No country for Ikea men

En casa del Duque

Abre por primera vez sus puertas en Madrid el palacio de Liria que alberga la mejor pinacoteca histórica de España.

Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, XIX duque de Alba y nueve veces grande de España, se dispone a abrir las puertas del palacio de Liria por primera vez en la larga historia del edificio el próximo 19 de septiembre y con ello está a punto de revolucionar la agenda cultural de Madrid este otoño. La propuesta es una inmersión total en la intimidad de la familia como jamás lo hicieron las portadas de la prensa del corazón.

 

Ya no basta el papel couché de las revistas cuando el visitante podrá transitar por los salones y estancias del palacio de Liria, una de las residencias privadas más importantes de Madrid, a la vez que disfruta de la mejor pinacoteca privada de España con cantidad de goyas, tizianos, velázquez, zurbaranes y rubens.... Algo así como un Museo del Prado, pero en pequeñas dimensiones y con salones atiborrados de decoración que son la antítesis del método del orden de Marie Kondo.

1 / 4
Jardines Principales 8- ampliada

Foto: Fundación Casa de Alba

1 / 4

Esta casa no es una ruina

El palacio de Liria fue construido entre 1767 y 1785, por orden del III duque de Berwick y de Liria, don Jacobo Fitz-James Stuart y Ventura Colón. Debe ser uno de los primeros casos documentados de despido de arquitecto por incumplimineto de contrato, ya que el arquitecto Ventura Rodríguez (1717-1785) tuvo que tomar las riendas del proyecto cuando Louis Guilbert no cumplió con las expectativas iniciales de sus nobles clientes. Rodríguez acabó por diseñar un edificio de estilo neoclásico, de planta rectangular, alargado y compacto en su interior. Más problemas: en noviembre de 1936, un incendio destruyó el interior del palacio. Aunque por suerte, se pudo salvar la mayor parte de la colección. La posterior reconstrucción del edificio corrió a cargo del duque Jacobo y fue terminada por los XVIII Duques, doña Cayetana Fitz-James Stuart y don Luis Martínez de Irujo.

Escalera principal 11

Foto: Fundación Casa de Alba

2 / 4

Un master en diseño de espacios aristocráticos

Tras su larga historia, ahora el palacio comienza una nueva andadura como espacio museístico que incluye por primera vez también el acceso a la Biblioteca. Como Bien de Interés Cultural, y según lo dictado por la Ley de Patrimonio Histórico de España, hasta ahora el edificio solo se podía visitar en cuentagotas por un pequeño grupo de conocedores del secreto, que accedían únicamente los viernes de 10 h. a 12 h. Eso sí, sin pasar previamente por la caja.

Salón Goya 3

Foto: Fundación Casa de Alba

3 / 4

Un salón para Goya

Como espacio museístico, el palacio podrá ser visitado por 250 personas al día que  tendrán la oportunidad de descubrir una de las pinacotecas artísticas más sorprendentes de la historia de España, fruto de seis siglos de historia, mecenazgo y coleccionismo por parte de la Casa de Alba. Las visitas se realizarán en grupos de 20 personas y durarán poco más de una hora. La entrada general es de 14 euros e incluye una audioguía con la información necesaria.

 
Comedor 2

Foto: Fundación Casa de Alba

4 / 4

Reducción de Museo del Prado

Entre las obras pictóricas más destacadas, el palacio de Liria alberga los retratos de Francisco de Goya a la XIII Duquesa de Alba y a la Marquesa de Lazán, los del gran duque de Alba a cargo de Tiziano y Rubens, el de Felipe IV por Rubens o el de la infanta Margarita, de Velázquez, además de otros importantes lienzos como el Cristo de El Greco o los paisajes de Van Ruysdael, las escenas campesinas de Teniers o las marinas de autores como David Teniers, Van de Velde o Jan Brueghel de Velours. El dato curioso es que los salones visitados se diseñaron específicamente para mostrar la colección, nunca se habitaron. El Duque ocupa otra planta privada del palacio.

Salón Goya 3

En casa del Duque

Compártelo