Hosanna en las alturas

Brasil ya tiene un Cristo más grande que el de Río de Janeiro

Ubicado en Encantado (Rio Grande do Sul) el nuevo Cristo Protector se convierte en la tercera estatua de Jesús más alta del mundo.

cristo-encantaco-sunset

Foto: Konce Comunicación

cristo-encantaco-sunset

Los poco más de veinte mil habitantes de Encantado nunca habrían imaginado que se convertirían en un hito mundial. Y es que con la finalización de la construcción del Cristo Protector, esta localidad otrora anónima ahora es la sede de un nuevo emblema en un país que ya tenía a otro Cristo como icono, en este caso en Río de Janeiro.

La idea de crear el monumento surgió en 2016 cuando el ya fallecido político Adroaldo Conzatti ideó una escultura faraónica que mostrara la devoción cristiana de todo un pueblo. Sin embargo, las obras no comenzaron hasta tres años después bajo el diseño y supervisión del escultor Genesio Gomes Moura y su hijo, Marcos Moura. Una tarea que no finalizó hasta abril de 2022, cambiando para siempre la estampa montañosa de este paraje situado a ocho kilómetros de Encantado.

Una de las características más notables de esta creación está en la apertura en forma de corazón del pecho del monumento. Este mirador acristalado será accesible a través de un ascensor, con vistas panorámicas para todo el Valle de Taquari.

Pero este balcón 360º no es la única novedad para visitante. De cara al primer semetres de 2023 está prevista la apertura de un complejo turístico con restaurantes, tiendas y una capilla para los más fieles. Eso sí, pese a que este resort de la fe no está finalizado, ya ha atraído a viajeros de 21 países diferentes.

cristo-encantado
Foto: Facebook Cristo Protetor

Un 'crowdfunding' monumental

La población de Encantado, mayoritariamente católica, fue la impulsora de la asociación de los amigos del Cristo, una entidad fundad para recaudar los fondos necesarios para la construcción de la nueva postal de 1.700 toneladas cuyo coste estimado asciende a los 400.000 euros. Según el portal oficial del Cristo Protector de Encantado, el objetivo de la estatua es marcar la fuerza de la fe, la devoción y la gratitud de todo un pueblo.Esta no fue la primera vez que los habitantes de la ciudad se unieron para financiar una obra. De hecho, la UCI del hospital de Encantado también fue construida con donaciones.

El resultado de esta iniciativa es la reciente inauguración del tercer monumento católico más alto del mundo y el más alto de América. Los 43 metros que ahora exhibe solo son superados por los gigantescos Jesús Buntu Burake, en Sulawesi (Indonesia) y Cristo Rey, en Swiebodzin (Polonia), que superan los 52 metros de altura con el pedestal.

En Brasil, más que este récord, lo que ha llamado la atención de la opinión pública es el hecho de que supere en cinco metros de altura al Cristo Redentor de Río de Janeiro. De hecho, el alcalde urbe Eduardo Paes, puntualizó que "lo difícil" no es construir una estatua más alta que la de su ciudad, sino tener una vista como la que tiene la 'suya', sobre la icónica Bahía de Guanabara.

"Sin discusión, Río de Janeiro sigue hermoso y el mundo ya lo conoce. Ahora lo que queremos es que todos vengan a conocer el Cristo Protector de Encantado y las bellezas del Valle de Taquari, así como nuestra cultura y nuestra gastronomía" contestó Jonas Calvi, alcade de Encantado. No en vano, el Cristo Protector no mira hacia el Atlántico, sino hacia un mar de montañas verdes y exuberantes en el tranquilo sur de Brasil.