Buenas y bucólicas vibras

Cinco hoteles en Cataluña donde huir del mundanal ruido

El Baix Empordà, el Priorat, el Solsonés, el Ripollés y el Penedés. Cinco comarcas catalanas para cinco hoteles rurales apetecibles y sugerentes para un 'dolce far niente' contemporáneo.

La mejor forma de ensanchar Cataluña, de descubrir sus secretos, es inundarse en esos paisajes en lo que aún no ha llegado el ruido y la ultraconexión. Estos cinco hoteles, cada uno ubicado en diferentes puntos cardinales rurales, son una propuesta perfecta para desconectar mientras se reconecta con el olor a tierra, el sabor sin conservantes y, sobre todo, con uno mismo. 

1 /5
Mas Tapiolas

Foto: Mas Tapiolas

1 / 5

Mas Tapiolas, una masía centenaria en el corazón de la Costa Brava

En una antigua masía catalana de casi 900 años ubicada en la Costa Brava se encuentra el hotel Mas Tapiolas, encajado entre bellos paisajes naturales como el Valle de Solius y el macizo de la Ardenya. Sus paredes de piedra del siglo XIII dan cabida a unas habitaciones de diferentes características dependiendo del gusto o las necesidades de cada cliente, pero las dimensiones y las maravillosas vistas desde sus grandes ventanales son comunes a todas ellas. En cuanto a los productos de cortesía, se incluye una cafetera Nespresso, amenities de la marca Tous y toallas y albornoces disponibles en cada habitación para acceder al Spa. Nadie se aburre en Mas Tapiolas, la oferta de entretenimiento es completa y para todos los gustos: una piscina exterior de 640 metros cuadrados, una pista de pádel en medio de la naturaleza, un gran Spa&Wellness y un cercano Pitch&Putt de 18 hoyos con vistas al Monasterio de Santa María de Solius. La gastronomía también tiene su espacio en este hotel de 4 estrellas, en cuyo restaurante se puede disfrutar de una cocina tradicional catalana innovadora.  

Para leer más

 

Booking.com

TerraDominicata-13 (1)

Foto: Terra Dominicata

2 / 5

Terra Dominicata, hotel y bodega entre las viñas del Priorat

En pleno Parque Natural del Montsant, aislado entre viñedos y olivos se encuentra Terra Dominicata, un lujoso hotel boutique especialmente dirigido a huéspedes adultos, y que dispone de su propia bodega en el Priorat, la reconocida comarca vinícola que cuenta con denominación de origen propia. El hotel ocupa la masía Mas del Tancat, a escaso kilómetro y medio de distancia de la Cartuja de Escaladei, donde vivían los campesinos que trabajaban las tierras propiedad del monasterio. Tras una intensa y muy cuidada rehabilitación del interior del edificio, el hotel dispone de 26 habitaciones entre las que no hay dos iguales, ya que cada una cuenta con elementos en su decoración que les confieren un encanto particular. Tan único y especial como que en una de las junior suite existe un pasaje secreto por el que, recorriendo un túnel bajo tierra, se llega al restaurante del hotel. 

Mater Terrae es el nombre del restaurante a cuyo mando está el chef Fran López (poseedor de estrellas Michelin por sus respectivos restaurantes en Xerta y Barcelona). Cuentan en su carta con casi trescientas referencias de vinos del Priorat y el Montsant, caldos producidos en la comarca. Una de las experiencias más atractivas que se puede disfrutar durante la estancia en el Terra Dominicata son las visitas guiadas a su bodega, que suelen incluir catas. La propiedad incluye 22 hectáreas de viñedos de cultivo ecológico certificado, con las que se elaboran dos vinos de calificación DOQ Priorat: Domus Aquilae y Umbra. La piscina y el Spa Les Oliveres, construido con madera de roble y situado en el exterior entre el bosque de olivos que rodea la masía, rematan una experiencia hotelera diferente y exclusiva.

Para leer más: 

Nueve excursiones para conocer la provincia de Tarragona

  

Booking.com

7829. La Vella Farga

Foto: La Vella Farga

3 / 5

La Vella Farga, desconexión total en medio de la nada

El hotel La Vella Farga ocupa una preciosa masía catalana aislada y ubicada cerca de Lladurs, un pueblo de la comarca leridana del Solsonés. El alojamiento toma su nombre de la pequeña herrería que se hallaba en la masía y en la que se fabricaban las herramientas necesarias para trabajar el campo y las herraduras para los animales. La Vella Farga, que pertenece a la prestigiosa cadena Relaix & Chateau, dispone de 15 habitaciones entre las que se incluyen 3 deluxe y 2 suites, todas ellas diferentes decoradas con piezas de anticuario, muy silenciosas y con vistas a la naturaleza. El establecimiento ofrece una completa carta de tratamientos y terapias naturales que se pueden disfrutar en cabina o al aire libre, con vistas al valle y a los bosques que rodean la casa: subidón sensorial garantizado. La experiencia es completa gracias a una gran piscina exterior y al restaurante del hotel, con carta de autor o itinerario gastronómico incluido.      

Booking.com

maselmir

Foto: Mas El Mir

4 / 5

Mas el Mir, un paraíso en plena naturaleza

En una casa cuyo origen se remonta al año 1336 se encuentra Mas el Mir, un alojamiento rural de gran personalidad. Situado cerca de Ripoll y rodeado de bosques, su encanto reside en su maravilloso entorno y en el hecho de tener tan solo 5 habitaciones, lo que permite una atención al huésped mucho más exclusiva y  cuidada. Cada una de las habitaciones, todas con una estudiada decoración rústica, exhiben nombres inspirados en plantas de la zona: Hisop (hisopo), Civada (avena), Espígol (lavanda)... Las camas visten sábanas de lino natural y en el baño se puede disfrutar de productos de cosmética naturales y orgánicos de la marca Innata Natura. En su restaurante, solo disponible para los huéspedes, ofrecen un menú tradicional e imaginativo al mismo tiempo, que se nutre principalmente de productos de proximidad, entre otros las verduras que cultivan en su propio huerto. El desayuno merece una mención estelar, para empezar el día sin prisas, está disponible hasta las 13 h. Dispuesto sobre un precioso mueble antiguo procedente de una antigua tienda de bicicletas, en él se pueden encontrar huevos ecológicos, mermeladas artesanas, lácteos de vacas y cabras que pastan en los campos cercanos.  

Booking.com

CHALET (6). MontRubí

Foto: MontRubí

5 / 5

Casa Gran 1771, Montrubí: relax y vinos ecológicos

Dormir entre viñedos y desconectar hasta el infinito, todo eso es posible en la comarca del Penedés de la mano de las bodegas MontRubí, situadas en el pequeño pueblo L'Avellà. Además de sus 45 hectáreas de viñas de cultivo ecológico, desde el año 2021 cuentan con la Casa Gran 1771, un coqueto hotel rural de solo diez habitaciones, de las que tres son suites. Todas ellas transmiten una atmósfera acogedora, gracias a la decoración rústica y muy cuidada, en la que predominan la madera y la piedra, por ejemplo en los techos, donde se han conservado las vigas de madera y molduras renacentistas originales. La experiencia enoturística de este alojamiento se complementa perfectamente con su piscina con vistas a los viñedos, un restaurante y un Wine Bar ubicados en el chalet de MontRubí, un edificio declarado patrimonio histórico.    

 

 

 

Booking.com

maselmir