Vuelta a casa

De Gran Canaria a Corea ¡en coche eléctrico!

Chang-Hyun Moon, conocido como Yuna, hará realidad el sueño de su padre a bordo de un Hyundai KONA 100% Eléctrico

De Gran Canaria a Busan

De Gran Canaria a Busan

Hace cuarenta años, el padre de Chang-Hyun Moon (Yuna) partió desde el puerto de Busan para dar la vuelta al mundo en el barco pesquero que capitaneaba. Surcó el Pacífico, el canal de Panamá y el Atlántico pero las circunstancias de la vida le hicieron parar y quedarse en Gran Canaria. Hoy, cuatro décadas después, su hijo ha decidido cumplir su sueño y hacerlo con un desafío extra: conduciendo un coche eléctrico con el que recorrerá más de 17.000 kilómetros.

El origen de todo esto siempre ha sido homenajear a mi padre fallecido, que en su día quiso dar la vuelta al mundo en barco que nunca pudo finalizar

"La idea inicial era hacer el viaje en mi coche particular, ya que el origen de todo esto siempre ha sido homenajear a mi padre fallecido, que en su día quiso dar la vuelta al mundo en barco. Mientras cursaba el Master de Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa me fui concienciando sobre la importancia de respetar el medio ambiente. Así me convencí de que sería una buena idea realizar esta aventura en coche eléctrico" asegura Yuna a Viajes National Geographic.

Una aventura que parecía un imposible hace unos años pero que es factible gracias a la batería de litio de 64Kw/h que entrega una potencia de 204 CV y 449 kilómetros de autonomía que tiene el KONA eléctrico.

Road to Busan

De puerto a puerto, de Las Palmas de Gran Canaria a Busan. 

La ruta recorrerá Marruecos, España, Gibraltar, Francia, Mónaco, Italia, Suiza, Liechstenstein, Alemania, Austria, Hungría, Eslovenia, Croacia, Eslovaquia, República Checa, Polonia, Lituania, Letonia, Rusia, Kazajistán y China, desde donde cruzará hasta Corea del Sur. "La primera parte del viaje es en territorio europeo y, por eso, tal vez la travesía y organización sean más fáciles" confiesa Yuna. "Desde que se salgamos de Europa las cosas se complicarán un poco. A partir de la ahí el viaje se convertirá en una auténtica aventura. Durante toda la travesía deberemos estar atentos ante cualquier imprevisto que complique la expedición. No obstante, me emociona saber que antes estos casos deberemos improvisar y barajar todas las alternativas necesarias para asegurar el éxito de nuestra aventura pues, de un modo u otro, lo único que importa es llegar a Busan".

Pero, más allá de la proeza, lo que le impulsa a Yuna es el corazón: "Lo primero que haré cuando llegue a Corea será dirigirme al puerto de Busan, desde donde zarpó mi padre hace casi medio siglo. Así cumpliré mi promesa de cumplir su sueño. Después iré a visitar a mi familia, que hace unos cuantos años que no veo" confiesa. "Además, podré generar contenidos muy valiosos para "Queridos Nietos", el documental sobre sostenibilidad que vamos a filmar durante el viaje" sentencia.

Compártelo