¡Viva la Costa Oeste... ibérica!

De Santiago de Compostela a Portimão en diez hoteles gastronómicos

Un road trip sin fronteras trazado con un solo objetivo: comerse cada paisaje.

La costa atlántica que bordea la Península Ibérica es uno de los road trip que se debe hacer (al menos) una vez en la vida. Es el símil perfecto de la Costa Oeste americana, pero mucho mejor. Empezando por la gastronomía y terminando por los paisajes. Y es, en ese momento en el que se finaliza la ruta, cuando comparando no tienen nada que envidiarse la una a la otra. Un trayecto lleno de hoteles de lujo y localizaciones que dejan perplejo. Porque el producto de la tierra y las raíces definen la evolución de las culturas, en cada una de estas paradas encontrarás la historia del edificio que lo acoge, su gastronomía y las posibilidades que ofrece.

1 / 10

Foto: A Quinta da Auga

1 / 10

Santiago de Compostela: Alta cocina gallega a orillas del río Sar

Entre la naturaleza gallega y el ritmo de la ciudad se encuentra el hotel A Quinta da Auga, el único hotel gallego perteneciente a la cadena Relais & Châteaux. Ubicado en una antigua fábrica de papel del siglo XVIII y rodeado por un bosque de robles centenarios, en la actualidad se define como el templo del relax a las afueras de Santiago de Compostela. Uno de los pilares fundamentales de este hotel es la cocina, de ahí que su restaurante Filigrana se centre en ofrecer una experiencia gastronómica de altura a sus huéspedes. Federico López Arcay, su chef, ha sido el encargado de diseñar una carta de temporada que se sustenta en lo mejor del producto de kilómetro cero (carnes gallegas, mariscos y pescados salvajes principalmente) y en el recetario tradicional gallego. De este modo, clásicos como la empanada, el lacón con grelos, el pulpo con cachelos, el bacalao al horno en costra de broa y las filloas rellenas de arroz con leche, no faltan entre sus propuestas.

Foto: Eurostars La Toja

2 / 10

Isla de La Toja: Marisco y aguas termales

Ubicada al levante de la villa de O Grove y unida por un puente decimonónico se encuentra la isla de La Toja también conocida como La Toja Grande de Los Baños de Loujo. En esta pequeña isla, de un kilómetro cuadrado de superficie, se sitúa uno de los hoteles referentes en aguas medicinales y fangos termales: el Eurostars Gran Hotel La Toja 5*, un edificio con más de un siglo de historia, ubicado en el privilegiado entorno natural de la Ría de Arousa, que transporta al pasado con tan sólo cruzar su puerta. Su gastronomía, marcada por la tierra en la que se haya, se centra en el producto del mar y se puede degustar en cualquiera de sus dos restaurantes. Otro de esos indispensables en términos gastronómicos es A Casa Do Marqués, localizado a tan sólo unos metros del balneario. Se trata de un restaurante de cocina gallega tradicional en el que no faltan las vieiras, el pulpo a la gallega, los calamares ni el arroz con marisco. Y, para cerrar la experiencia, desde el hotel facilitan visitas en barco a bateas de mejillones y ostras, situadas en la Ría de Arousa, con degustación.

Foto: Quinta de San Amaro

3 / 10

Pontevedra desde un hórreo con vistas

Entre los viñedos del Valle del Salnés se encuentra el hotel Quinta de San Amaro, un hotel lleno de encanto, perteneciente a la prestigiosa cadena Rusticae, que destaca porque todos sus rincones: el porche, la pradera, la pérgola o el hórreo, convertido en un espacio de descanso para todos los clientes del hotel, están conectados con el entorno. Y es que, formado por tres edificios de piedra y algunos de nueva construcción, recrea un ambiente classic-nouveau que combina los elementos tradicionales de la Galicia noble y la decoración contemporánea actual. Su gastronomía se centra en la cocina tradicional gallega actualizada y en los pescados de temporada. Además, en sus packs de viaje, ofrecen la posibilidad de visitar la bodega Mar de Frades, en Pontevedra, y hacer una excursión con las mariscadoras de Cambados.

Foto: Casa da Calçada

4 / 10

Amarante después de Napoleón

Adentrándose en el norte de Portugal, en el barrio histórico de la pintoresca ciudad de Amarante se encuentra Casa da Calçada. Un edificio construido durante el siglo XVI que terminó por convertirse en uno de los palacios del Conde de Redondo. Durante la conquista de Napoleón esta casa jugó un papel importante en la defensa de Amarante, siendo el principal cuartel para los comandantes aliados, portugueses y aliados. A día de hoy, Casa da Calçada alberga en su interior el restaurante Largo do Paço, con una estrella Michelin. Aquí Tiago Bonito ofrece una propuesta basada en la cocina regional lusa marcada por los sabores mediterráneos y maridada con los caldos de Vinho Verde que producen en sus bodegas.

Foto: Vincci Porto

5 / 10

Oporto: de lonja a hotel

La antigua lonja de pescado de la ciudad, conocida popularmente como Bolsa do Pescado, es ahora un hotel de cuatro estrellas: Vincci Porto. Este edificio, construido en 1930 por el reconocido arquitecto Januário Godinho y declarado de Interés Público en 1977, se trata de uno de los inmuebles más notables de la arquitectura industrial moderna de Oporto. Su oferta gastronómica se afianza en su azotea Douro Sky Lounge con una carta llena de productos de la zona y cocina tradicional con toque de autor.

Foto: Rusticae

6 / 10

Coímbra a la hora del vino

Sapientia Boutique Hotel presume de ser el único hotel ubicado en el corazón de la Universidad de Coímbra, declarada Patrimonio de la Humanidad en 2013. Se trata de un conjunto de tres edificios reconstruidos y conectados entre sí que datan de los siglos XVIII y XIX. El hotel está localizado en la parte alta de la colina y permite disfrutar de unas magníficas vistas a la ciudad y al río Mondego. En cuanto a su gastronomía, el desayuno es uno de sus puntos fuertes hecho a base de productos frescos y genuinos de la región y su Tapas Wine Bar, ofrece un menú simple con tapas de diseño de producto portugués. En lo que respecta a los caldos, cuando la campana de la histórica Torre de la Universidad toca las seis de la tarde, comienza la Hora del Vino. En ese momento, se le ofrece a todos los huéspedes una copa de vino de la marca registrada “Antonino Vidal”, en homenaje a la memoria del que fuera profesor de la Universidad de Coimbra en el siglo XIX.

Foto: Rusticae

7 / 10

Avis: modernidad integrada

Localizado en uno de los brazos del embalse de Maranhão y con vistas a la histórica villa de Avis, se encuentra el hotel Heredade da Cortesía. Es el espacio perfecto para los amantes de los deportes náuticos, el senderismo y para todo aquel que quiera descansar en un espacio de belleza extrema. Aunque no es un edificio con años de historia, a diferencia de los otros, su arquitectura de vanguardia respeta por encima de todo la política medioambiental sobre energía sostenible. De ahí que tenga un hueco en este reportaje. Su gastronomía, al igual que su estilo arquitectónico, va más allá. Por eso, en su restaurante 180 se sirven platos que innovan en la cocina regional manteniendo el viejo sabor de la tradición y la cultura de la tierra.

Foto: Fontecruz Lisboa

8 / 10

Lisboa de autor

Parada en Lisboa, en plena 'Milla de Oro' lisboeta. Concretamente en la Avenida de la Liberdade, donde se encuentra un pequeño hotel boutique de cinco estrellas que es el único adscrito a la marca de lujo Autograph Collection de Marriot en Portugal. Es el Fontecruz Lisboa y está ubicado en un edificio histórico, originariamente de tres pisos, cubierto de los míticos azulejos lusitanos. La cocina es uno de sus pilares más importantes hasta el punto de que sus desayunos, disponibles para clientes no alojados, se han convertido en un auténtico reclamo para todo el que se encuentra cerca. Así como su restaurante Bristôa en el que se sirve cocina portuguesa con sello de autor a cargo del chef Rui Borges.

Foto: Fortaleza do Guincho

9 / 10

De Francia a Cascais

Muy cerca de Lisboa, en Cascais, se halla el hotel Fortaleza do Guincho que este año celebra su XX aniversario. Su edificio, de construcción protegida por Patrimonio, es una fortaleza militar del siglo XVII con vistas al océano Atlántico localizado junto al faro del Cabo de la Roca, en el punto más occidental del continente europeo. Desde su apertura en 1998, su restaurante ha sido un referente de la alta cocina portuguesa por llevar al país las tendencias culinarias de otras partes del mundo sirviendo, además, de escuela de algunos de los mejores chefs del país vecino. De hecho, ha mantenido la estrella Michelin de manera ininterrumpida desde que en 2001 la ganó con el chef Marc Le Oudec. La cocina de aquellos años, clásica y de corte afrancesado, fue evolucionando hacia una mirada más local y hacia las raíces de la gastronomía tradicional y la despensa lusa. A día de hoy, ofrecen una propuesta culinaria sostenible y de kilómetro cero a la vez que creativa e innovadora.

Foto: Bela Vista

10 / 10

Portimão 100% Atlántico

Frente al océano Atlántico se encuentra situado en una casa familiar del 1918 el hotel Bela Vista de Relais & Châteaux. Un pequeño establecimiento boutique con una ubicación privilegiada en la Praia da Rocha de Portimão. Su interior es de madera, con mosaicos de azulejos portugueses en las paredes, objetos de época y pinceladas del interiorismo más actual. En lo gastronómico, Bela Vista cuenta con tres espacios distintos: un pool bar, en la piscina exterior del hotel; un warm and welcome bar, ubicado en el palacete familiar; y el restaurante Vista frente a la playa. Es en este último en donde se puede disfrutar de la cocina de Joao Oliveira, con estrella Michelin, y de su propuesta creativa con dos de sus menús degustación: “Mar y Sostenibilidad” y “Vanguardia”. Dos experiencias armonizadas por un maridaje flexible a cargo de Tiago Pereira en los que se apuesta por vinos portugueses atendiendo al sabor de cada plato y a las preferencias del comensal. 

Portimão 100% Atlántico

De Santiago de Compostela a Portimão en diez hoteles gastronómicos

Compártelo