Fogones solidarios

Qué es World Central Kitchen y qué está haciendo en la frontera con Ucrania

El chef José Andrés lidera la ONG con la que alimentan y dan asistencia a refugiados ucranianos.

El paso del huracán María por Puerto Rico, el terremoto de Haití, la pandemia del Covid-19, la erupción del volcán -todavía sin nombre- de la isla de La Palma o el desastre del ciclón Batsirai por Madagascar son solo algunos de los ejemplos más sonados donde la ONG World Central Kitchen (WCK) ha estado prestando su apoyo desde que comenzó hace 12 años. Ahora lo hace desde Ucrania, donde se han desplazado, con el chef José Andrés a la cabeza, para ayudar  con alimento, bebida y asistencia a todos aquellos que se han visto obligados a abandonar su país huyendo de la guerra y la invasión rusa.

World Central Kitchen

© World Central Kitchen

World Central Kitchen

Labor humanitaria

Desde el pasado 24 de febrero, cuando Rusia lanzó una operación militar a gran escala invadiendo Ucrania por varios frentes, World Central Kitchen se ubicó en un cruce fronterizo abierto 24 horas al sur de Polonia. Allí, a las pocas horas de la invasión, comenzaron a servir alimento y a día de hoy están ubicados en ocho cruces fronterizos peatonales por donde pasan y duermen decenas y decenas de familias desde el comienzo de la guerra con un objetivo único: apoyar a los restaurantes locales de estas ciudades ucranianas en la preparación de comida caliente y nutritiva para todos los refugiados.

Gracias a cientos y cientos de voluntarios que colaboran con la ONG, desde diferentes puntos de Ucrania y países colindantes, a diario se cocinan menús que después se distribuyen entre refugios antiaéreos y estaciones de tren, donde miles de personas guardan su oportunidad para salir del país.

ONG World Central Kitchen
© World Central Kitchen

Red solidaria

Este soporte, que también se está llevando acabo sobre el terreno de países fronterizos como Rumanía, Moldavia, Hungría, Eslovaquia y Polonia, es apoyado en este último lugar por diferentes empresas que han querido prestar su ayuda.

Es el caso de el foodtruck Oh My Ramen, a cargo de dos ucranianos que viven en Polonia y que, al estallar el conflicto, decidieron unirse a World Central Kitchen para dar sostén a sus compatriotas preparando comidas calientes. Igual que Yourz Space Bistró, un bistró de Odessa (Ucrania) junto con quién trabaja WCK cocinando platos para las miles de personas que pasan por allí a diario. O el restaurante Yaposhka, que brinda elaboraciones a trabajadores, refugiados y cualquier persona necesitada en la ciudad de Kharkiv. Solo tres ejemplos de los miles de personas que están apoyando de forma directa o indirecta a la labor de World Central Kitchen en la invasión de Ucrania.

ONG World Central Kitchen
© ONG World Central Kitchen

Un trabajo de corazón

World Central Kitchen fue fundada en el año 2010 por José Andrés y su esposa cuando un terremoto devastó la isla de Haití. Este desastre natural, ya hace 12 años, fue el comienzo de una organización no gubernamental y sin ánimo de lucro que nació con el objetivo de repartir platos de comida caliente en cualquier lugar del planeta donde hubiera una crisis humanitaria, climática o comunitaria. Esta forma de utilizar los alimentos para empoderar a las comunidades y fortalecer las economías, le llevó en 2021 a recibir el Premio Princesa de Asturias de la Concordia por su labor humanitaria.

Cómo prestar apoyo

“Cientos de miles de personas están huyendo de la guerra en Ucrania. Quieren paz. Pero necesitan comida". Este es el eslogan de la campaña Peace & Food, iniciada por la ONG con el fin de recaudar fondos y permitirles continuar con esta labor que están realizando en Ucrania.

Esta colaboración, que tiene como mínimo un aporte de 2€, pretende seguir amparando esta labor para que todos aquellos que están dejando su país a la fuerza al menos tengan la posibilidad de comer sano y caliente. Para apoyar la labor de World Central Kitchen se puede realizar un Bizum al número 03843.