¡Camaras, luces y avión!

Los cinco lugares de Europa nominados a mejor localización audiovisual de 2020

Una ciudad construida en mitad de una caldera volcánica, un campanario que emerge de las profundidades de un lago, un castillo barroco, una majestuosa abadía y la 'ciudad del tabaco’; finalistas a recibir el premio a mejor localización que se entregará durante el festival internacional de la Berlinale.

Desde su invención, la industria cinematográfica ha alimentado la pasión por viajar y recorrer los mismos lugares que los personajes de la gran pantalla. Ahí están la Nueva York de Annie Hall, la Inglaterra de Harry Potter, la Petra de Indiana Jones, el París de Amelié o la Nueva Zelanda de El Señor de los Anillos. Escenarios icónicos que han impulsado el turismo desde hace décadas, aunque sin duda, son las grandes producciones del momento, como Juego de Tronos o Narcos, las que han elevado este fenómeno a la máxima potencia. A principios de 2019, un informe de la consultora TCI Research, aseguraba que más de 80 millones de personas viajaron basándose en las localizaciones de las películas y series de televisión, es decir, el doble de viajeros que hace tan solo seis años. De hecho, es tan popular que hasta ferias de la magnitud de Fitur le dedican espacios exclusivos a lo que hoy ya se conoce como screentourism.

 

Artículo relacionado

Dubrovnik

Tras los pasos de huargos y dragones

Cómo Juego de Tronos ha cambiado los viajes

 

Ahora, la Asociación de Comisiones Cinematográficas Europeas (EUFCN), organiza por cuarto año consecutivo la entrega de premios a la mejor localización cinematográfica del 2020. Cerca de una treintena de aspirantes han participado en esta edición de la que ya solo quedan cinco. De este modo, la ganadora reemplazará a la isla de El Hierro, ganadora en 2019 por el thriller HierroEl premio será entregado el próximo 1 de marzo de 2021 durante la celebración de la Berlinale, el prestigioso festival de cine internacional de Berlín. 

1 / 5
La ciudad de la plata

Foto: Shutterstock

1 / 5

La ciudad de la plata

A Banská Štiavnica se la conoce como la “ciudad de la plata”, y es que durante décadas se extrajeron de ella toneladas de este preciado metal, aunque la plata no fue lo único. Al asentarse sobre una enorme caldera volcánica, minerales como el oro o el plomo emergieron a las capas superficiales, un acontecimiento que le ha hecho ser la ciudad minera más antigua de Eslovaquia. La riqueza natural se transformó en un centro histórico gobernado por grandes edificios góticos, majestuosas construcciones renacentistas, casas burguesas e iglesias bellísimas que le han valido para consagrarse como Patrimonio Mundial, una distinción que lleva consigo desde 1993. Sin embargo, las minas se agotaron a finales del siglo XIX y hoy parece haberse detenido en el tiempo. Entre sus curiosidades, en Banská Štiavnica se encuentra una columna dedicada a la Peste, la enfermedad que diezmó gravemente la población durante el siglo XVIII.

En 2019, la cadena británica BBC junto a Netflix estrenaron Drácula, una miniserie sobre el mítico vampiro que esta vez, recorre las calles de Banská Štiavnica.

El campanario inundado

Foto: iStock

2 / 5

El campanario inundado

Pertenece a Italia, aunque se encuentra a escasos metros de la triple frontera que divide la región de Trentino-Alto Adige con Austria y Suiza. Se trata del lago Resia, protagonista de una de las estampas más evocadoras de esta zona, la del campanario que emerge de sus aguas. Inicialmente, en este lugar habían tres lagos: el lago de San Valentino alla Muta, y los lagos de Curon y Resia, divididos por una estrecha franja de tierra, y varios pueblos que los acompañaban a su alrededor. Todo eso quedo destruido cuando en 1940 se aprobó la creación de una presa. Diez años más tarde, la imagen era esta, la de un único lago que esconde casas y plazas sumergidas, siendo el campanario la única construcción que permanece a flote. 

La localización alpina ha sido nominada gracias a Curon, la serie producida por Netflix que sigue la estela de otros éxitos de la compañía como Dark

La perla de Sajonia

Foto: iStock

3 / 5

La perla de Sajonia

Muy cerca de Dresde, en Alemania, se esconde el palacio de Mortizburg, una joya barroca construida en mitad de un pequeño lago. Este enclave fue el preferido de los reyes sajones, allí se relajaban y se divertían cazando. Como consecuencia, en el siglo XVI se construyó el castillo, que aún hoy recuerda la opulencia y extravagancia de las altas esferas. Un ejemplo son las plumas naturales que recubren las paredes del palacete del faisán, el edificio anexo al principal. Otro ejemplo es el faro de Moritzburg, el único en toda Sajonia y que sirve de ayuda a las pequeñas embarcaciones que surcan el lago.

Es en este lugar peculiar donde aterrizaron los Ángeles de Charlie para regresar a las pantallas.

La abadía de los monjes camaldulenses

Foto: Turismo de Lituania

4 / 5

La abadía de los monjes camaldulenses

Los monjes camaldulenses se aposentaron cerca de la ciudad de Kaunas (Lituania) a mediados del siglo XVII y desde entonces, no han cesado las historias y leyendas alrededor del monasterio. Algunas hablan sobre su construcción, y cuentan que fue porque los bosques cercanos están repletos de demonios y espíritus. Otras historias tratan acerca de la vida de los monjes y especulan diciendo que duermen encerrados en ataúdes de piedra. Sea como fuese, las historias no han conseguido postrarla en el ostracismo, sino todo lo contrario, en parte gracias a su espectacular belleza. Entre otros aspectos, se trata de primera iglesia en toda Europa en utilizar una planta hexagonal y una fachada cóncava, además cuenta con 140 frescos que decoran los interiores y la alberga la torre del reloj más antigua del país eslavo. Durante la era soviética, el monasterio fue utilizado hospital psiquiátrico, archivo nacional e incluso, como campamento turístico, hasta que en 1992, las hermanas de la Congregación de Casimir retomaron el hábito religioso del edificio.

A pesar de su retorno a las actividades eclesiásticas, la abadía también acoge rodajes como la de la miniserie de HBO y Sky, Catalina la Grande, nominada a mejor localización.

shutterstock 540046423. Prilep (Macedonia)

Foto: Shutterstock

5 / 5

Prilep y la estepa macedonia

Prilep destaca por encima de todas las cosas por sus extensas llanuras. La ciudad Macedonia, la segunda más grande de la región de Pelagonia, es una gran estepa. Curiosamente, allí se ubica uno de los centros de producción de tabaco más importantes de toda Europa, incluso existe una variedad bautizado con su nombre. Este hecho le ha valido para que a Prilep se le conozca como la ciudad del tabaco. Más allá de su industria principal, las mezquitas de estilo bizantino, las casas otomanas y el gran bazar ortogonal, la llanura se hace con el paisaje. Un mar de pasto y rocas en el que de vez en cuando surge algún monasterio como el que aparece en la película Willow, nominada a los premios que otorga la EUFCN y que tiene como telón de fondo los problemas de tres mujeres distintas por mantener el control sobre sus propios cuerpos.

La perla de Sajonia

Seguir Viajando

Actualidad

Compártelo