. Gramos de harina, de azúcar, de queso y, ahora también, en mililitros. A Jon Cake le ha nacido un hermano que venía anunciándose hace meses, un nuevo obrador con zona de degustación en el barrio de Les Corts cuya apertura, el pasado 19 de enero, como todo lo bueno, se ha hecho de esperar. 

Jon Cake

Alex Froloff

Jon Cake

La historia de Jon García ya es conocida por gran parte de los golosos de la ciudad y en un amplio radio que se extiende más allá de sus fronteras. Su historial de decisiones tiene un acierto del 100%.

El bilbaíno apostó por dejar su profesión de ingeniero aeronáutico en pos de la cocina, centrarse más tarde en conseguir la tarta de queso más deliciosa de Barcelona durante la pandemia y abrir su propio obrador en el Born. Si se le pregunta a Jon Cake cuantas tartas hace, sonríe y niega con la cabeza. Son más de mil a la semana, pero ya queda atrás la época en la que aún llevaba la cuenta exacta.

Jon Cake
Alex Froloff

Lo que sí está claro es que la barrera ha volado por los aires y el tope cada vez crece más, sobre todo teniendo en cuenta este nuevo espacio, que duplica o triplica el del obrador madre, y donde todos aquellos que se acerquen podrán ver cómo el equipo hace su magia en directo.

Nuevo concepto

Su negocio ha escalado en menos de tres años de una cocina particular hasta un segundo obrador donde Jon le ha buscado a sus famosas creaciones grandes compañeros de maridaje: el vino y los destilados.

Para conseguir la perfecta suma de estas dos pasiones ha entrado en juego Partners in Wine, una asesoría liderada por Lucía Viz y Rubén Pol, cuya experiencia viene de largo, contando además con el sello del restaurante Dos Estrellas Michelin Disfrutar, donde fue sumiller durante siete años.

Jon Cake
Alex Froloff

La carta de vinos incluye 65 referencias de botella y hasta 30 de copas. Desde los espumosos hasta los tintos, pasando por los blancos, rosados e incluso de Jerez, no solo se ha tenido en cuenta el carácter de cada una de las cinco tartas que Jon Cake ofrece, sino reflejar la personalidad de su artífice, además de contentar el paladar de clientes que van desde los más novatos hasta los más vinófilos.

Las opciones van de lo más nacional a lo más internacional, del mismo modo que sus más de 200 referencias de quesos, repartidas por todo el mundo.

Para quienes no les guste el vino, no hay problema: Jon Cake cuenta con seis destilados que le elabora LaDestilateca en exclusiva, como el de torta del casar D.O con trompetas de la muerte, o cervezas artesanales como la Brebel, kombuchas de LOV Ferments e incluso café de especialidad de Tornado Coffee Roasters.

Jon Cake
Alex Froloff

En la diversificación está el gusto

La lista de referencias de quesos de Jon Cake es larga, y en este nuevo obrador la apuesta es clara y concisa. Cinco tartas completan su carta fija, que se anuncian nada más entrar por la puerta en grandes letras negras, y que se diferencia de la que ofrece en el Born.

La clásica, con su mascarpone, parmesano, Grana Padano y gorgonzola; la de queso manchego; la de queso gallego ahumado, concretamente San Simón; otra de queso azul Valdeón, de los Picos de Europa; y por último la de chocolate negro, con un 70% de cacao.

Pero la creatividad no se estanca, y Jon Cake abre la veda para nuevas tartas que puedan ir entrando. Desde café a tiramisú, y quién sabe cuántas más, cada dos semanas se podrá degustar una tarta especial, algo a lo que Jon ya tiene acostumbrados a sus clientes.

Para celebrar esta inauguración de 2023 por todo lo grande, la finura del Comté repite en este puesto efímero al que lo ha elevado el requerimiento popular.

Jon Cake
Alex Froloff

No solo con los quesos y los vinos se ha buscado la diferenciación, también con la situación del local, en la calle Gelabert, muy cercana a la Estación de Sants, en el barrio de Les Corts, más residencial y con mayor afluencia de trabajadores. En este espacio donde ya se agolpan los vecinos curiosos y los paseantes esporádicos, 90 metros cuadrados darán cabida a 40 personas de jueves a lunes de 10:30 a 20:30.

El objetivo final, con la ya conocida ambición de Jon García, es que el nuevo local llegue a su primer aniversario con dos catas por semana. De vinos y queso, de tartas y destilados, de cafés y pasteles… las opciones son muchas, y las sorpresas, con Jon Cake, siempre son gratas.