Son-rosados

San Martín de Unx y la Navarra más rosada

Este diminuto pueblo, cuna del vino rosado, tiene su propia fiesta y solo 392 habitantes.

El rosado hace bandera de un territorio, concretamente de una zona de baja montaña (la Zona Media navarra). Aquí brilla un esplendoroso románico que acogió a reyes y papas que se empeñaron en hacer vino. Especialmente, en el pueblecito de San Martín de Unx que, con solo 392 habitantes (según el último INE), recoge 5 bodegas, todas ellas bajo la DO Navarra. Una preciosa localidad que sirve como punto de partida para conocer una comarca donde el patrimonio y el vino rosado son indivisibles. 

1 / 7
iStock-487702094. El Camino de Santiago... y del vino

Foto: iStock

1 / 7

Tierra de peregrinos... y de vino

El paso de los años ha hecho que toda esta comarca el vino y la viña se arraiguen. Dividida en dos partes por el río Arga, fortalezas, palacios y castillos anuncian la importancia estratégica que tuvo esta zona en la Edad Media. Se construyeron iglesias, monasterios y pueblos fundados en torno al Camino de Santiago. Un patrimonio arquitectónico que es uno de los grandes atractivos de esta subregión. Pero no es el único. Su riqueza medioambiental no se queda atrás: espacios protegidos como el Parque Natural de Urbasa-Andía, con parajes ecológicos tan importantes como la Reserva Natural del Nacedero del Río Urederra, que vierte sus aguas en el Ega, dan cuenta. Y ese paisaje lo dibujan viñas, también campos de secano y miles olivos hasta las llanuras de la Ribera del Ebro en el sur.

iStock-1194832638. El vino rosado: el 'cupcake' de Navarra

Foto: iStock

2 / 7

El vino rosado: el 'cupcake' de Navarra

Navarra es maestra y decana en producción del vino rosado. Se considera, comúnmente, que el rosado fue el primer vino de la historia. Aunque su origen hay que buscarlo en los vinos pálidos de la champaña elaborados con pinot noir (los Oeil de Perdrix) y en la región francesa de la Provenza, el rosado está muy ligado a España. Y la fama y reconocimiento de los rosados navarros traspasa las fronteras del país: es líder en su comercialización en el mercado nacional. Un prestigio fundamentado en la calidad creciente de los vinos que se obtienen, en todas las ocasiones, por el tradicional método del sangrado de mostos de garnacha. Es decir, se hace con el primer jugo que se adquiere de las uvas, sin haberlas prensado, también llamado: mosto flor. Por eso no es una barbaridad decir que el rosado es a Navarra lo que los cupcakes a la Gran Manzana.

ViñedoNavarra. El triángulo del vino

Foto: D.R.

3 / 7

El triángulo del vino

San Martín de Unx (a 45 kilómetros de Pamplona), Ujué, Olite y los alrededores de la comarca de Tafalla son una suerte de Triángulo de oro vinatero. En particular, la primera de estas localidades; un pueblo con más hectáreas plantadas de viñedo que habitantes (398 en el censo de 2018 y bajando) y con una de las mayores densidades de bodegas por habitante de toda España: cinco. Cooperativa San Martin –fundada en 1914, una delas más antiguas de España—, Bodegas Beramendi, Máximo Abete, Ayerra y Domaines Lupier.

VILLA-EN-ROS. Una fiesta son-rosante

Foto: D.R.

4 / 7

La villa 'en rose'

Cada primer domingo de mayo, San Martín de Unx se transforma por completo para celebrar Día del Rosado. Las bodegas de la comarca se vuelcan en enseñar sus vinos a vecinos y turistas con cursos de cata, visitas guiadas y cenas maridadas. La imagen que se sube a las redes es la de todo un pueblo en la calle central enarbolando copas de centelleante rubí. Y es que el rosado en Navarra son palabras mayúsculas. Tanto que, en la Fiesta del Rosa de Navarra, que se celebra en Pamplona, se añade un foro profesional inaugurado este pasado año: la primera edición de ROSADUM, el I Foro Internacional de Vino Rosado, organizada por NTIA y Reyno Gourmet con la colaboración de la D.O. de Vino Navarra.

iStock-1141421289. Ujué: tan defensivo como acogedor

Foto: iStock

5 / 7

Ujué: tan defensivo como acogedor

Encaramado en la sierra con un Santuario-fortaleza dedicado a Santa María que impresiona desde lo lejos, Ujué es el baluarte desde donde el reino de Pamplona hacía frente a los dominios musulmanes de las riberas del Ebro. Como curiosidad, la Diócesis lo inscribió en el registro de la propiedad por 30 euros. Tiene 100 habitantes y una calle conocida como "larga" que conduce hasta las puertas del templo. Tras la caminata, son preceptivas unas migas de pastor, muy populares en la localidad. Por ejemplo, las del restaurante Casa Urrutia que regentan José Manuel Urrutia y Juana Rosario.

iStock-628090268. Olite es siempre imprescindible

Foto: iStock

6 / 7

Olite es siempre imprescindible

En la pequeña localidad de Olite, villa elegida como residencia predilecta por Carlos III el Noble, puede visitarse el Palacio Real, una parte del cual se encuentra actualmente convertida en Parador Nacional. Callejeando por el casco antiguo es fácil toparse con casas blasonadas con escudos de armas e impresionantes aleros de madera. Pero Olite es vino. De hecho, muchos aseguran que esta localidad es, en realidad, la capital del vino porque acoge el Museo del Vino y porque en su término municipal se cuentan hasta 9 bodegas.

iStock-1193397395. El vino de los monjes

Foto: iStock

7 / 7

El vino de los monjes

No muy lejos, en la localidad de Carcastillo, se halla el Monasterio de la Oliva. Un majestuoso claustro cisterciense de mediados del siglo XII —considerado como una de las construcciones más relevantes del románico Navarro— donde cuidan y elaboran su propio vino en la propiedad.

 

Porque en Navarra, casi todo desemboca en el vino. Salvando algún competente Rioja, no es secreto alguno: en Navarra se producen algunos de los mejores rosados de España.

San Martín de Unx

San Martín de Unx y la Navarra más rosada

Compártelo