Mucho más que meninas

Los grafitis y murales que han convertido Galicia en un museo de arte urbano

Estos son los proyectos y aldeas que han convertido a la comunidad en uno de los escenarios grafiteros nacionales más vibrantes del momento.

Galicia es tierra de tradiciones, de paisajes bucólicos, aldeas, morriña. Sí, pero también es territorio grafitero. Galicia se ha convertido en un sorprendente centro del arte urbano en España. Desde el icónico mural de Julio César que Diego As pintó frente a la muralla de Lugo hasta la reciente consagración de los tres mejores grafitis del mundo, todos ellos gallegos, en el concurso internacional de Street Art Cities, el grafiti ha florecido en la región, otorgándole un estatus definitivo en el mundo del arte urbano.

Los mejores murales del 2023 son gallegos

En 2023, el Perla Mural Fest celebrado en Fene (A Coruña) añadió otra joya al paisaje urbano gallego. El mural de SFHIR, un violonchelo que cobra vida por la noche, se convirtió en el mejor del año, fusionando la música con la arquitectura de un edificio de nueve pisos. La creatividad del artista hizo que la obra trascendiera lo local hasta alcanzar el entusiasmo en los medios de comunicación internacionales, destacando la capacidad de Galicia para innovar en el mundo del grafiti.

Seguir viajando

El segundo grafiti elegido como mejor del mundo está en Nigrán, donde Lula Goce tiene su propio territorio. Su mural con el rostro de cinco niños y niñas pintados reflejaba la riqueza étnica y cultural del mundo y ya adelantaba mucho de lo que se ha visto con su reciente 'A Dona do Estuario', hiperrealismo combinado con poesía. Mientras que la muralla romana mejor conservada del mundo, la de Lugo, mira ahora también a otro de los mejores murales del mundo. Al imperial Julio César de Diego AS se le ha sumado la presencia de una guerrera castrexa, realizado por Manuel Pallín (Concepto Circo), tercero entre los mejores grafitis del 2023 escogidos por la comunidad Street Art Cities.

Seguir viajando

 

certamedesordescreativa_2023
Foto: DeOrdes Creativas

De festivales y colores

Hay que buscar los orígenes de esta exitosa escena en festivales de arte urbano que comenzaron en localidades tan pequeñas como la de Ordes, conocida como la aldea de los grafitis, donde el festival DeOrdes Creativas fue uno de los pioneros desde 2007, apenas una quedada entonces entre amigos, en transformar espacios urbanos abandonados en lienzos coloridos, atrayendo a artistas de Galicia y más allá. Este evento anual ha contribuido a la revitalización de la comunidad y a la creación de más de cien murales que narran historias diversas. 

Otro de los festivales que se organizan en territorio gallego tiene como escenario el pueblo de Carballo, donde el proyecto Derribando Muros con Pintura iniciado en 2013 busca curar las heridas urbanísticas de los años 60 y 70 mediante murales artísticos. Cada mayo, este proyecto atrae a artistas internacionales, transformando la localidad en un museo al aire libre.

Meninas en Ferrol
Foto: shutterstock

Del Barroco español a Banksy

Velázquez no podía imaginar que lo que estaba pintando en 1656 se iba a convertir en todo un icono pop, pero ahí están las Meninas de Canido, un proyecto que saltó al escenario internacional que nació impulsado por Eduardo Hermida en 2008 y que ha convertido a este barrio de Ferrol que antes solo visitaban un puñado de interesados en la biología que acudían al Museo de la Sociedad Galega de Historia Natural en todo un fenómeno social y turístico. 

Estas reinterpretaciones contemporáneas de las famosas meninas de Velázquez han atraído a visitantes de toda España, convirtiéndose en un referente turístico. También esperan que suceda algo igual en Verín, el más novísimo de los proyectos grafiteros en tierras gallegas. Allí la iniciativa consiste en replicar obras de Banksy en edificios degradados. La tarea la ha llevado el artista local Álex Araújo, quien se ha encargado de la reproducción de 23 obras icónicas del artista urbano más esquivo del panorama mundial. El resultado es una especie de museo al aire libre de facsímiles grafiteros que no solo busca rehabilitar espacios sino también educar a través del arte urbano. ¿Será Verín el último de los proyectos grafiteros que se puedan ver en Galicia?