Direcciones imprescindibles

Los mejores restaurantes de Barcelona: dónde comer en la ciudad antes de que acabe el año

Las 20 propuestas gastronómicas más estimulantes y novedosas para disfrutar este otoño en Barcelona.

Barcelona se llena de propuestas gastronómicas innovadoras con las aperturas más esperadas de la temporada y locales que renuevan su carta. A los restaurantes de moda de Barcelona se le suma esta selección de veinte propuestas imprescindibles por las que merece la pena hacer una reserva en lo que queda de 2022. Desde la alta cocina hasta el street food o los restaurantes japoneses más singulares de Barcelona, estos locales combinan flamantes cocinas con lugares tradicionales reinventados.

1 /20
Dopietta

Una tabla mixta de quesos artesanos y salume italianos en Doppietta. Foto: Marta Garreta

1 / 20

Doppietta

Dopietta, la nueva aventura del chef Nicola Valle y Badr Bennis del vecino Benzina, rezuma italianidad por los cuatro costados. Desde la Mille Miglia, la célebre carrera clásica de coches a los salumi, sin olvidar los quesos de caseificio, la pasta casera o la giardiniera que acompaña todas las tablas de quesos y embutidos. Todo hecho en casa, y todo elaborado con producto italiano, este nuevo restaurante ofrece una corta carta desenfadada de picoteo alla italiana que se puede acompañar de cualquiera de los 80 vinos que conforman su bodega (con vinos italianos, claro). Italianismo que, dentro de su monografía, puede ser muy barcelonés, y en todo caso, siempre apetecible.

 

Doppieta

 

Recomendaciones

La tabla mixta de quesos y embutidos italianos, que incluye seis piezas de unos y otros con orígenes de norte a sur de Italia y elaboraciones poco conocidas en la ciudad condal. Como los encurtidos y macerados son un hilo conductor en cocina, el boquerón curado en vinagre con gelatina de limón será un principal digno de recordar, así como sus postres caseros y su estrella, el infalible salami de chocolate.

Precio medio

25€ 

Dirección

Passatge de Pere Calders, 4,
08015 Barcelona

 

Frankfurt Rita

El Completo, uno de los hits de Frankfurt Rita. Foto: Alex Froloff

2 / 20

Frankfurt Rita

En una ciudad donde las burgers artesanas extendieron su reinado a lo largo de los últimos 15 años se requería ya que otro clásico ochentero, los frankfurts, reclamara para sí mismo el trono. Frankfurt Rita nace en Poblenou con espíritu de barrio pero alma gourmet, ofreciendo una extensa y selecta carta de frankfurts con los rellenos más creativos y originales, de la mano de la chef Mònica Serra. Con precios realmente populares, la calidad no se ve comprometida: las salchichas, epicentro de esta oferta, pueden ser tradicionales, vegetarianas o las artesanales del maestro charcutero Xesc Reina. No perder de vista tampoco sus entrantes, como los deliciosos nachos o los planchados.

 

Frankfurt Rita

 

Recomendaciones

La estrella de la casa es el Completo, un frankfurt que versiona al tradicional bocadillo colombiano, con chucrut, cebolla crujiente, tomate, aguacate y mayonesa casera. Con la salchicha de Xesc Reina se eleva a otro nivel pero que el frankfurt no nos nuble la vista: sus entrantes, como los deliciosos nachos o sus planchados, como el de 4 quesos, son otra razón por la cual acercarse a pegarle un bocado al Rita, con buena cerveza tirada y referencias artesanas.

Precio medio

15€ (Manú Memoria)

Dirección

Pujades, 195,
08005 Barcelona

Gozo

Una mesa repleta de referencias de las cocinas de Gozo. Foto: Gozo

3 / 20

Gozo

Gozo no solo representa la propuesta más disruptiva de Pantea Group sino un híbrido que, lentamente, parece encontrar su sitio en Barcelona: un concepto nacido para el delivery que se puede disfrutar en un restaurante. O como reza el slogan: la calle llevada a la comida, pues las 7 cocinas que conviven en esta ubicación se pueden disfrutar en un interiorismo que asemeja una calle barcelonesa, con bancos y terrazas. Pizzas, nachos, burgers, sushi, milanesas o currys, todos estos manjares pueden convivir en una sola mesa, o un mismo pedido. La dificultad operativa de tener 7 cocinas en un mismo local es grande pero está bien resuelto y comer o cenar en el local no solo es agradable sino que apetece llevarse platos extra a casa para el día siguiente.

 

Gozo

 

Recomendaciones

Un poco de todo y reunirse unos cuantos amigos para dar buena cuenta de ello. El Baja California Fish taco, la Kimchi burger, una buena pizza Margherita clásica, una ensalada de pesto y pistacho, un Miso ramen Chasu o una milanesa de ternera de ganadería ecológica podrán protagonizar un buen festín.

Precio medio

25€ 

Dirección

Av. de Sarrià, 37,
08029 Barcelona

Monk

La codiciada barra del Monk. Foto: Monk

4 / 20

Monk

La gastronomía también incluye su versión líquida. Y reyes absolutos de la misma son el Grupo Confitería, artífices del archiconocido Paradiso (aclamado como Mejor Bar del Mundo por los Best Bar Awards) y del nuevo hype del momento: Monk. Escondido tras un supermercado 24h que no llama la atención se esconde un local clandestino donde conviven instalaciones de arte inmersivo, un club, cócteles de autor en tirador y fingerfood de fusión latina y asiática que ha creado la chef Adnaloy Osío. Un totum revolutum de piezas encajadas a la perfección para que la cultura del ocio nocturno sea elegante y elevada, con algo de desenfreno incluído en la carta.

 

Monk

 

Recomendaciones

El Philip Glass is Dry, una versión del dry martini con infusión de algas, sake, cítricos y tintura de setas puede explicar por qué Monk es tan especial y una evolución del Paradiso. Lo que se bebe o se come se ha creado para que se fusione con las instalaciones lumínicas (a la venta), la música y el interiorismo. Como sumergirte en un lugar mágico, Monk recrea el espíritu inmersivo de los antros de bebop americanos, cuando el pianista de jazz que da nombre a este lugar estaba en el auge de su carrera.

Precio medio

12€ 

Dirección

Abaixadors, 10,
08003 Barcelona

Café San Telmo

El Papelón de presa ibérica de Café San Telmo. Foto: CaféSan Telmo

5 / 20

Café San Telmo

El Café San Telmo, que hace más de una década fue epicentro del canallismo de la Barcelona nocturna (y de la expansión del gintonic), ha reabierto en su ubicación original, en la confluencia de Casanovas con Avinguda Diagonal. También regresa con su horario continuado de mediodía a pasada la medianoche para albergar desayunos, comidas, meriendas, cena y copeo. Pasteles caseros con un menú mediodía a precios imbatibles y vinos singulares se entremezclan cada día de la semana en sus escasas 6 mesas o en su extensa terraza.

 

Café San Telmo

 

Recomendaciones

El menú del día o Fórmula Mediodía, por 15€, ofrece además de incluir la bebida, un buen resumen de la cocina. De la carta, ofrece sorpresas sabrosas como el papelón de secreto ibérico o los tacos de cochinita pibil.

Precio medio

25€ 

Dirección

Buenos Aires, 60,
08036 Barcelona

Casa Masala

Arroz Biryani con pluma ibérica Joselito de Casa Masala. Foto: Biel Capdevila

6 / 20

Casa Masala

Casa Masala es el revamp de uno de los restaurantes de cocina india streetfood que revolucionaron la ciudad hace un lustro. Tiene de Casa el hacer propio mediterráneo, que gusta del tapeo, del compartir, del vermut y del producto en su temporada. Y tiene de masala una excelente comida india de recetario tradicional… con un twist. Las recetas ancestrales del chef Kuldeep Singh se ven aderezadas por merluza de palangre, por cordero ecológico del Pirineo y pluma de bellota Joselito. Huyendo de la fusión, la auténtica revolución de Casa Masala radica en una barra disfrutona, una servicio dinámico y una puesta en escena moderna y actual. Es, en definitiva, uno de los mejores restaurantes indios de la ciudad en un bar de toda la vida del Eixample.

 

Casa Masala

 

Recomendaciones

Dejarse aconsejar, si no se es muy ducho en los sabores de India. Eso sí, no faltan guiños al célebre jueves de paella con el jueves de biryani, un arroz especiado con pluma de bellota Joselito o a la bomba de la Barceloneta, encarnada aquí en la Bomba Bombay, aderezada y acompañada de una potente salsa de tomate. Importante pedir a Isa, la jefa de sala, qué joyas ofrecen en su fuera de carta, puede que aún tengan la excepcional merluza de palangre Kerala. Una divertida selección de vinos (con alguna referencia india) y lagers indias como trago de excepción.

Precio medio

30€ 

Dirección

Muntaner, 152,
08036 Barcelona

 

Telefèric

El brioche de tartar de salmón marinado con ralladura de lima, mayonesa de sriracha y avellana caramelizada. Foto: Alex Froloff

7 / 20

Telefèric

Telefèric es ya todo un clásico, avalado por sus 10 años en Barcelona y sus 30 en Sant Cugat (donde popularizaron la barra de pinchos). De una cocina de origen vasco, ofrecida por la navarresa Soledad Urabayen a una cocina de mercado con toques de tradición revisada que actualmente dirige Aziza El Bachiri desde los fogones. Su carta solvente se ve aderezada en octubre con un Menú de la Memoria, un menú que por 35€ repasa en un menú degustación los 10 platos más representativos de su sabrosa historia. A favor también su cocina de horario ininterrumpido que soluciona más de una comida o cena a deshoras.

 

Telefèric

 

Recomendaciones

Disfrutar de su historia en un extenso menú de 10 platos que contiene desde buñuelos de queso de Mahón con ralladura de lima y miel, el ravioli de pato Pekín con salsa de foie o el taco de atún con guacamole, mayonesa de chipotle y cebolla crujiente, la tapa ganadora en el Tast de la Rambla de los años 2019 y 2020. Sólo en formato cenas y durante el mes de octubre, bajo reserva.

Precio medio

35€ (Menú de la Memoria)

Dirección

 Plaça del Dr. Letamendi, 27, Baixos,
08007 Barcelona

 

 

Rooster & Bubbles

El cordero a l’ast cocinándose en la rustidora. Foto: Alex Froloff

8 / 20

Rooster & Bubbles

Si de algo se puede enorgullecer Barcelona es de ser la cuna del pollo al ast. Y Rooster&Bubbles, de ser la tercera generación de la familia Casas que, en 1962, abrió Kikiriki. Con esa apertura empezó un plato tan popular y dominguero que muchas generaciones ya tenemos integrados como tradición. En Rooster & Bubbles, pero, se ofrece mucho más que rico pollo al ast a precios populares: en las astas de su rustidora se asan lentamente cordero, cerdo y calabaza de violín. Otra innovación que, servida al plato, hace recordar lo simples que son los grandes sabores. Un restaurante fast-fine innovador que, seguro, provocará colas en el Born, donde se ubica.

 

Rooster & Bubbles

 

Recomendaciones

Todo lo que se relacione con el pollo, es excepcional. Sea al ast, en farsa de canelón o como crujiente croqueta. Pero el auténtico descubrimiento seguro que radica en disfrutar del cordero asado, cortado en láminas y acompañado de unas patatas al horno con salsa de alioli. Simplemente fantástico. Añade unos sorbos de burbuja y este llano placer te parecerá de maharajá.

 

Precio medio

25€ 

Dirección

Pla de Palau, 12,
08003 Barcelona

 

 

Bar Lombo

Los tagliatelle con ragú de osobuco. Foto: Bar Lombo

9 / 20

Bar Lombo

La nueva aventura del chef Eugeni de Diego se centra en la pasta. En Bar Lombo, De Diego ofrece platos clásicos de pasta italiana, clavados en receta, técnica y sabor. Un viaje cultural de autenticidad ejecutado por Andrea Ortu que incorpora, además, platos tan desconocidos como aquellos que se elaboran con el lomo del animal (en italiano, lombo), sea carne o pescado. Esta trattoria desenfadada es muy seria porque prima la materia prima y las elaboraciones caseras, tal como mandan los cánones de la cocina italiana. Sabores reconocibles y platos con mucho gusto, en todas las acepciones de esta palabra.
 

Bar Lombo

 

Recomendaciones

 

Hay quienes calibran la calidad de una trattoria probando el vitello tonnato. El de aquí, pasaría cualquier test con nota. Riquísima pasta como los tagliatelle con ragú de osobuco o unos simples tagliatelle con albóndigas, potentes en sabor.

 

Precio medio

55€ 

Dirección

Moliné 1,
08006 Barcelona

 

 

Bar Núria

Calamares encebollados en Bar Núria. Foto: Marta Garreta

10 / 20

Bar Núria

Tras un nombre tan poco sofisticado se esconde una interesante propuesta de tapeo popular que inició su andadura en los años 60. La Núria que da nombre al lugar es la abuela, la matriarca cuya estela sigue la segunda y tercera generación en Familia Nuri, conocidos por sus arroces y propuestas marineras a pie de Mediterráneo (en Barceloneta y Poblenou). Bar Núria recoge esas décadas de buena restauración en una carta que combina tapas marineras de pescado y marisco fresco con guisos mar i muntanya tradicionales. Mucho para compartir y todo por disfrutar. 

Bar Núria

 

Recomendaciones

Esa frescura en el pescado y marisco se disfruta en platos tan simples (y tan deliciosos) como las gambas de Palamós o las coquinas a la plancha. Empezar con estas viandas siempre es una buena idea, pero lo es más seguir con al menos, dos de los guisos más suculentos: el calamar encebollado y las albóndigas con sepia. Sea en su amplia terraza en plena Rambla del Poblenou o en su amplio comedor, Bar Núria promete muchas alegrías.

Precio medio

25€ 

Dirección

Rambla del Poblenou, 34,
08005 Barcelona

Varela

Los macarrones con pluma ibérica de Varela. Foto: Alex Froloff

11 / 20

Varela

Varela es la nueva incorporación a la dinámica propuesta de restauración de Plaça Molina y a su vez un inteligente revamp de la anterior Casa Varela. Ahora, siendo Varela, este restaurante es más disfrutón que nunca: nada más traspasar la puerta, una nevera con producto fresco (pescado, verduras o carnes listas para su corte y brasa) marca un recibimiento que es la antesala a lo que en la mesa desfila. Tapas para compartir, sin faltar clásicos bien ejecutados como una ensaladilla rusa, las croquetas o las bravas y platos para compartir, desde suculentos arroces a carnes a la brasa. El líquido también se cuida bien: desde referencias más modestas a más excelsas, todas se sirven en copas Riedel.

Varela

 

Recomendaciones

Un poco de tapeo inicial siempre es recomendable pero sin perder de vista que hay dos platos que significan al lugar. Los macarrones con pluma ibérica son una auténtica delicia y el brioche de hamburguesa de picanha al Josper es un bocadito goloso que se ventila en un ávido bocado. Un servicio de manual, elegante pero próximo, redondean una experiencia que el bolsillo agradece.

Precio medio

35€ 

Dirección

Plaça Molina, 4,
08006 Barcelona

Carnal

Pieza de vaca frisona con 90 días de maduración, asada en parrilla abierta y cortada. Foto: Marta Garreta

12 / 20

Carnal

Recogiendo la tendencia a los restaurantes monográficos, Carnal se suma con una propuesta madurada y no solo por las carnes que dan sentido a esta alta especialización: la cámara de maduración que se expone y es visible desde la calle alberga piezas enteras de diversas procedencias (Frisona nacional, Rubia gallega, Holstein o Hereford) y maduraciones (de entre 45 y 150 días). Hasta 22 platos contando con estas piezas como protagonistas absolutas aunque, sin lugar a dudas, la estrella de Carnal es el chuletón. La pieza se corta y atempera y se asa en la parrilla abierta, alma del lugar e imprescindible, teniendo en cuenta que el creador del concepto, Joaquín Sánchez, es uruguayo. El interiorismo, que recuerda a un entorno caribeño o tropical por la profusión de plantas, está también pensado para el disfrute del comensal: la mayoría de las mesas cuentan con un potente extractor individual, pues aunque la carne viene marcada desde cocina, la finalización al gusto de cada uno se realiza en una piedra caliente con brasas que se deposita en el centro. 

Carnal

 

Recomendaciones

Imprescindible el chuletón, que dependiendo del número de comensales puede oscilar entre los 350gr a los tres kilos. Como la cámara de maduración está en constante evolución, es recomendable dejarse aconsejar por Joaquín, quien a su vez, es el responsable de las maduraciones. Así como un sumiller recomienda vinos, Joaquín recomendará la pieza de carne y su maduración correcta para cada paladar. Se acompaña de patatas fritas caseras y pimientos del Padrón braseados. Llega a la mesa fileteado, diferenciado tres zonas del corte (donde la maduración incide de forma diferente por proximidad o lejanía a la grasa). ¡Un ágape para quien disfruta de la carne!

Precio medio

60€ 

Dirección

Enric Granados,
52, 08008 Barcelona

Imprevisto

Risotto de limón, apio y bottarga. Foto: Marta Garreta

13 / 20

Imprevisto

Imprevisto es el ejercicio gastronómico de Isabella Vivarelli, Alberto Jaime León, ambos en sala, y Luca Pinna y Raffaele Davico en cocina. Un cuarteto que unió fuerzas cuando coincidió en Caelis y apuesta por llevar la cocina de corte más refinado a un estrato más popular, con precios contenidos y elaboraciones ingeniosas. No existe carta, sólo 2 menús degustaciones: Previsto e Imprevisto, siendo este último el de formato más divertido porque el comensal come sin saber con antelación qué desfilará hacia su mesa. El hilo conductor es el ennoblecimiento del producto honesto de calidad y en temporada, contando con la baza de la creatividad y la técnica para que el emplatado permita rememorar una experiencia de alta cocina a precios contenidos.

Imprevisto

 

Recomendaciones

Sacar el lado más juguetón y dejarse sorprender por el menú Imprevisto, que consta de 10 pasos e incluye una copa de vino y postre. Si no se dispone de tiempo para dedicar a un menú de esta extensión, vale la pena acercarse a probar su menú del día, que por 21€ ofrece entrante, principal, postre y copa de vino. 


Precio medio

55€ 

Dirección

Bailén, 104,
08009 Barcelona

Come

La tostada de tartar de wagyu de COME (foto de Marta Garreta)

14 / 20

Come

COME, más que un nombre de restaurante, es un imperativo. Y lo es desde que la brillante visión del chef Paco Méndez se ha instalado en Avinguda Mistral para ofrecer una gastronomía de corte mexicano honesta, personal y profundamente evocadora. En COME se entiende que el espectro de la comida y la alimentación casi religioso que se tiene en Mexico debe pasar por el respeto a la tradición y la ancestralidad, sin anquilose alguno. Y suma a la ecuación el producto fresco y de temporada. ¿Resultado? Platos de autor y sabores que transportan.

Come

Recomendaciones


En una cocina donde hay discurso siempre es mejor que este fluya a través de un menú degustación. Optar por el Menú Festival tiene sorpresa, pues además de incluir hits como el Árbol de maíz, la tostada de tartar wagyu, el ceviche de gamba (de Palamós) vuelve a la vida o las mollejas con mole de cacahuete, los 13 pases pueden incluir platos inéditos y exclusivos por razón de mercado o temporada. Los Margarita, aquí, se elevan a otro nivel, desde la Margarita clásica a la Margarita Frozen.

 

Precio medio

110€ 

Dirección

Av. de Mistral, 54,
08015 Barcelona

 

Comida Codac

Rábano ibérico, uno de los platos de la colección de verano en Comida Codac. Foto de Marta Garreta

15 / 20

Comida Codac

He aquí un inclasificable. Ni Comida Codac ni su chef y creador, Miquel Coulibaly tienen antecedentes en la ciudad que nos ayuden a entender este alarde de genuina creatividad gastronómica. Su visión de la gastronomía se vincula con el arte y la estética, con la poesía y con la emoción y se articula en tres formatos degustación (corto, medio y largo). Con cada estación, todo en Comida Codac muta, en continente y contenido (que Coulibaly denomina “colección”). Visitar este restaurante (recientemente instalado en Eixample tras su andadura en Poblenou) es abrir la mente y el corazón a sensaciones absolutamente novedosas y sabores desconocidos a nuestro paladar. Una experiencia inédita y honesta hasta en la parte líquida, pues no hay vinos y sí cerveza con base de sake y excelentes limonadas caseras.

Comida Codac


Recomendaciones

Imprescindible dejarse guiar por lo que Coulibaly ha diseñado en su totalidad, probando el menú largo. Y apartar las preguntas en el bolsillo porque, sin ánimo de querer ser misteriosos, todo cobra sentido al final, cuando se ha experimentado. Pan líquido, el plato que da el pistoletazo de salida, hace estallar la mente: masa de pan fermentada con interior de caramelo de levadura y rebozado de algas. Crumble de arroz o rábano ibérico transportan el paladar a la infancia y carne fría y cacao salado, a un momento goloso desenfrenado. El postre, galleta blanda fermentada, es un postre que difícilmente se olvidará. 

Precio medio

70€ 

Dirección

Calàbria 191,
08029 Barcelona
 

Pueblo Libre

Carapulcra con sopa seca y cerdo frito, en Pueblo Libre. Foto: Marta Garreta

16 / 20

Pueblo Libre

Viajar con el paladar es una expresión que, para quienes conozcan poco de la gastronomía peruana, se hace realidad en Pueblo Libre. Al mando, el chef (también peruano) Pablo Ortega, quien formó parte del equipo que abrió Tanta bajo la dirección del célebre chef de los Andes Gastón Acurio. Esta taberna ofrece una corta carta de platos inéditos que ilustran el paladar ancestral de esta cultura que mezcla influencias africanas, españolas e incas, entre otras. De factura muy sabrosa, la cocina de Ortega recupera mucho del recetario transmitido de generación en generación para brindar nostalgia bien entendida. Y a fe que lo consigue, viendo la numerosa parroquia de peruanos que acuden para regresar bocado a bocado (con añoranza) a su tierra.

Pueblo Libre

Recomendaciones

Sus ceviches son espectaculares, y Pablo es conocido por su ejecución pero donde más se sorprenderá el paladar será con platos inéditos, recetas cuya ancestralidad se remonta a los períodos de la esclavitud, como la carapulcra con sopa seca y cerdo frito o la papa rellena con carne. Otro requisito fundamental, ser bastantes comensales porque las raciones son abundantes y el res de pisco no se puede abordar en soledad: una experiencia de do it yourself de piscos divertidísima.

Precio medio

35€ 

Dirección

Sepúlveda, 151,
08011 Barcelona

 

Molino de Pez

El espectacular rape de tripa negra a la brasa de Molino de Pez. Foto: Marta Garreta

17 / 20

Molino de Pez

Molino de Pez es el nuevo proyecto de Grupo La Ancha y el trío de chefs Nino Redruello, Patxi Zumarraga y Jaime Santianes en Barcelona, tras el éxito de Fismuler. El secreto de Molino de Pez está en actualizar a Barcelona y a su paladar (que tanto aprecia el producto) lo que desde 1919 lleva haciendo la familia La Ancha en Madrid: materia prima de altísima calidad, mínima intervención, cocción respetuosa en la brasa y cuando se trata de guisar, hacer el más sabroso posible. El aderezo es siempre el servicio: dinámico, amable, juguetón. Y que, cuando las luces se apagan en el exterior y se matizan en el interior con velas, una mesa se convierta en piano y ofrezca música en vivo. No hay nada como llevar con equilibrio lo bien que se goza en Madrid al talante más contenido del barcelonés.

Molino de Pez

 

Recomendaciones

La carta es extensa en excelentes opciones de entrantes y principales de carne y pescado pero el trío de ases que destaca son, sin duda, la tortilla de patatas con almejas, el rape de tripa negra a la brasa y el lomo bajo de vaca madurada. Brasa, carácter y sabor en estado puro. Rematar con el baba caliente con nata es imprescindible, un postre clásico que ha regresado a los paladares con fuerza renovada. 

Precio medio

60€ 

Dirección

Còrsega, 346,
08037 Barcelona

 

Batea

Caballa en escabeche de Batea. Foto: Marta Garreta

18 / 20

Batea

La marisquería hecha bistró. Un giro de tuerca que homenajea al mariscador y pescador del Atlántico y el Mediterráneo con platos donde estos frutos del mar lucen, con elaboraciones solventes que llevan la esencia disfrutona de la experiencia de una marisquería a otro nivel. En Batea, cada plato es una fiesta pilotada por el chef Pedro Enrique Mendousa, una oportunidad para conocer el marisco miudo de la ría de Muros e Noia y pescados mediterráneos de lonja ennoblecidos cuando pasan por los fogones de esta casa. La carta, mutante, se acompasa con el ritmo del mar y de las vicisitudes de la captura. Lo que nunca falla es la coctelería que acompaña a esos bocados, ejecutados por Marta Morales.

Batea

 

Recomendaciones

La mariscada es el plato iniciático por antonomasia, pues almejas, carneiras y navajas se presentan en una bandeja de tres pisos bajo una cama de cantos rodados, los mismos que las mariscadoras pisan para recoger el marisco y también los que presiden las playas de la costa norte de la Costa Brava. La caballa en escabeche con emulsión del propio escabeche y verduras encurtidas es un plato redondo, al igual que las cigalitas con agua de Lourdes. Una cigalitas de la costa barcelonesa tan delicadas y sabrosas que el pan hace acto de presencia en la mesa cuando éstas llegan. Para cumplir la frase de toma pan y moja, claro.

Precio medio

45€ 

Dirección

Gran Via de les Corts Catalanes, 605, Pl. Baja 
08007 Barcelona

 

 

Jordana

Tartar de alcachofa de lata con anchoa cantábrica y pan de chapata. Foto: Marta Garreta

19 / 20

Jordana

Jordana (o como ellos se presentan, Jordana wine & food club) es el desembarco de Manel Pujol en pleno corazón del barrio de Sant Antoni. Desde Alella llega a Barcelona la versión cosmopolita del célebre Celler Jordana que Pujol regenta en la capital de la D.O. Alella, conocido por ofrecer el catálogo completo del mapa vinícola de Alella para acompañar deliciosos bocados. En Jordana se disfruta de grandes vinos (también a copas y con descorche incluido) para todos los bolsillos y se acompañan del mejor producto: Joselito, Maldonado, conservas La Brújula o los laureados quesos de Xavier (desde Toulouse) en sabrosos tartares, bocadillos de pan cristal y tablas. 

Jordana

 

Recomendaciones

Del vino siempre se encarga Manel o su equipo, no hay mejor prescripción para descubrir las joyas líquidas de Alella (aunque su gran conocimiento navegue más allá de esas tierras, incluyendo Francia). Los bocados son una oda a la sencillez en la calidad, como el tartar de alcachofa con anchoa del Cantábrico (de laterío fino) o una suculenta porchetta con queso Stilton con pan de diamante. Las tablas de quesos son imprescindibles, como plato principal o como cierre y fin de la fiesta.

Precio medio

35€ 

Dirección

Floridablanca, 88, 
08015 Barcelona

 

En The Egg Lab, la cosa va de (buenos) huevos.

Foto: Maria Astrand

20 / 20

The Egg Lab

El brunch se asocia a los huevos, ingrediente indiscutible de su mejor tradición. Ahora bien, el brunch ha madurado y va un paso más allá haciendo de una estereotipo la mejor de sus virtudes. The Egg Lab es buena muestra de ello con una carta que pivota alrededor de los huevos (de Calaf, por supuesto) y ofrece un espectro internacional en sabores y elaboraciones que se asemeja a una experiencia gastronómica genuina. Desde el barrio de Sant Antoni, el comensal se puede trasladar en un bocado al entorno rural estadounidense, a los ahumadores ingleses o a los bistrós de cualquier coqueta calle parisina. La oferta, que firma la chef Adnaloy Osío, se complementa con zumos naturales, cócteles y cafés de especialidad

THE EGG LAB

 

Recomendaciones

Compartir, porque no solo es vivir (como reza el slogan) sino también la oportunidad de echarle buena cuenta al French Madame (la versión del clásico croque madame), al Pastrami Western Toast (cuyo pastrami de elaboración propio es espléndido) o al Smokey York Benedict de una sola tacada.

Precio medio

22€ 

Dirección

Sepúlveda 80
08015 Barcelona

Come