microguía gastro

Vic a la mesa: la ruta perfecta para comerse la ciudad

Desde un tapeo en un local transgresor hasta una merienda con dulce histórico para descubrir esta localidad catalana.

El patrimonio gastronómico de Vic es una sorpresa continua para el paladar. Dulces propios, embutido con protección IGP, locales centenarios y mercados llenos de vida y de productos próximos y locales, como la cebolla dulce vicense. La capital de la comarca de Osona es una mezcla de alta cocina, opciones atrevidas y tradición, todo bien aliñado con un entorno histórico que ensalza la experiencia e invita a seguir probando la gastronomía de la región.

1 /4
canjubany-hotspot-cuina-7-jpg. Alta cocina vicense

Can Jubany

1 / 4

Alta cocina vicense

Tres soles Repsol y una estrella Michelin avalan a Nandu Jubany en este restaurante situado a diez minutos del centro de Vic y considerado como uno de los mejores de Europa según el ranking gastronómico OAD. Una antigua masía es el espacio que Jubany escogió para mostrar su cocina, donde el recetario catalán está muy presente, con un huerto propio para su uso en los fogones y siempre con el punto de mira en la gastronomía vanguardista.

Además de conseguir el Premio Gourmet Fuera de serie en 2021, el restaurante ha sido elegido por los usuarios de The Fork como el mejor restaurante de España. El estilo rústico, pero a la vez moderno y sencillo de la sala enaltece, al igual que las vistas del campo a través de sus ventanas, los diferentes menús que se pueden degustar, como Un paseo por Cataluña, La gran comida de Can Jubany o pedir a la carta platos como su versión del bacalao a la catalana o su trufa a la Papillot con puré de patata y tocino.

CAN JUBANY
Ctra. de Sant Hilari, s/n, 08506 Calldetenes, España

CalaTeresona 45. Embutido como sello de identidad

ca la Teresona

2 / 4

Embutido como sello de identidad

Seis generaciones de charcuteros han pasado por Ca la Teresona, un establecimiento histórico del casco antiguo de Vic que funciona desde 1837 y donde siguen elaborándose los productos con las mismas fórmulas y recetas familiares. Artesanía y tradición son los sellos de este local, que abrió hace unos años, en su segunda planta, un restaurante donde degustar alguna de las delicias que venden a pie de calle, como canelones crujientes rellenos de nata con un toque de chocolate o un tradicional pero sabroso surtido de embutidos propios.

Vic es un referente de los embutidos en el territorio, pero la estrella es la longaniza, con su propia IGP, y con una historia que se remonta a hace casi seis siglos. Además de tener bodega propia y dos salas privadas para celebraciones y acontecimientos, ofrecen una actividad en su obrador para experimentar el embutido en todas sus etapas: elaboración, etiquetado y curado, que podrá verse a través de la “fuetcam” mientras se espera para recogerlo en tan solo unos días.

CA LA TERESONA
Calle Argenters, 4, 08500 Vic, España

El Gravat Vic

El Gravat

3 / 4

Un delicioso caos gastronómico

El Gravat de Vic es un bar, es un restaurante, es una coctelería y también un escenario. A los mandos de este conocido local del centro de la ciudad se encuentra Oriol Sala. Su cocina, libre y artística, está marcada por una trayectoria con cocineros como Xavi Codina o Ferran Adrià, pero también de su concepto de cocina, con mucho producto local y una interesante mezcla con la gastronomía japonesa.

Con sus luces de neón, la música (o fútbol) de fondo y el ambiente de tapeo, El Gravat puede ofrecer algo diferente cada vez que se entra por la puerta: un concierto, una exposición o algún acto cultural local. Las versiones informales de grandes platos de la alta cocina están a la orden del día, y la comida está hecha con calma, un tapeo relajado en un espacio muy conocido en el ambiente gastronómico de Vic y que pronto se trasladará, con un nuevo concepto, al espacio del actual restaurante El Bistrot de Cal’U con el nombre El Bart.

EL GRAVAT
Carrer de Sant Miquel dels Sants, 19, 08500 Vic, España

Sant Miquel - Establiment (2). Horno San Miquel

PaVic

4 / 4

Dulces centenarios

A finales de octubre del 1913 abrió sus puertas por primera vez en la histórica Plaza mayor de Vic el Forn de Sant Miquel, un horno a cargo de M.Barnich, más tarde de la familia Altamira y finalmente, en manos de la familia Codina desde 1943. A pesar de tener que bajar la persiana en 2014 y venderlo a una empresa panadera, el local ha mantenido la misma esencia que hasta entonces, con su horno de leña tradicional y su decoración, reflejo de su historia.

El rótulo, las vitrinas que flanquean la entrada, la imagen de San Miguel, el logotipo del horno con las iniciales de Rafael Codina y las barras de la bandera catalana siguen en el mismo lugar de siempre, y lo más importante, también sus dulces son los mismos, como por ejemplo los tradicionales roscones de crema cocida o el típico pà de pessic (pan de pellizco), un producto muy conocido en la ciudad. El cargo de alcalde que ostentaba Jacint Codina, último de la familia en llevar el local, hizo de este un lugar de paso de personalidades que tuvieron parte en su prestigio.

FORN SANT MIQUEL
Plaça Major, 13, 08500 Vic, España

PHOTO-2022-03-21-13-05-44