Inside out Este museo dedicado a la mente gana el premio de

Este museo dedicado a la mente es el Mejor Museo Europeo del año 2022

La 45 edición de los premios EMYA reconoce la importante labor social del neerlandés Museum of the Mind en una época en la que cada vez es más necesario visibilizar la salud mental.

Ni Van Gogh , ni Ana Frank, ni Rembrandt, ni todo el Siglo de Oro neerlandés, no, el galardón al Mejor Museo Europeo del año 2022 se lo ha llevado el Museum of the Mind de Países Bajos. El jurado del European Museum Forum destacó durante la gala celebrada en Tartu de la 45 edición de los premios EMYA que este museo supone “un gran avance en la humanización, no sólo de los museos médicos, sino de los museos en general”.

1 /5
la mente

Foto: Museum van de Geest

1 / 5

Un alucinante viaje al fondo de la mente

A lo largo de una visita al Museum van de Geest pueden ir surgiendo diversas preguntas: ¿Qué hay en tu mente?, ¿quién eres?, ¿a quién aprecias?, ¿a quién ves?, ¿quién cuida de tu mente?, ¿dices lo que realmente piensas? En definitiva, tal como se puede leer en la página del museo en internet: “nada es tan diverso, único, poderoso y al mismo tiempo tan vulnerable como la mente humana”.

Este Museo de la Mente tiene dos sedes, una en Haarlem y otra en Ámsterdam, en el Hermitage. La primera ha sido recientemente rehabilitada y su discurso está enfocado a llevar al visitante a descubrir su propia mente y la de los demás a través de propuestas artísticas e interactivas. Precisamente es la sede de Haarlem (a sólo 5 minutos a pie de la estación de tren) la que ha hecho que el museo haya sido reconocido con el importante galardón al ‘The European Museum of the Year Award'.

 
Museum van de Geest

Foto: Museum van de Geest

2 / 5

Una sede con mucha historia

El Museum van de Geest ocupa un edificio histórico de Haarlem con más de 700 años de história média, una arquitectura transitada por intensas capas históricas que ha albergado sucesivamente a leprosos y locos, e inadaptados, alcohólicos, prostitutas con sífilis, ancianos con demencia, vagabundos que perdieron el norte, gentes en crisis mental.

 
expo

Foto: Museum van de Geest

3 / 5

Objetivo: visibilizar la salud mental

Precisamente ese es uno de los valores destacados por la concesión del galardón: el trabajo intenso que hace el museo para visibilizar la salud mental. La renovación creativa de la sede en Haarlem llega en un momento clave para la sociedad y para los museos, en un mundo en el que una de cada cuatro personas sufrirá un trastorno de salud mental a lo largo de su vida en todo el mundo (según datos la Confederación Española Salud Mental España). Tal como reconoció el jurado, el mensaje del Museum van de Geest es que “los museos pueden ir más allá de los programas de salud mental para grupos pequeños y contribuir mucho más. Pueden ayudar a crear una sociedad más sana, encarnando una actitud humana, afectuosa y respetuosa hacia la humanidad en todos los aspectos de su trabajo”.

 
exposición

Foto: Museum van de Geest

4 / 5

En la mente de los otros

“Cuando pienso en música/Cuando pienso en granizo/Pienso en ti/solo en ti, solo en ti/Solo pienso en ti”, son los versos de un poema de Karlien de Wit (1980), poeta, periodista y persona con Down. El visitante lo puede escuchar en neerlandés, es una de las piezas de la colección del museo y permite meterse de una forma muy expresiva y lírica en su mente, reflexionar acerca de los sentimientos y de la vida, reconocernos en los otros, en todas esas personas que se aprecian en algunos momentos como ‘diferentes’.

entrada

Foto: Museum van de Geest

5 / 5

Artistas del otro lado

A lo largo de siglos y siglos de la medicina, la salud mental, el cuidado de la salud mental, el cuidado de personas mayores, el tratamiento de adicciones y la neurología han producido material histórico relacionado con la mente en todas sus facetas. En muchas ocasiones, todo ese material histórico puede llegar a tener una lectura artística, como objeto artístico, como pieza de un discurso estético: artistas del otro lado, como describe Raúl Quinto en “La canción de Nof4”, un artilugio ensayístico y poético acerca del arte que desarrolló el esquizofrénico Nannetti en el pabellón penitenciario del manicomio de Volterra. 

 

Es lo que hace el Museum van de Geest con todo su patrimonio histórico, que entra en diálogo con todo un catálogo de obras marginales, espontáneas y en ocasiones autodidactas que rompen el círculo habitual del arte profesional. Una colección asombrosa que provoca un viaje intenso hacia el espíritu humano. Como concluyó el jurado del European Museum Forum, una colección de obras “al que uno regresaría regularmente para encontrar nuevas respuestas y nuevas preguntas sobre la condición humana y para cultivar semillas de esperanza para un futuro mejor para uno mismo y la sociedad”. 

 

la mente