Pedaladas urbanas

Las 10 ciudades españolas más 'bike-friendly'

O lo que es lo mismo, aquellas que cuentan con una mayor densidad de km de carriles bici por habitante

Con motivo del día internacional de la bicicleta, el portal de alquiler vacacional Holidu ha realizado un informe para saber cuál de las 38 urbes más grandes del país cuentan con una mejor infraestructura para ir a todos los sitios andando. En definitiva, las ciudades que mejor están preparadas para el futuro y que más y mejor apuestan por una movilidad y un turismo responsable, activo y, también, diferente. Sus criterios han sido claros: han dividido los kilómetros de carril bici entre el número de habitantes para sacar un ratio que, aunque no coloca a ninguna localidad dentro del olimpo europeo (que lidera Helsinki con 2,05 metros por ciudadano), sí que demuestra que este medio de transporte ha llegado para quedarse. 

1 / 10
En el #10: Valladolid

Foto: iStock

1 / 10

En el #10: Valladolid

La gran metrópolis Castellano y leonesa cuenta con 0,26 metros de carril bici por habitante. Es decir, que cuenta con 78 kilómetros en total, la mayoría situados en las grandes avenidas de los barrios más modernos, que permiten pedalear en entornos tan curiosos como las orillas del Pisuerga o la ribera del Canal del Duero. Eso sí, la orografía de la ciudad y los espacios verdes que la rodean hace presagiar que dentro de poco estará más arriba en este ránking.

En el #9: Lleida

Foto: iStock

2 / 10

En el #9: Lleida

Con 37 kilómetros de vías para ciclistas (es decir, 0,27 metros por habitante), Lleida se sitúa en el noveno puesto gracias a una red de carriles que flanquean las grandes calles de la ciudad y que comunican sus barrios con diferentes áreas naturales como el Parc de la Mitjana en el noreste de sus límites. Eso sí, tiene deberes pendientes, como el de hacer realidad todos los carriles que hay en proyecto.

En #8: San Sebastián

Foto: iStock

3 / 10

En #8: San Sebastián

La capital guipuzcoana es una de las urbes más bicicleteras de España. No en vano, es la única que acoge una clásica ciclista de la máxima categoría y es cuna de algunos de los grandes txirrindularis que ha dado este deporte. Pero más allá de los mitos, esta ciudad puede presumir de tener 56 kilómetros de carriles bici (0,30 por donostiarra) pero, por encima de todo, de contar con una de las vías más bonitas del país ya que permite disfrutar de todo sus encantos costeros. Es decir, que recorre desde la playa de Ondarreta hasta la de Zurriola a través de iconos como el Kursaal, el arenal de la Concha o el famoso Peine de los vientos de Chillida.

En el #7: Murcia

Foto: iStock

4 / 10

En el #7: Murcia

Los 0,32 metros de carril bici por habitante de Murcia vienen a demostrar que esta ciudad es mucho más moderna que lo que muchos creen. Como muestra, sus parkings para bicis llenos de street art o las numerosas calles que se han adaptado para contar con un espacio para pedalear. A esta ventaja hay que sumarle su benigna orografía y los numerosos recorridos que salen de esta capital hasta otros rincones como la Vía Verde del Nordeste que llega hasta Caravaca de la Cruz.

En el #6: Burgos

Foto: iStock

5 / 10

En el #6: Burgos

Los 0,34 metros por habitante de esta ciudad demuestran que aquí no hay frío que valga: en Burgos gusta la bici. Sus 60 kilómetros de carriles bici dan fe de ello, pero también su pasión por este deporte (tiene su propia vuelta a la provincia profesional) y su red de alquiler municipal de bicicletas BiciBur. Una forma curiosa de conocerla es seguir el recorrido que hacen los peregrinos cuando cruzan por el centro de la ciudad camino a Santiago. No convalida con la Compostela, pero merece la pena.

En el #5: Alicante

Foto: iStock

6 / 10

En el #5: Alicante

Que esta vista desde las alturas no engañe a nadie: Alicante es una ciudad muy plana. De ahí que cuente con muchos carriles bici y pocas excusas para moverse por ella a golpe de pedal. En total, 133 Km (0,40m por alicantino) que permiten circular por el centro e ir del puerto a las diferentes playas con espíritu veraniego y hasta rural. Rutas que, además, se alargan fuera de los límites de esta urbe, llegando a otras localidades costeras y montañosas.

En el #4: Córdoba

Foto: iStock

7 / 10

En el #4: Córdoba

El aliciente, de algún modo, de pedalear por Córdoba es el de conquistar con la bicicleta lugares mágicos como su famoso puente romano (en la imagen). Pero este monumento es solo el colofón de más de 133 km de carril bici (0,41 m por habitante) que permiten disfrutar de la ciudad y de su maravillosa meteorología desde un punto de vista único. Y es que la amplia red con la que cuenta la capital omeya permite hacer decenas de itinerarios y conectar su puerta de entrada por excelencia, la estación de AVE, con los principales monumentos.

En el #3: Castellón de la Plana

Foto: iStock

8 / 10

En el #3: Castellón de la Plana

Su cercanía al mar y su orografía plana (como su nombre indica) ha permitido que esta urbe valenciana se haya convertido en un paraíso bicicletero. Su sistema de alquiler municipal BiCas esla punta del iceberg de una pasión que, sobre todo, se traduce en carriles bici (0,51 metros por habitante) que se llegan hasta la playa y se conectan, a su vez, con otras vías con las que ir conquistando todo el litoral.

En el #2: Vitoria

Foto: iStock

9 / 10

En el #2: Vitoria

La urbe alavesa lleva años siendo ejemplo de eco-movilidad. No en vano, fue la capital verde europea en 2012, un hito con el que se reconocía su apuesta por llenar cada barrio de parques y arboledas y de por apostar por una movilidad más sostenible. Eso sí, su joya de la corona es el anillo verde que rodea la ciudad y que permite circunvalarla entre estanques, senderos y bosques. Por ella transcurren parte de los 145 km de carriles bici que la aúpan a este segundo lugar, con 0,59 metros por habitante y con un dato asombroso: cualquier punto de esta localidad está a menos de 250 metros de una de estas vías.

Y en el #1: ¡Albacete!

Foto: iStock

10 / 10

Y en el #1: ¡Albacete!

La inesperada ganadora de este ranking no solo sorprende por se insospechada, sino por su aplastante victoria con 1,1 metro por habitante (190 km en total). ¿Las causas? Una apuesta por la innovación y, por supuesto, una orografía que permite moverse sin apenas tener que hacer esfuerzos de un lado a otro de la nueva York manchega.

Bici

Las 10 ciudades españolas más 'bike-friendly'

Compártelo