Gastronomía 100% eco-friendly

¿Qué hay de sobras para comer?

En estos restaurantes todo, incluida la comida, es reciclado.

Comida reciclada en el Instock Restaurant

Los datos son alarmantes. Casi 100 millones de toneladas de comida se echan a perder cada año tan solo en la Unión Europea. Si, además, tenemos en cuenta que producir toda esta cantidad de comida es una de las actividades humanas que causa mayor impacto medioambiental, vemos como el problema se agrava por momentos.

Es precisamente desde esta perspectiva que el proyecto llamado ‘From waste to taste’ –algo así como ‘de malgastar a saborear’– empieza a trabajar para aportar su pequeño granito de arena. Y las materializaciones de esta asociación es el Restaurante Loop, en Helsinki, y el Restaurante Instock, en Ámsterdam.

Restaurante Instock, Ámsterdam

BBueno, bonito y concienciado, así es el restaurante Instock de Ámsterdam. 

La gastronomía finlandesa ha eclosionado en los últimos años. Son muchos los viajeros que vuelven gratamente sorprendidos de su visita al país por la gran variedad, para muchos inesperada, de la comida que ofrecen los chefs y restaurantes finlandeses. No solamente por los ingredientes y platos tradicionales, sino porque, gracias a este florecimiento, la fusión e innovación culinaria también está a la orden del día.

La aparición de proyectos como el Loop Restaurant seguramente no hubiera sido posible sin este marco propicio. Fundado y gestionado por Johanna Kohvakka, de 'From waste and taste', la filosofía de este establecimiento piensa no solo en su amor por la comida sino su el amor por el mundo.

Restaurant Loop, Helsinki

Más que un restaurante, el Loop es un referente. 

Todo empezó con un evento de aprovechamiento de comida desperdiciada en el que participó Johanna en 2015 cuando tuvo la idea de montar un restaurante con el mismo planteamiento. Un año después, el Loop abría sus puertas, y unos meses más tarde se trasladaba a su ubicación definitiva, un antiguo hospital en la zona de Lapinlahti.

La eclosión de la gastronomía finlandesa estableció el marco propicio para la aparición de este tipo de iniciativas

Los chefs profesionales que trabajan en los fogones son los responsables de la calidad de los platos que se presentan. Se trata de alta cocina producida a partir de productos cuyo destino era el contenedor más cercano. Una línea de trabajo que también podemos encontrar en el Instock Restaurant de Ámsterdam.

¿Qué hay de sobras hoy?

En este establecimiento de la capital holandesa cada día se preguntan, ¿qué tenemos hoy de excedente? Según cual sea la respuesta se elaborará un menú u otro. Aquella fruta que nadie compra porque parece que empieza a ponerse mala puede convertirse en un delicioso postre de repostería y la cola del salmón despreciada como una de sus peores piezas termina en el plato convertida en un exquisito tartar.

Comida reciclada en el Instock Restaurant

En los últimos cuatro años, el equipo del Instock Restaurant han reaprovechado un total de 480.000 kilos de comida. Sin embargo, esta cantidad solo es todo lo que los clientes han podido comer, pero no todo lo que realmente sobraba, de modo que tienen incluso lo que ellos llaman el 'centro de rescate de comida', donde venden el excedente que no pueden utilizar.

Ambos proyectos son tan atractivos como necesarios. Aún así, ellos mismos saben que su actividad tiene poca repercusión en un mundo todavía poco consciente con el grave problema que se extiende a nivel mundial. De todos modos, uno de los objetivos principales de este tipo de iniciativas es tocar la consciencia de todo aquel que entra en el restaurante, ejercer una influencia positiva en su comportamiento y expandir así una filosofía basada en la importancia del reciclaje.

Compártelo