Sabor a primavera

Los restaurantes de Barcelona a los que hay que ir este mes de mayo

Por novedad, por el producto tratado, por el plato estrella, porque tienen algo. Un mes en ocho restaurantes. Da tiempo.

Con o sin servicio de noche, la restauración barcelonesa vuelve a brillar. No son buenos tiempos para la lírica pero los chefs de la ciudad siguen apostando, sonriendo más si cabe cuando la huerta florece. En tiempos de primeros colores, de terrazas más si cabe, muchos han levantado persianas o enfatizado propuestas, redoblando votos para que Barcelona siga siendo en 2021 la capital gastronómica y restauradora de Europa. Estas son las ocho propuestas de Viajes National Geographic (y sus correspondientes razones) para descubrir durante el mes de mayo.

1 / 8
Moluscos gallegos  longueirón, alga codium, carneiro, piparra Besta. Besta Barcelona

Foto: Besta Barcelona

1 / 8

Besta Barcelona

Una de las grandes novedades de 2021 en la ciudad. El gallego Manu Núñez sorprendió en la ciudad hace años con Arume y lo vuelve a hacer ahora con Besta (animal, bestia en gallego). De la mano del catalán pero con currículum en Galicia Carles Ramon, Núñez propone un camino de ida y vuelta entre comunidades con el mejor producto por bandera. Jugando con dos calendarios de productos, el catalán y el gallego, Besta nace radical y con la idea de hacer un restaurante gallego moderno, de sabores marcados y una rotación de platos que permite tener siempre en carta 12-14 creaciones nuevas cada semana. “Tenemos en mente las dos cocinas y vamos jugando”, explican. Aparecen los percebes con una papada de cerdo; la ostra gallega rizada para jugar con semillas de albahaca, o los puerros y los tirabeques para marinar un jurel soasado. Son ejemplos. Es la idea. “Es el juego que proponemos”.

Recomendaciones: Mirar la carta y comentarla con cualquier camarero para aprender y construir tu menú. Con tanto cambio es imposible ir con intereses particulares. Es dejarse llevar por el día. Preguntado, Núñez asegura que en mayo llegan moluscos “que raramente se encuentran” aquí como el longueirón (especie de navaja) y el carneiro (con concha). Para los no tan sibilinos, anoten propuesta: Tartar de gamba blanca, piel de pollo crujiente y mayonesa anisada; otra especialidad que aseguran en mayo estará disponible.

Ticket Medio: 35€

Besta Barcelona
Aribau, 106
08036 Barcelona
930 19 82 94

Xavi Pellicer Esparrago blanco de la huerta Luis Sanjose. Xavi Pellicer

Foto: Xavi Pellicer

2 / 8

Xavi Pellicer

Xavi Pellicer lleva horas de oficio a sus espaldas. Ha trabajado en las mejores casas de Cataluña hasta hacer una personalidad propia que enfatizó tras el fallecimiento de Santi Santamaría. Apostó por la sostenibilidad, por lo verde, por el concepto holístico de cuidarse, primero en ABaC, después en Celeri, su propio proyecto, donde consiguió una estrella Michelin. En 2019 se mudó a su local actual, el que lleva su nombre, en el que desarrolla con más ahínco su filosofía y al que ha aupado hasta convertirlo, en dos ocasiones, en el mejor restaurante de verduras del mundo.

Xavi Pellicer es producto de temporada radical fruto de una carrera increíble. De ella destaca un plato, por radical, por coherente: Guisantes con tripa de bacalao y trufa. Historia de la gastronomía del país. Creado en ABaC al poco de la muerte del de Sant Celoni y que es temporada sutileza, armonía y liviandad.

Recomendaciones: La querencia de Pellicer por el producto de temporada se demuestra estos días con el plato del espárrago blanco de la huerta Luis Sanjosé (Tudela de Duero, Valladolid) hervido tras paso por horno de vapor a alta presión y acompañado de una vinagreta de mostaza y cúrcuma, aceite de estragón y ralladura de nabo picante. Un plato “fresco y liviano” que se acaba con brotes y flores.

Precio medio: 65€

Xavi Pellicer
Provença, 310
08037 Barcelona
935 25 90 02

Espetos en Belbo Candela. Belbo Candela

Foto: Belbo Candela

3 / 8

Belbo Candela

Belbo Collection es el nuevo grupo de restauración nacido en Barcelona de la mano, entre otros, del ex director general de Tragaluz Ivan Salvado, y Belbo Candela es su primer restaurante. Situado al principio de Rambla Catalunya, nace como un pulmón mediterráneo en medio de la ciudad, respirando Mare Nostrum por los cuatro costados. La decoración, con espacio universal entre mesas, sigue la línea entre vegetación y maderas, y se camufla entre cocinas abiertas de arroces y espetos. La propuesta gastronómica, también. Con el sello del ex El Celler de Can Roca, Alkimia o Fismuler, Alejandro Loaiza, viaja desde el pan con tomate o los caracoles a la llauna catalanes hasta el cazón o las papas aliñás gaditanas, recreándose con sutileza en los arroces valencianos o en los espetos malagueños. Es brasa, olla y fritura, aceite de oliva y romero; frescura. Candela es el primer proyecto de Belbo Collection en Barcelona. Habrá más. Salvado está en forma.

Recomendaciones: Cualquier espeto, cualquier paella y cualquier tapa andaluza (tortillitas de camarón, papás aliñás o cazón en adobo). Loaiza es gaditano y lo hace sentir. 

Precio medio: 35€

Belbo Candela

Rambla de Catalunya, 2
08007 Barcelona
931 244 357

Marinar Ensaladilla con la patata al estilo causa limeña receta típica de Peru. Marinar

Foto: Marinar

4 / 8

Marinar

Adrián Marín ha abierto negocio en la ciudad. El ex chef de Mextizo, local de cocina moderna mexicana que se puso de moda en 2016, ha montado una triple propuesta de tienda con degustación, pequeño restaurante y local de cursos de cocina. A partir de una gran cocina central, Marín puede con todos sus negocios. Delante, recibe a los clientes de la tienda, y hace pasar por el medio a los que quieren sentarse a sus mesas para degustar su cocina. El chef, que se curtió durante años en Drolma, el gran restaurante de hotel de Barcelona, no se encasilla y viaja por México para volver a España o visitar si se tercia la Francia más clásica. Una cocina de altura que se adapta a petición. Solo hace falta hablar con él antes. Es lo que tiene ser también profesor y flexible. Junto a Marinar, sigue dirigiendo las cocinas del ibicenco Lío.

Recomendaciones: No hay. Reservar por teléfono y hablar con Adrián, o con Beatriz Artero, su pareja, y dejar volar la imaginación. Evidentemente, su pasado (vivió años en México) hace que tu mente piense en tacos. Sigue tu instinto.

Precio medio: 30€

 

Marinar
Muntaner, 328
08021 (Barcelona)
622568755

El steak tartar de Sintonia. Sintonía

Foto: Sintonía

5 / 8

Sintonía

Lleva dos años en funcionamiento y, pese a todo lo vivido recientemente, ya se ha conseguido hacer un hueco entre los templos del buen comer de la ciudad. Sintonia es el oasis en formato terraza escondida del Hotel Gallery, un restaurante cuyo chef (Pablo Tomás, ex Drolma o elBulli) vive en contacto directo con proveedores. Por ello, la selección de temporada de su carta es polo de atracción cuando aparece la trufa, la primera caza o, como es el caso, cuando la primavera revoluciona la huerta. No deberías irte de Sintonia sin probar el steak tartar elaborado frente al comensal de carne de vaca madurada; ahora tampoco sin los guisantes lágrima con butifarra del Perol o los espárragos blancos con mayonesa de pino. Y no sufras por el precio. Su menú de meediodía ofrece un acompañamiento a elegir más todo lo necesario para completar un menú con la elección de un plato de la carta. El precio, añadir 5€ al coste del plato escogido.

Recomendación: A parte del steak tartar, indispensable degustar dos clásicos que llevan con Tomás desde sus inicios: el canelón de farsa tradicional con salsa de foie y el croissant ahumado con crema de leche. Y disfrutar de la sobremesa en la terraza. No mires el reloj. Quizá tengas que volver a la realidad.

Precio medio: 40 €

Sintonia
C/ Rosselló, 249
08008 Barcelona
934 15 88 94

e0cd86 8b734a6bb9ae4e14b8a22e3637218f18 mv2. Fat Veggies

Foto: Fat Veggies

6 / 8

Fat Veggies

Un concepto diferente, animal sin animales, ecológico y orgánico, brutal en su acepción menos bélica. Los creadores de Fat Barbies acaban de abrir su hermano vegetariano en pleno Eixample, donde pasan por su amado fuego todo tipo de vegetal y verdura. Es sabor de brasa verde en una comunión entre gastronomía cuidada y aspecto informal que podría no cuadrar con el trato del vegetal como auténtico protagonista. Pero lo hace, y con coherencia. En Fat Veggies, como en Fat Barbies, todo se elabora de forma artesanal: desde las bebidas hasta los cuadros o los encurtidos y salsas. Sus raciones, pocas per cuidadas, son generosas, por lo que es mejor olvidarse del menú degustación. Esto es brutalidad vegetal. Para acompañar, kombucha de sauco y menta, zumos de frutas fermentadas, cervezas elaboradas por ellos mismos y artesanas, vinos ecológicos o cócteles. No hay lugar para Coca-Colas.

Recomendaciones: Zanahorias, romesco y gremolata. Un ejemplo de filosofía y sabor, un plato donde se utiliza todas las partes de sus ingredientes, donde el fuego multiplica.

Precio medio: 25€

Fat Veggies
París, 168
08036, Barcelona
931 18 31 41

 

120340885 133762128444149 5211671273266643245 n. Bodega Pasaje 1986

Foto: Bodega Pasaje 1986

7 / 8

Bodega Pasaje 1986

Durante años ha sido el maestro de ceremonias de Tickets. Junto a Albert Adrià, Xavi Alba ha crecido y aprendido en el arte de servir, y el año pasado eclosionó para mostrar virtudes en un proyecto personal. A su manera. En un patio interior en el edificio de La Campana, lejos de cualquier polo turístico, Alba montó una bodega de barrio. “Quiero pasármelo bien y comer bien a un precio ajustado”. De momento limitado al horario matutino, en el que se siente cómodo con una oferta de cazuelas y esmorzars de forquilla, vuela con su chef (Patrick Picarin, ex Via Veneto) en una carta reconocible a la vez que atractiva. Caballa en escabeche, puerro al Josper con ajoblanco, aleta de raya, calamares rellenos, fricandó. Nadie dijo que lo común fuera vulgar.

Es miembro por derecho adquirido de la familia Adrià, pero en esta bodega Alba se corta la corbata. Se escucha cantar pedidos a los camareros, el tintineo de los brindis, la voz muda de la felicidad en mesa. Es lo que Barcelona necesita en época de sinsabores. Con una terraza universal y espacio interior suficiente, ahora vale la pena. Hay que aprovecharla. Cuando se quiten mascarillas y se acerquen distancias personales, tendrán que prescindir de las reservas.

Recomendaciones: Lleva menos de un año en circulación pero ya forma parte de los locales que compiten en la liga de las ensaladillas rusas. Fina, ligera y con patatas paja, rinde culto a la ideada por Toni Romero en Suculent. Obligada. Como lo es la empanadilla de rabo de toro. Y las cañas bien tiradas, que en Barcelona no se estilan...

Precio medio: 25€

Bodega Pasaje 1986

Gran Via de les Corts Catalanes, 162
08038, Barcelona
937 76 44 91

EspaioUma. Espacio Uma

Foto: Espacio Uma

8 / 8

Espacio Uma

Acaba de conseguir su primer Sol Repsol; la distancia entre mesas es de las mayores que existen en la ciudad; trabaja la temporada con vehemencia... Tres argumentos que ya bastan para justificar la visita este mes al restaurante de Iker Erauzkin. Sí, es vasco, pero lleva media vida en Barcelona, aunque ni un origen ni otro predominen en plato. Erauzkin cocina la temporada sin acentos, con platos sabrosos que cuidan mucho la presentación. El continente, una sala moderna con tanto espacio que cualquier empresario de la restauración se tiraría de los pelos. Calculen. Nueve mesas en 250 m2. “El lujo es el espacio”, defiende el chef. Otro loco muy cuerdo.

Recomendaciones: Ahora, en mayo, espárrago, perretxiko y flor de sauco, plato que solo puede elaborar este mes, “el único donde coinciden sus elementos”. Dando una cocción muy breve al espárrago, lo deja crocante, “con una textura que sorprende”.

Espacio Uma
Mallorca, 275
08008, Barcelona
656 99 09 30

EspaioUma

Compártelo