Mallorca, años 30

¿Es este el primer documental turístico de Mallorca?

La Filmoteca Española ha rescatado del olvido una pieza excepcional de la historia del cine.

Nadie tenía noticia de quién había sido María Forteza, pero ahora la Filmoteca Española la ha rescatado del olvido como posiblemente la primera mujer en dirigir una película sonora en España. No sólo eso, también sería el primer documental turístico de Baleares. Su visionado en el canal de Vimeo de la Filmoteca Española (hasta el próximo viernes ocho de mayo) es un verdadero viaje en el tiempo: Mallorca, años 30.

Captura de pantalla 2020-05-05 a las 19.36.04

Foto: Filmoteca Española

Mallorca30

Mallorca: una película pionera

El destino hizo que unos archivos que llegaron donados a la institución en 1982 se digitalizaran justo antes del confinamiento por la covid-19. Cuando los investigadores comenzaron a revisar el material en los discos duros que se llevaron a casa, se encontraron con la sorpresa: en la pantalla tenían un cortometraje sonoro de cerca de ocho minutos titulado escuetamente como Mallorca, fechado con toda probabilidad entre 1932 y 1934. En todo caso, anterior a El gato montés (1935), de Rosario Pi, reconocida hasta ahora como la primera mujer en dirigir una película sonora en España.

Según se lee en la letra cursiva de la explicación que abre a modo de prólogo el documental, éste es “un fervoroso y sencillo homenaje” al maestro Isaac Albéniz, compositor de la pieza Op.202, a través de “pequeños trabajos cinematográficos”. Una voz en off pasa a introducir la acción, que coincide con la secuencia de un transatlántico llegando al puerto de Mallorca.

Le sigue una continuidad de planos encadenados por suaves fundidos acompasados por la obra de Albéniz; primero de la ciudad, para luego recorrer el barrio judío, la Almudaina, entrar en los bellos patios mallorquines, atisbar de lejos el tranvía, la Catedral, ver a los pescadores arribando de faenar, las olas rompiendo en la playa... La cámara de María Forteza sigue con el entorno natural y cierra con un encuadre general y bucólico de la costa de la isla.

Captura de pantalla 2020-05-05 a las 19.36.26

Foto: Filmoteca Española

Es cierto que el documental está rodado en blanco y negro, que las rasgaduras y el polvo flotan en las imágenes -no podría ser de otro modo viniendo de antes de la Guerra Civil-. No habrá espectaculares tomas cenitales desde drones, ni travellings infinitos, ni imágenes en alta definición, ni ninguna otra clase de efecto especial como es habitual en los documentales actuales; pero logra su objetivo: despertar la ensoñación de querer visitar Mallorca.

En todo caso, como explica en la presentación de la pieza Cristina Andreu, presidenta de CIMA, por la estructura narrativa de la pieza, “María Forteza sabía muy bien lo que hacía”. Y sin embargo, desapareció del mapa, no hay rastro de ella en la prensa de la época y nadie puede dar una reseña de su biografía. De nuevo, “ellas” son las grandes olvidadas. Tal vez ahora, con la aparición de esta pieza, los investigadores logren algunas respuestas. La labor detectivesca será ardua, pero vale la pena si así se puede reescribir una nueva página de la historia del cine español en la que las pioneras tengan, por fin, también su espacio.

MALLORCA (María Forteza, c. 1933-34) from Filmoteca Española on Vimeo.

Compártelo