Cuestionario en modo avión

Javier Sierra: "Me fascina que Teruel, la ciudad en la que nací, tenga en su escudo un ovni"

El escritor, que estrena nuevos episodios de ‘Otros mundos: Señales’, busca vida extraterrestre y todo tipo de enigmas siempre que viaja.

Con su última novela, El fuego invisible, ganó el premio Planeta en 2017. Ese mismo año comenzó su programa ‘Otros mundos’ (#0 de Movistar+) que regresa con nuevos episodios el próximo 9 de marzo. Javier Sierra (Teruel, 1971), el único escritor español en el top 10 de los más vendidos en Estados Unidos, es un explorador incansable, una fuente inagotable de anécdotas históricas de cada lugar que visita, vivencias trufadas de detalles que alimentan muchas de las historias más misteriosas, la mayoría de ellas relacionadas con señales de vida de otros mundos.

Sierra-Uno

Foto: Cordon Press

Sierra-Uno

¿Cuál fue aquel viaje más al norte que recordarás siempre?

Nunca olvidaré mi visita al valle de Hessdalen en Noruega, una zona que está muy cerca del Círculo Polar. Pude ver magníficas auroras boreales, aunque lo que más me interesaban eran las luces que desde hace muchos años se observan en ese pequeño entorno. Si quieres ver esas luces tienes que ir entre finales de febrero a comienzos de marzo. Son unas luces que no se sabe de dónde vienen. Hasta varias universidades han colocado cámaras fijas 24 horas al día para grabarlas y aún no han averiguado cuál es el origen geológico. Al estar allí puedes pensar que las luces son como bolas de plasma, por la fricción de las placas tectónicas. También podrían deberse a la electricidad estática, algún tipo de fenómeno atmosférico… Pero a mí me gusta pensar que son ovnis.

¿Algún otro lugar enigmático más al sur?

Al sur me quedo con la Tierra de Fuego en Argentina, en concreto con la parte que conecta más con la Antártida. Hay una historia muy curiosa por la que te apetece visitar esta zona. La región fue cartografiada en 1513 por Piri Reis, un pirata turco que nunca cruzó el Atlántico. La llamada Tierra de la Reina Maud aparecía sin hielos, algo imposible, pues para cartografiar esa zona sin hielo habría que retroceder 9.000 años. El pirata copió esas costas de mapas más antiguos, de antes de su época, algunos sacados de la Biblioteca Imperial de Constantinopla. Este mapa, en el que aparecen los Andes cuando aún no habían sido descubiertos, está considerado como el paradigma del misterio cartográfico. El original, hecho sobre un trozo de piel de gacela, se conserva en el museo Topkapi de Estambul.

¿Si siguiéramos hacía el este, dónde nos llevarías?

Conozco algunos lugares, pero mi asignatura pendiente es el este. Sí recuerdo especialmente un viaje a China en 2006. Hice una pequeña gira por el país porque uno de mis libros, ‘La cena secreta’, fue el primero que se tradujo al chino. Me fascinó Shanghái pero, sobre todo, el yacimiento de los guerreros de terracota en Xian. No solo me impresionó el descubrimiento de esos 800 guerreros de barro del primer emperador chino sino también descubrir que en la misma zona hay varias colinas que, fotografiadas desde el aire, se ven que son cuadradas, artificiales. Son túmulos, pirámides sepultadas bajo toneladas de piedra desde hace 2.000 años esperando a que alguien las desentierre…

¿Alguna asignatura pendiente además del este?

No sé en cuántos países he estado, pero me queda mucho por conocer. Además de Asia también tengo pendiente África. Tengo que regresar e instalarme durante un tiempo en Papúa Nueva Guinea, me parece un universo por descubrir. Por el contrario, América del Sur sí me la conozco muy bien, también Estados Unidos y Canadá. Pero por mucho que recorra estos países, siempre quiero volver porque siempre queda mucho por ver.

Xi-An

La ciudad de Xi'An impresionó al escritor no solo por sus guerreros, también por las colinas que, vistas desde el aire, parecen artificiales. 

Uno de los nuevos episodios de ‘Otros mundos: Señales’ tiene lugar en Roswell, por el famoso OVNI que se estrelló en esa zona finales de los años 40. ¿Dirías que es tu lugar favorito si hablamos del oeste?

Sin duda me quedo con el Far West americano, el oeste de Estados Unidos: Arizona, Nuevo México, Texas… El primer libro que escribí hace 25 años fue un ensayo sobre el tema: ‘Roswell: secreto de Estado’. También mi primera novela, ‘La dama azul’ (1998), en la que cuento la extraña historia de una monja de clausura española, sor María de Ágreda, a la que atribuyeron –sin salir de su convento de Soria– la cristianización de indígenas en Nuevo México, Arizona y Texas gracias al don de la bilocación, el estar en dos sitios a la vez. Hasta el rey Felipe IV estaba tan convencido de que esto era así que incluso imprimió un documento memorial con la investigación que se hizo.

¿Y qué recomendarías visitar en Nuevo México?

Si nunca has estado en Nuevo México te recomiendo visitar Santa Fe. La capital cultural y administrativa es Albuquerque, pero Santa Fe es el lugar tradicional, en el que la cultura española del siglo XVII convive con la indígena americana. Es un lugar de contrastes absolutamente especial. Me identifico con el lema de Nuevo México, conocida como “Tierra de encantamiento”. El desierto, porque todo es desierto, es la tierra donde existen los espejismos, lo que crees saber, lo que te imaginas, y eso está en la epidermis de las gentes.

El desierto es la tierra donde existen los espejismos, lo que crees saber, lo que te imaginas, y eso está en la epidermis de las gentes.

Después de descubrir tantos rincones curiosos del planeta, ¿cuál es para ti la ciudad más enigmática?

La ciudad más enigmática es Roma. Se acumulan tantas cosas… He ido muchas veces y cada vez que veo el Vaticano no pienso en que es la sede de la Iglesia Católica ni en los Museos Vaticanos. Lo que veo es la Colina Vaticana. La palabra Vaticano viene de los vates, videntes que leían el futuro en las vísceras de los animales y que se encontraban allí. Ahora ese lugar de videntes está ocupado por sacerdotes que cuidan de las almas de los creyentes. Esa mezcla me parece muy evocadora, muy rica y estimulante.

Fotograma

Fotograma de uno de los capítulos de Otros mundos: señales

¿Qué recomiendas ver de Teruel, la ciudad donde naciste y de la que eres su mayor embajador?

Lo primero que llama la atención es su escudo, la estrella sobre el toro, ese “torico” que también está en medio de la Plaza Mayor. Remite a una leyenda del siglo XII cuando las tropas aragonesas sitiaron la zona para atacar el asentamiento árabe durante la Reconquista. Las crónicas cuentan que había un toro salvaje al que seguía una estrella. Pensaron que era una señal, un milagro y fue cuando atacaron y se creó Teruel. Me fascina que la ciudad en la que nací tenga en su escudo un ovni. Me predispuso claramente. Otra historia increíble es la de los amantes de Teruel. Es de visita imprescindible su mausoleo, pues en realidad no eran pareja y aún así fueron enterrados juntos. Su historia es la del amor cortés, intenso, que pudo influir en la literatura universal, como en el ‘Romeo y Julieta’, de Shakespeare. Poca broma lo que tenemos en Teruel. Y si tienes tiempo, una escapada a Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de España.

¿Algún último viaje reseñable en familia?

Mi último viaje ha sido idea de mi hija que, con 11 años, está fascinada con el Imperio Minoico, así que fuimos a la isla de Creta. Ella quería ir allí para explicarme el descubrimiento del Laberinto del Minotauro, de Minos (el rey de Creta). Sir Arthur Evans escribió su famoso libro sobre el tema a inicios del siglo XX. Así que nada de parques estilo Disney World. A mis hijos, pobres, los tengo condicionados. Pero creo que en el fondo es más estimulante este tipo de experiencias que un viaje a Disney World simplemente porque es de verdad.

Creo que en el fondo es más estimulante visitar lugares como Creta que un viaje a Disney World simplemente porque es de verdad.

¿Y tu próximo viaje qué aventuras te deparará?

Mi próximo viaje es a Bulgaria, a Sofía. Presento la edición búlgara de ‘El fuego invisible’. No había estado antes en Bulgaria y ya iba siendo hora porque han traducido toda mi obra. Tengo mucha curiosidad porque allí están los tracios, toda la historia vinculada con Alejandro Magno. Bulgaria es como el patio de atrás de Grecia, así que estaré como pez en el agua.

Escudo de Teruel

El escudo de Teruel con ¿un OVNI sobre el Torico?

Compártelo