A sorbitos

Kensho, el sake japonés que se elabora en el Delta del Ebro

En una masía tradicional del Parque Natural se produce una bebida pionera en Europa: sake japonés.

Entre las marismas, los arrozales, las salinas, las dunas y las largas playas que se encuentran en el interior del Parque Natural del Delta del Ebro se localiza una masía tradicional en donde se elabora un producto pionero en Europa: el sake. ¿Quién dijo que esta bebida no podía ser mediterránea?

sake

© iStock

SAKE

Bebida milenaria

Can Kensho, la masía en donde se produce el sake Kensho, es la fusión de dos culturas -la nipona y la española-, es el traslado de un pedacito de historia de un país a otro y de un rito cuyo recorrido tiene miles y miles de años. Y es que, esta bebida fermentada a partir de arroz, se relaciona desde hace más de 7.000 años en la cultura nipona con creencias positivas, con la buena fortuna y se utiliza en prácticamente todas las ceremonias sagradas. En Japón el sake es mucho más que una bebida, es un elemento simbólico desde el nacimiento hasta la muerte y ahora, por suerte, también se elabora en nuestro país.

SAKE

© iStock

Qué hace un sake como tú en un sitio como este

Con la intención de desarrollar y mantener el patrimonio local a nivel cultural, económico y medioambiental del Parque Natural del Delta del Ebro, Humbert Conti, su creador y apasionado por la cultura japonesa, y su mujer Mery recuperaron una antigua masía de sus familiares ubicada en L’Ampolla, en el Bajo Ebro, como lugar de elaboración de su bebida. La bautizaron Can Kensho, una palabra que en el budismo japonés es sinónimo de revelación o descubrimiento de la naturaleza. Un significado que algo tiene que ver con el espacio en el que se elabora su sake, en medio de los arrozales de este paraje natural.

Pero utilizar el arroz del Delta del Ebro para elaborar sake fue más complicado de lo que parece por una razón muy sencilla: nunca nadie lo había hecho antes. Y, por si eso fuera poco, algunos expertos les comentaron que con ese tipo de arroces les sería imposible hacerlo. Pero en su búsqueda e intentos por lograr el mejor sake de España dieron con una variedad de arroz que cumplía con las características necesarias para elaborarlo y que, además, estaba en el Delta del Ebro: el marisma. Un arroz redondo, de grano grande y que soporta el proceso de pulido necesario para la elaboración del sake. Y así, después de mucho trabajo, consiguieron posicionarse como la única bodega de España que elabora este tipo de bebida alcohólica y la segunda en toda Europa.

sake

© Kensho

Sake mediterráneo

El uso de ingredientes locales, como el arroz del Delta del Ebro (Tarragona) y el agua del manantial de Benassal (Castellón) junto con el Koji-kin, un hongo japonés que rompe el almidón en azúcares produciendo la fermentación alcohólica natural del arroz, hace que su sake sea más afín al paladar local. Al sabor mediterráneo. De hecho, los summilleres que lo han probado han determinado que quizá por la zona en la que se encuentra y los ingredientes que se utiliza tiene un perfil más parecido al del vino, de ahí que muchos lo llamen vino de arroz. Un sake mediterráneo, elaborado con el sistema tradicional del sake japonés tradicional, de estilo junmai -cuyo alcohol procede de la fermentación alcohólica del arroz- que se puede probar en sus tres variedades: sake de autor Tukubetsu Junmai, Genshu y el tradicional llamado Nigori.

Compártelo