En tu salsa

Restaurantes en Madrid donde ir con un vegetariano

Establecimientos donde cuidan tanto la cocina omnívora como los platos 'veggies'

Desde el año 1977, cada 1 de octubre, se celebra el Día Mundial del Vegetarianismo, un estilo de vida cada vez más a la orden del día que defiende el bienestar animal y cuya principal fuente de alimentación son los vegetales.

La concienciación sobre el cuidado de los animales y del medio está haciendo que cada vez sean más los locales y restaurantes que incluyan en sus cartas platos vegetarianos en donde el origen de los productos y los productores sí que importan. Locales que no diferencian entre vegetarianos ni omnívoros, si no que se centran en incluir elaboraciones para todos los gustos. Porque la cocina vegetal no tiene que ser aburrida y estos locales son el ejemplo.

1 / 7
Bel Mondo

Girella Alla Norma, Bel Mondo © Sophie Chainmbaud

1 / 7

Bel Mondo

Esta trattoria tradicional italiana es el primer restaurante del grupo Big Mama en España. Un local lleno de colores que trata de llevar, a través del paladar, a toda la clientela a la Italia más profunda. Su carta se centra en los platos típicos italianos, elaborados con productos venidos directamente del país de la bota donde trabajan con más de 150 productores.

De sus antipasti, entrantes perfectos para compartir, hay que destacar el Berenjenal -una berenjena a la caponata con base de hummus-, su No Puerro Más – un puerro asado al Josper con salsa verde-. Uno de sus must de la carta es la pasta fresca, elaborada a mano con sémola traída del Mulino Artigianale Dibenedetto como probar la Girella Alla Norma, un gigantesco canelón relleno de ricotta di bufala de Salvatore Corso, berenjenas y tomates confitados o la Famosa Mafalfina al Tartufo, con trufa negra Molise, champiñones y abundante crema al tartufo. Y, se va hasta allí, hay que probar el postre y su coctelería -, a cada cuál más vistoso-: un final apoteósico para una comida de escándalo. Entre los dulces destaca su tarta de limón con merengue flameado de 15 centímetros de alto, la tarta de chocolate con caramelo salado y nueces pecanas o los tradicionales helados caseros del día elaborados por su heladero.

Bel Mondo
Calle de Velázquez, 39, 28001 Madrid

Barganzo

Pita de falafel © Barganzo

2 / 7

Barganzo

Barganzo ha traído a la capital recetas con sabor a Oriente Medio y uno de los nuevos vicios gastro: el hummus en todas sus posibilidades. Sus propietarios son Tami y Aviv, amantes de la comida veggie y saludable, y son los responsables de que en el centro de Madrid se pueda disfrutar de la auténtica cocina islaelí y Kosher (que respeta los preceptos de la ley judía).

Los platos más demandados son el hummus en todas sus variedades -clásico, de champiñón, Barganzo o Hummshuka-, el falafel en plato o en pan de pita, la berenjena asada con diferentes tahinas y el plato estrella, la Shakshuka, consistente en un plato realizado a base de huevos escalfados con salsa de tomates y chiles a lo que ellos incorporan hummus, cebolla en zumaque y perejil.

Barganzo
Calle del Gral. Pardiñas, 64, 28001 Madrid

El Invernadero

© El Invernadero

3 / 7

El Invernadero

Aunque no es un local vegetariano, el restaurante de Rodrigo de la Calle se autodefine como el templo de la alta cocina verde. Y es totalmente cierto, pues en algunas de sus elaboraciones la proteína (animal y vegetal, en función de los gustos del consumidor) participa como aderezo.

Como dice de la Calle, la naturaleza vegetal es el pilar fundamental de nuestra cocina, por ello, en su local respetan el producto, aceptan su temporalidad y evanescencia y se dejan llevar por los ciclos de las estaciones. Además, como curiosidad, en El Invernadero, el chef trata de recuperar especies vegetales desde el respeto al entorno y sus menús permiten al comensal vivir una apoteosis vegetal adaptándose a vegetarianos y veganos.

El Invernadero
Calle de Ponzano, 85, 28003 Madrid

La Retasca

Tortilla Capel © La Retasca

4 / 7

La Retasca

Juanjo López, de La Taquita de Enfrente y La Cocina de Frente, es quién está detrás de este homenaje a las tabernas de siempre. Porque en ellas también se puede comer vegetariano y aquí está la prueba.

El ambiente, la música y la atención de esta tasca es la imagen y semejanza de los locales madrileños de toda la vida. Y su cocina también. Entre sus platos más demandados, y veggies, están sus famosas patatas bravas, la ensaladilla, el laterío, los huevos rotos, los champiñones al ajillo y las tortillas de patata, todo esto en formato tapa, media y ración, para no perder la costumbre. Si se buscan platos contundentes también cuentan con un listado de guisos del día, hamburguesas y bocadillos.

La Retasca
Calle de Ibiza, 38, 28009 Madrid

Dani Brasserie

Tartar de zanahoria © Dani Brasserie

5 / 7

Dani Brasserie

Es la nueva (y sonada) apertura del chef Dani García en el Centro Canalejas, donde también se ubica el hotel Four Seasons Madrid, convertido en el epicentro del lujo de la capital. Este nuevo local ubicado en la azotea del hotel, se une a BIBO y Lobito de Mar -los otros dos locales del malagueño en la ciudad– con una propuesta cosmopolita y desenfadada que mezcla el recetario tradicional y los sabores que han marcado su carrera junto a la creatividad y a la técnica.

En su extensa carta cuenta con elaboraciones dedicadas a la huerta andaluza únicamente preparadas con vegetales -que en su tiempo se sirvieron en sus tres estrellas Michelín- como el gazpacho verde con el tomate nitro, el ajoblanco, el tartar de zanahoria, la calabaza violín o las láminas de remolacha con mazamorra de malagueños.

Dani Brasserie
Calle de Sevilla, 3, 28014 Madrid

MO de Movimiento

© Taka y a Comer

6 / 7

MO de Movimiento

Además de ser uno de los restaurantes más sostenibles e inclusivos (trabajan personas en riesgo de exclusión social) de la capital, MO de Movimiento ha llegado para hacer posible un consumo más consciente implicando en esta tarea a productores y consumidores por igual. Trabajan con materias primas de pequeños productores españoles, ecológicos y de calidad, con el fin de dar visibilidad al esfuerzo y compromiso de todos los que hacen posible la buena gastronomía.

Su carta es sencilla, corta y vegetal, y hay platos para todos los gustos. Entre sus especialidades mediterráneas destaca el ceviche de champiñones, el salmorejo con base de tomate cherry y aguacate, la burrata artesana con cherry en rama asados y, una de sus elaboraciones más demandadas: las pizzas, elaboradas con harinas de trigo ecológicas molidas a la piedra y preparadas con ingredientes sencillos como la de tomatitos cherry, queso de oveja y pesto de piñones.

MO de Movimiento
Calle de Espronceda, 34, 28003 Madrid

Ronda14

Gunkan de huevo trufado © Ronda14

7 / 7

Ronda14

La fusión astur y peruana se dan cita en uno de los restaurantes más sorprendentes de la capital. Ronda14 es un homenaje del chef, Mario Céspedes, a sus dos tierras predilectas: Perú, el país que le vio nacer, y Asturias, el paraíso en el que adquirió la disciplina y el refinamiento que ahora tiene su cocina. Así, el chef entremezcla el recetario de su país natal con el sabor de la tierra que lo acogió a su llegada.

En su carta no faltan platos peruanos procedentes de la cocina chifa (influencia china) y nikkei (influencia japonesa) como el sushi veggie en cualquiera de sus versiones, rolls, gunkan y las gyozas. Así como algunos de los platos propios de la cocina peruana tradicional como la causa limeña en la que se le hace un guiño por la parte que le toca a la fusión asturiana.

Ronda14
Calle del Gral Oraá, 25, 28006 Madrid

Dani Brasserie

Compártelo