Orgullo menorquín

Ocho platos para saborear Menorca

Sea cual sea la playa, el chiringuito, la ciudad o el plan, estos platos que, sí o sí, hay que probar en esta isla.

Desembarcar en esta isla verde y turquesa tiene consecuencias… buenísimas. Y no solo por sus calas de suave arena rodeadas de pinos, o por sus caminos sobre acantilados blancos, o por sus fiestas de verano. Menorca invita a disfrutar de la buena mesa de la mañana a la noche. Platos salados, dulces, caldosos o secos, del mar y del huerto. Las recetas clásicas al estilo de las abuelas o actualizadas al estilo de los chefs más atrevidos. El menú es muy amplio pero si hubiera que elegir, estos son los platos indispensables:
 

1 / 7
iStock-1006048374. Embutido menorquín

Foto: iStock

1 / 7

Embutido menorquín

En una isla con una larga tradición agraria y ganadera, de huertos y corrales, los embutidos son uno de los productos estrella de la producción artesanal. Menorca tiene su propia sobrasada, de sabor algo distinto al de las otras islas, pero también tiene sus propios embutidos: la carn i xulla, con carne magra y tocino; el botifarró, de carne picada mezclada con sangre o sin sangre; y el cuixot o camot, una especie de morcilla o butifarra negra que queda delicioso sobre una rebanada de pan y calentado al horno.

Queso mahón. Quesos de Menorca

Foto: Isolda Delgado

2 / 7

Quesos de Menorca

La Denominación de Origen Mahón-Menorca ha conseguido que la fama de los quesos de la isla haya cruzado fronteras y mares. Se elaboran con leche de vaca, tienen forma cuadrada y, al parecer, se elaboran desde la Prehistoria. Las variedades dependen de su maduración y la intensidad de su sabor, cuantos más meses de reposo, más fuerte es el gusto: tierno, semicurado, curado y añejo.

MADEINMENORCA REBOSTERIA IsoldaDelgado 22. Formatjades y Flaó menorquín

Foto: Isolda Delgado

3 / 7

Formatjades y Flaó menorquín

El aspecto es entre un flan y una empanada redonda, con una bola encima como si el contenido hubiera inflado la masa pero sin llegar a explotar. Es el flaó menorquín, distinto del de Ibiza o Mallorca por su forma y su relleno de requesón (brossat). Es un bocado perfecto para llevar a la playa o para improvisar un almuerzo o una cena. Se suele acompañar de otras exquisiteces menorquinas elaboradas con pasta y rellenas. Las empanadillas isleñas son de lo más ocurrentes. Ahí están los crespells, con forma de estrella y rellenos de sobrasada, queso o carne. O los rubiols, más alargados y con espinacas dentro. Y las formatjades, que a pesar de su nombre llevan carne y no queso (formatge).

 MG 9375. Berenjenas rellenas

Foto: Turismo de Menorca

4 / 7

Berenjenas rellenas

Tomates, pimientos, calabacines, alcachofas, berenjenas… las hortalizas menorquinas destacan en los mercados por su color brillante y en la cocina, por su sabor intenso y sus múltiples usos, sea como condimento o como plato principal. La berenjena, por ejemplo, al horno, rellena de carne y pan rallado es uno de los platos vegetales de más éxito. Un entrante magnífico.

MADEINMENORCA PLATTIPC IsoldaDelgado. Raya (ratjada) al horno

Foto: Isolda Delgado

5 / 7

Raya (ratjada) al horno

Perderse una mañana por el mercado de pescado de Ciutadella da una idea de la variedad y riqueza de las aguas menorquinas. La raya o ratjada es uno de los pescados que más figura en las cartas de los restaurantes. De carne sabrosa, la raya se cocina al horno sobre una base de patata, y cubierta de tomate a rodajas y, por encima una picada de ajo, perejil y pan rallado.

img5888. Caldereta de langosta

Foto: Turismo de Menorca

6 / 7

Caldereta de langosta

El plato estrella y uno de los más caros de la isla es el gran reclamo de diversos restaurantes menorquines, sobre todo en Fornells. El principal ingrediente es la langosta pescada en aguas menorquinas. Hay de dos tipos, la más pequeña y roja se captura en aguas poco profundas mientras que la langosta de mayor tamaño y color más blanquecino se pesca en aguas profundas. De toda manera, en la caldereta lo importante también es el caldo, denso y elaborado con un sofrito de cebolla, tomate, pimiento, ajo y perejil. La langosta se cuece a trozos, con sus huevas machacadas para que se emulsionen con el sofrito. Al servir, se le añade pan tostado.

MADEINMENORCA GINEBRA IsoldaDelgado 2. Sorbete (o helado) de Ginet... o de pomada

Foto: Isolda Delgado

7 / 7

Sorbete (o helado) de Ginet... o de pomada

Tomar un helado después de cenar es una tradición de verano casi más popular que tumbarse en la playa. Los menorquines han inventado un sabor nuevo que aprovecha otro de los productos típicos de la isla, la ginebra, que mezclada con limonada en Ciutadella llaman ginet y en Maó, pomada. Las heladerías del puerto de Ciutadella, Maó o Fornells anuncian sorbete o helado de gin con limonada junto a gustos más tradicionales como la nata esquitxada (stracciatella), el chocolate o la fresa.

MADEINMENORCA REBOSTERIA IsoldaDelgado 22

Ocho platos para saborear Menorca

Compártelo