Hoteles con historia

Así es el primer hotel en abrir en La Concha en más de un siglo

Villa Favorita revive la atmósfera aristocrática de finales del siglo XIX en San Sebastián.

Por lo menos una vez en la vida habría que despertarse con vistas a la Bahía de La Concha, en San Sebastián. Si no figura en una de esas listas de cosas que hacer, debería. Y en mayúsculas. Un capricho caro, eso sí, porque se trata de una de las zonas más exclusivas del país donde los pisos se cotizan en millones de euros y escasean los hoteles. Ahora, la última villa de este histórico paseo frente a la playa se ha convertido en Villa Favorita que, abierto hace apenas un mes, es ya el hotel más deseado de la ciudad. Y es que lo de “una habitación con vistas” adquiere aquí una nueva dimensión.

 

Fue la reina María Cristina la que a finales del siglo XIX puso de moda San Sebastián y los baños en la playa de La Concha. La corte se traslada cada verano a la ciudad así que en los alrededores del palacio de Miramar -mandado construir por la reina y donde ella pasa sus veranos desde 1893- comienzan a florecer villas de estilo afrancesado para acoger a los nuevos e ilustres huéspedes.

Villa-Favorita-Historia

La corte de la reina María Cristina comenzó a veranear en San Sebastián a finales del S. XIX

Foto: Villa Favorita

Aquel frontal de La Concha repleto de villas unifamiliares fue desapareciendo con los años. En su lugar, edificios de mayor altura van configurando poco a poco el paseo de la actualidad. Sólo quedaba una, la última villa. Edificada en 1890 y posteriormente ampliada en altura, el proyecto de reforma ha mantenido la fachada original de tres plantas, con acceso directo al Paseo de La Concha a través de unas preciosas escaleras.

2020T 15229

El primer hotel en La Concha en más de un siglo

El interior se ha vaciado y construido de nuevo para dar forma a este hotel boutique con 23 habitaciones. Las más asequibles con vistas a la ciudad, la mayoría orientadas hacia el mar, tanto en la zona clásica de la villa original como en las nuevas plantas en las que las ventanas panorámicas dejan claro que aquí el auténtico lujo son las vistas, no las estrellas.

2020T 15229

Las vistas a la popular playa de La Concha son un valor añadido.

Foto: Villa Favorita

La suite La Favorita, con un precioso salón y mirador sobre La Concha, y en el piso más alto, una habitación y una suite dúplex, ambas con terraza, suben aún más el listón del lugar. De nuevo esa idea del lujo que no se mide en dorados o mármoles, sino en darse un baño en La Concha antes de desayunar en la terraza de la habitación.

Y es que ahora mismo un hotel nuevo en Donosti no es noticia. En la ciudad se han abierto últimamente muchos para dar respuesta a un turismo creciente y a una oferta hotelera que siempre ha sido algo limitada.

Es verdad que la situación creada por la pandemia hace que suena muy extraño hablar ahora de estas cosas. Pero lo cierto es que, según sus responsables, Villa Favorita ha estado a más del 90% de ocupación estas semanas de agosto.

2020T 13364

Confort asegurado y aires aristocráticos para el Villa Favorita.

Foto: Villa Favorita

Así que la noticia no es un nuevo hotel, sino uno frente a La Concha. Algo que hasta ahora sólo ofrecían el Niza, abierto en 1908 y el cercano y conocido hotel de Londres e Inglaterra, que recientemente cumplía 100 años y cuyos propietarios, por cierto, son los mismos que los de este Villa Favorita. Efectivamente, hacía más de un siglo que La Concha no estrenaba hotel.

Una estrella frente al mar

No es la única exclusiva que trae consigo Villa Favorita. Y es que el restaurante Amelia del chef Paulo Airaudo se ha trasladado a los bajos del hotel convirtiéndose así en el único Estrella Michelin de la ciudad -una de las que más Estrellas concentra en el mundo- en el Paseo de La Concha.

Si a la ecuación se le suma que el chef argentino es el único de fuera con esta distinción en un lugar donde la gastronomía es poco menos que una religión y es cuna de los grandes cocineros vasos (Arzak, Subijana, Berasategui…) la mezcla es tan explosiva como sugerente.

2020T 13597

Diseño para disfrutar de la mejor gastronomía de la ciudad.

Foto: Villa Favorita

Él, por cierto, ya está pensando en la segunda Estrella. Y la verdad es que parece algo tan lógico como viable tras conocer el nuevo espacio y los platos del menú degustación de más de una docena de pases que se sirve en el renovado restaurante.

Una espectacular cocina vista preside el espacio, junto a una barra de madera con espacio para doce comensales, además de tres mesas más para grupos de seis y ocho clientes. Decoración sobria y elegante, pero con un punto informal que facilita el acercamiento y rompe esa barrera que a veces marca la alta cocina.

Platos como el chicharro con hinojo y kombu, el arroz caldoso con bogavante y chistorra o una grasa de chuleta servida con pan de patata son sólo una pista del trabajo de un chef con unas ideas muy claras y que lleva ya tiempo demostrando que no le tiene ningún miedo a una plaza gastronómica tan difícil como San Sebastián.

OSK01866

El chef Paulo Airaudo ha escogido los bajos del Villa Favorita como espacio gastronómico con vistas.

Foto: Villa Favorita

Con restaurantes también en Londres (Da Terra, con una Estrella) y Hong Kong, las claves de su cocina -producto local y de temporada como protagonista, pero con guiños, técnicas e ingredientes de otros lugares del mundo- parecen lucir más nítidas y libres en el renovado restaurante.

En sus manos y las del equipo está también toda la oferta gastronómica de Villa Favorita, tanto el room service como el bar y la coqueta terraza que se asoma al Paseo de La Concha, y donde cada mañana se sirve el desayuno.

Un hotel singular -así se presenta- en un lugar único y que llega en un verano también muy diferente. Sin grandes viajes a la vista, tal vez este sea éste el mejor momento de darse el capricho de dormir escuchando las olas sobre la playa de La Concha y despertar frente a la isla de Santa Clara.

Compártelo