Scot-car

Escocia estrena nueva ruta por carretera

La Heart 200 es perfecta para enamorarse hasta las trancas de los paisajes más espectaculares.

Este próximo 2020, Escocia se pone en modo de ‘road movie’ con una nueva ruta por carretera a través de Perth, Stirling, los Trossachs y Perthshire. Su trazado en el mapa recuerda en cierto modo a la silueta de un águila volando. Tal vez por ello, ese sea precisamente el logo de Heart 200. Como mínimo, evoca libertad.

 

La recién creada ruta para hacer en coche promete 200 millas (320 km) con algunos de los paisajes más espectaculares de Escocia. Incluye dos parques nacionales como son el Loch Lomond & The Trossachs y el Cairngorms, castillos de película, hotelazos de ensueño, destilerías tradicionales, pueblecitos y planes para urbanitas incansables. Lo mejor será preparar una lista de reproducción para que suenen los grandes éxitos 'on the road'. Por supuesto, que no falte Take me out de los escoceses Franz Ferdinand, ideal para devorar kilómetros. Sirva esta selección de lugares como aperitivo. 

 
1 / 5
 Doune Castle

Foto: iStock

1 / 5

Unas risas con Monty Python

No, esto no es Inglaterra, ni el año 932 A.D, ni por aquí anda el Rey Arturo y su grupo de amigos. Sin embargo, al llegar al imponente Doune Castle, eso es lo primero que se le viene a la cabeza a los viajeros más cinéfilos. Al menos, a los seguidores de los mítico humoristas Monty Python, quienes recordarán algunas escenas memorables de Monty Python and the Holy Grail, rodadas frente a este castillo del S. XIV. Efectivamente, éste no es un castillo más en Escocia, sino que es uno de los escenarios de rodaje más emblemáticos del país. Aquí también se han rodado el episodio piloto de Games of Thrones y varios de Outlander

AberfeldyCroft Moraig stone circle

Foto: iStock

2 / 5

Aberfeldy: whisky y literatura

La literatura y el whisky son dos de los tópicos del país. Y de ambos está bien servido el histórico pueblo de Aberfeldy, en la región de Perth and Kinross, pues pone título a un poema de Robert Burns y a una famosa destilería, que es todo un centro interpretativo de la bebida alcohólica más famosa de Escocia. Este es territorio para senderistas, con el Weem Forest Trail pasando por sus paisajes, los bucólicos Bolfracks Garden a orillas del río Tay y los alrededores enigmáticos del Lundin Farm Stone Circle. No se puede pasar por alto The Watermill, una librería encantadora que ocupa un antiguo molino en la que, además de libros, hay arte y una estupenda cafetería en la endulzar la tarde con uno de los pasteles de la casa.

castillo de Stirling

Foto: iStock

3 / 5

Antigua capital del Reino Escocés

Conocida en toda Escocia como la ‘Gateway to the Highlands’, Stirling es una ciudad histórica en cuyo horizonte destaca su castillo. Lleva en el mismo peñasco de basalto desde hace siglos y fue un escenario clave en las Guerras de Independencia de Escocia, de ahí que sea uno de los más importantes del país. Está bien conservado, así que bastará solo un poco de imaginación para viajar al s. XII, cuando fue residencia real. Pero Stirling es mucho más que su castillo, y sorprende al viajero con un punto de modernidad en las calles de los  alrededores de King Street y Murray Place.

Gleneagles Hotel

Foto: iStock

4 / 5

Un lugar mítico para los golfistas

Por muy interesante que esté la ruta hay que parar en algún momento. El Heart 200 tiene montones de propuestas de alojamiento; pero el Gleneagles destaca por encima de todos. Sigue igual de suntuoso que cuando se abrió en 1924. Por algo será que lo escogieron los mandatarios del G8 para reunirse en 2005. Los aficionados al golf tienen aquí uno de los paraísos de referencia de Escocia, pues el hotel cuenta con tres campos de golf y un campo de nueve hoyos. El hotel no es solo para los huéspedes, también es digno de hacer una parada para visitarlo: sus salones y restaurantes tienen una decoración exquisita y el spa es suficiente como para relajar las piernas tras pasar algunas horas en la carretera.

Loch leve-A lo Braveheart

Foto: iStock

5 / 5

A lo Braveheart

A través de la ruta Heart 200 se tiene la oportunidad de pasar por muchos paisajes que fueron lugar de rodaje de muchas películas famosas. Una de ellas, la épica Braveheart de Mel Gibson, ganadora del Premio de la Academia a la Mejor Película de 1995. La ubicación escogida para la producción fueron los alrededores del pintoresco Loch Leven. Bastará dar un vistazo a los paisajes para comprender el porqué de la elección.

ruta-gales

Escocia estrena nueva ruta por carretera

Compártelo