Más que un destilado

El whisky más antiguo jamás embotellado

Sólo hay 600 unidades en el mundo y lo firma The Macallan. Esta es su historia.

Hace prácticamente 200 años Alexander Reid se decidió a fundar en Escocia, en una finca de 196 hectáreas sobre el río Spey, una de las primeras destilerías del país con licencia legal. Él, profesor de escuela y agricultor, utilizaba -como otros muchos- los excedentes de cebada para elaborar whisky en su granja durante los meses invernales.

1 / 7
Distinción en la destilación

Foto © The Macallan

1 / 7

La pasión por el producto

El esfuerzo, la dedicación y la apuesta por el producto de la tierra sumada a una continua obsesión por la búsqueda de la calidad, dio lugar al comienzo de una historia que ha tenido como campo base el corazón de Easter Elchies House. Y es que desde sus comienzos en 1824, The Macallan se ha convertido en el single malt internacional por excelencia. Y, lo que es más, por su esencia y valores ha terminado encabezando las listas de los principales mercados consumidores del destilado escocés: Estados Unidos, Taiwán y Japón.

Exclusividad absoluta

Foto © The Macallan

2 / 7

Exclusividad septuagenaria

Y es allí, en su antigua fábrica, donde comenzó el resurgir del whisky más antiguo del mundo. Pero ha sido 72 años después, cuando The Macallan “Genesis 72 YO”, la edición más antigua de la marca, ha visto la luz en un lugar nada tiene que ver con sus inicios: su nueva destilería. Allí, en un paseo por sus instalaciones, se puede conocer y entender la historia de este espirituoso cuyo proceso de maduración comienza durante la época de prosperidad surgida tras la Segunda Guerra Mundial.

The Macallan Distillery

Foto © The Macallan

3 / 7

Distinción en la destilación

Fue a principios de junio de 2018 cuando la nueva destilería de The Macallan y su centro de visitantes abrió sus puertas de nuevo al público. Un espacio en el que el diseño, la vanguardia, la historia y la fuerza de la naturaleza se fusionaban en un todo para dar lugar a una creación en la que cada pieza concuerda.

Naturaleza integrada

Foto © The Macallan

4 / 7

Naturaleza integrada

El nuevo hogar que acoge a The Macallan, es la primera destilería en Speyside -la denominación que acogen los whiskies producidos en la región de Strathspey- diseñada por un arquitecto internacional, Rogers Stirk Harbour + Partners. Su creación dio lugar a una impactante pieza de arquitectura contemporánea perfectamente integrada sobre las laderas del paisaje. Su intención fue la de representar las antiguas colinas escocesas, maximizando la estética del edificio a la vez que minimizaba el impacto visual sobre el paisaje de Sepyside, calificado como “Área de Gran Valor Paisajístico”.

Destilería The Macallan

Foto © The Macallan

5 / 7

Una nueva visión de futuro

El nuevo capítulo de esta destilería, con la que The Macallan tiene previsto aumentar en un tercio su producción, ha necesitado de una inversión de 140 millones de euros y de 400 personas especializadas en más de 20 campos diferentes de la construcción. De hecho, mucho de ese personal ha sido necesario para una de las partes más importantes: la creación de la estructura ondulada del techo, por considerarse una de las creaciones más complicadas del mundo, al estar compuesta por más de 380.000 elementos individuales. Además, con esa visión de futuro y teniendo en cuenta la estética del edificio y el valor que para ellos supone la naturaleza, en su interior trabajan con un 95% de energía provenientes de fuentes renovables.

De España a Speyside

Foto © The Macallan

6 / 7

De España a Speyside

La importancia de España dentro del mundo de esta destilería es tal que se podría decir que, sin el trabajo que se hace en nuestro país, The Macallan no sería The Macallan. Y es que es en el norte de España donde se seleccionan los mejores robles europeos de crecimiento lento. Unos árboles que son enviados a la tonelerías de Jerez de la Frontera para terminar convirtiéndolos en las barricas que almacenan el jerez durante dos años. Una vez hecho esto son enviados de viaje hacia el norte de Escocia donde terminarán por almacenar uno de los destilados más exclusivos de The Macallan.

La exclusividad en una botella

Foto © The Macallan

7 / 7

El ingrediente más importante: el tiempo

A lo largo de todo este tiempo, guardado en barricas de vino de Jérez, el whisky ha ido adquiriendo ciertos matices de color que sugieren que no es un single malt al uso. Y es que, entre su sabor, destacan las pinceladas a roble fuerte y dulce -por las cubas que lo han albergado- y un cierto toque ahumado que da forma a un sabor que comenzó a crearse en tiempos pasados. Una historia que comienza por casualidad y que ha dado lugar a una edición limitada de 600 unidades conservadas en un decantador de vidrio de Lalique y guardadas en un estuche de madera tallado a mano. De todas ellas, dos están en España. ¿Su precio? 60.000€ por botella.

The Macallan Distillery

El whisky más antiguo jamás embotellado

Compártelo